domingo 20 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Esta mañana

El obispo celebró la Misa por los fieles difuntos en el cementerio

"Jesús es quien genera el vínculo entre nosotros con aquellos que han dejado este mundo y fueron al encuentro de Dios en la espera de la Resurrección final", dijo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Este miércoles 2 de noviembre, en todas las comunidades parroquiales de la diócesis, la feligresía católica conmemora a los fieles difuntos. A hora temprana, el obispo diocesano, Mons. Luis Urbanc, presidió la Santa Misa en la capilla del cementerio municipal de la ciudad capital, que congregó a un gran número de personas que llegaron a la necrópolis a visitar y a rezar por sus seres queridos fallecidos. En su reflexión, el pastor diocesano se refirió a la esperanza en la resurrección de los muertos, porque “la muerte vino por un hombre: Adán, y también por un hombre, porque el Hijo de Dios se hizo uno de nosotros, entró la vida en el mundo, y así todos reviviremos en Cristo”, dijo.

“Estamos aquí congregados, en el cementerio, porque Cristo está Vivo, porque creemos en Cristo Resucitado, ése es el gran cambio, la gran realidad”, expresó, agregando que “el único que tuvo el poder en la historia de la humanidad de salir de un sepulcro es Jesús, porque es Dios. Él pudo levantar ese cuerpo que había asumido, lo pudo volver a la vida, lo transformó, porque ya no está sometido ni al dolor, ni al sufrimiento, ni a la muerte, ni a las contingencias del tiempo ni del espacio”.

En otro tramo de la homilía rogó “al Espíritu Santo que nos ilumine sobre esta verdad del Cristo Vivo, Resucitado. Seguimos rezando, pidiendo por el eterno descanso de los fieles difuntos, nos vinculamos con ellos, nuestro afecto sigue unido a esos hermanos que nos han precedido, porque Jesús está Vivo, y es él quien genera este vínculo entre nosotros con aquellos que han dejado este mundo y fueron al encuentro de Dios en la espera de la Resurrección final”.

image.png

Luego de la celebración eucarística, Mons. Urbanc se trasladó hasta el Panteón del Clero diocesano, donde realizó una oración y bendijo este lugar acompañado por algunos fieles.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
se inicia la vinculacion del acueducto con la red de agua de zona norte

Te Puede Interesar