lunes 17 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Existe una gran brecha en el acceso a la nueva tecnología

Principalmente tiene que ver con el contacto con las computadoras. En el Noroeste, sólo el 10 por ciento de los hogares tiene una. Para Filmus, la escuela debe garantizar el acceso.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de septiembre de 2006 - 00:00
Un sondeo acerca de los consumos culturales fue realizado por el Ministerio de Educación de la Nación. El estudio demuestra que los chicos de 11 a 17 años tienen acceso a la televisión y la radio, sin embargo quedó en evidencia la gran brecha que existe en el acceso a la computadora entre los segmentos más ricos y más pobres del país.

“Las brechas más grandes se vieron en el segmento de las computadoras. Los sectores populares tienen el 2 por ciento de acceso a Internet en la casa, que es casi inexistente, y dicen que los chicos llegan a la escuela sabiendo computación; sólo el 30 por ciento de ellos tiene computadora en la casa, y si no accede en la escuela a esa tecnología, directamente no puede acceder”.

En términos generales, éste es el resultado de una encuesta realizada por el Ministerio de Educación de la Nación sobre los consumos culturales de los chicos entre los 11 y 17 años.

La frase textual pertenece al titular de la cartera educativa, Daniel Filmus, quien explicó que “la presencia de las computadoras en las casas deben ser políticas de Estado y no deben quedar libradas al mercado porque algunos pueden y otros no. Es parte de una estrategia de desarrollo”.

Según los guarismos que arrojó este estudio impulsado por el programa Escuelas y Medios, que depende del Ministerio de Educación de la Nación y que está a cargo de Roxana Morduchowicz, se comenzó a elaborar en noviembre pasado y el trabajo de campo abarcó entre abril y julio últimos.

La financiación de esta encuesta corrió por cuenta de cuatro empresas, Arcor, Telecom, Petrobrás y Banco de la Nación; y los resultados del estudio permitieron conocer los gustos y costumbres de este universo de la población argentina, del que hasta ahora no se tenían datos.

Para realizar el relevamiento se contrastaron sondeos de Francia y el Reino Unido que permitieron ver que sólo el 15 por ciento de los chicos argentinos fueron al teatro una vez en su vida, mientras que en los países de Europa ese porcentaje es del ciento por ciento entre los adolescentes.

El estudio se centró sobre la identidad cultural de los jóvenes, qué medios eligen, cuánto tiempo pasan con ellos, para qué los utilizan, cómo los usan y cuáles son los contenidos que más disfrutan: qué programas miran en TV, qué películas ven, qué música escuchan, qué libros leen y qué hacen con Internet. Para ello se realizaron más de 100 preguntas en 3.300 hogares argentinos, en todas las capitales de provincias y áreas urbanas relevantes.



Los “más democráticos”

Según Morduchowicz, la radio y la televisión son los medios de comunicación “más democráticos” ya que casi el ciento por ciento de los chicos argentinos tiene acceso en sus casas. Sin embargo el acceso a Internet y las computadoras es relativamente bajo, ronda el 15 y el 30 por ciento, respectivamente.

Si estos indicadores se diferencian por condición social, los chicos con más recursos tienen más relación con productos tecnológicos que los segmentos más pobres.

Un chico en promedio pasa unas seis horas delante del televisor y gran parte de ese tiempo lo realiza junto a familiares. Junto con la televisión, los chicos también eligen escuchar música y ver películas.

Tanto en el cine como en la lectura, los géneros que más les gustan son la ciencia ficción y el terror. Además, cuando leen un diario se vuelcan a la sección de los deportes e información general; mientras que en las revistas los temas favoritos son las historietas y los espectáculos.

Volviendo a la brecha tecnológica, los chicos con más recursos tienen acceso a la computadora desde sus casas mientras que los de bajo recursos utilizan los ciber. En ambos casos, el 65 por ciento de ellos, lo que más utiliza es el chat y en segundo lugar, con un 55 por ciento, los juegos.



Tecnología y libros

Morduchowicz destacó que esta encuesta rompió viejos mitos escolares con respecto a los adolescentes argentinos. “Ver más televisión no quiere decir que no lean”, afirmó, ya que “los chicos que ven entre 4 a 6 horas la televisión leen la misma cantidad de libros de los que ven una hora diaria de TV”.
Temas

Te Puede Interesar