sábado 21 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Fuerte temporal ocasionó graves desastres en el Valle Central

El día después

Las zonas más afectadas fueron Capital, Valle Viejo y Saujil. Más de 200 familias necesitaron asistencia. Cayeron 47 mm de lluvia en pocos minutos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un fuerte temporal ocasionó importantes daños la noche del martes. El Valle Central se vio azotado por un terrible temporal de lluvia, viento y granizo que causó grandes destrozos. Con ráfagas que superaron los 80 km/h y una lluvia intensa, la ciudad se volvió intransitable en horas de la noche.

En diálogo con El Ancasti, Uriel Flores, responsable del Observatorio Climatológico de la UNCA, detalló que las precipitaciones en Capital fueron de 47,0 mm, llegando así a los 101 mm durante el mes de enero. Cabe destacar, que el promedio mensual habitual estimado de lluvias acumuladas para el mes de enero es de 80 mm.

Desde la Dirección de Acción Social Directa de la Provincia informaron que tras realizar relevamientos en Capital, Valle Viejo y Saujil, hay más de 200 familias que necesitaron asistencia.

En Capital las zonas más afectadas fueron avenida Güemes y calle Buenos Aires, donde se registraron seis cuadras con pérdidas totales debido a la caída de pilares de luz; también los barrios Portal del Norte, Portal Sur, La Ribera y Gauchito Gil.

En Valle Viejo, las zonas más afectadas fueron Sumalao, Los Plateados, Los Bajos, la zona detrás del cementerio y Las Vías este y oeste. En Saujil, aproximadamente 10 familias se vieron afectadas por el temporal.

Al respecto, Paulo Carabús, director general de Obras del Municipio de la Capital, dijo: “No me ha tocado vivir anteriormente una situación de esta envergadura; la verdad que nos sorprendió, fue muy fuerte el temporal y todavía nos estamos anoticiando del daño que ocasionó. Las prioridades en este momento son identificar los choques eléctricos; detectar pérdidas de agua, desagües pluviales que han sido obstruidos y la vegetación de ramas que han caído. Queremos despejar todos los problemas de riesgo directo”.

Por su parte, Mariela Romero, secretaria de Protección Ciudadana, se refirió a las consecuencias que trajo la tormenta y destacó que no se identificaron víctimas fatales: “Ha habido consecuencias graves en algunos casos, postes caídos sobre vehículos, gran cantidad de árboles en las calles. Desde la Municipalidad de la Capital apenas terminó el temporal hemos salido a hacer un relevamiento en terreno para ver los daños ocasionados, muchos lugares han sido vallados. Nos reunimos con el Comité de Crisis de la Provincia para trabajar en conjunto”.

“Pedimos a la población que tenga un poquito de paciencia, ya que están todas las áreas trabajando en el tema, inclusive aquellas áreas que no se encuentran afectadas han colaborado para que todo sea más rápido” expresó.

Fenómeno de la “Alta Boliviana”

De acuerdo con información obtenida por el Observatorio Climatológico de la UNCA, la tormenta del día martes se trataría de un frente de masa de aire asociado a la “Alta Boliviana”. El licenciado Uriel Flores, responsable del Observatorio, realizó un análisis de este fenómeno.

En verano, un sistema meteorológico que incide no sólo en el tiempo atmosférico en el norte de Argentina, sino también en gran parte de América del Sur, es conocido como “Alta Boliviana”. Esta circulación anticiclónica de altura (celda de alta presión) en la troposfera superior, en la troposfera inferior aparece una baja presión denominada “Baja del Chaco”, que influencia fuertemente el régimen de precipitación del norte del país, y más específicamente en nuestra provincia.

Cuando el centro de “alta presión de Bolivia” se encuentra más al sur, la circulación del este transporta humedad favoreciendo la formación de tempestades. Si esta circulación se encuentra posicionada más al norte, el viento del sudoeste con menos humedad llega a la región, por lo que no habrá combustible necesario para la formación de temporales de precipitaciones durante horas del mediodía y la tarde. Esta situación origina este tipo de episodios con acumulados de milímetros con lluvias intensas.

Las intensas tormentas que pueden formarse producto de la “Alta de Bolivia” asociada, o no, a la variabilidad y/o el cambio climático durante la época de verano llevan una carga alta de humedad hacia el desierto, provocando fuertes lluvias, actividad eléctrica, rayos e incluso granizo.

Ante esto se debe, desde los distintos organismos tanto en orden provincial como municipal, llevar a cabo distintas acciones que canalicen condiciones de disminuir el riesgo y la vulnerabilidad social ante hechos y episodios de grandes inundaciones, como vienen ocurriendo en los últimos años, en un contexto de variabilidad alta, calentamiento global y cambio climático.

Los números telefónicos que se encuentran a disposición para advertir sobre los desastres que ha dejado la tormenta son: Policía 911, Defensa Civil 103.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
fuerte temblor en santiago del estero se sintio en catamarca

Te Puede Interesar