sábado 24 de febrero de 2024
Resolución del Juzgado Comercial

Subastarán un Mercedes Benz de Edgar Bacchiani

El vehículo será rematado con una base de 24 millones de pesos. Además, tiene una deuda impositiva por 300 mil pesos. El rodado está embargado.

La Justicia Comercial ordenó la subasta de un automóvil marca Mercedes Benz perteneciente a Edgar Adhemar Bacchiani, el dueño de la financiera Adhemar Capital, quien está procesado con prisión preventiva en el Servicio Penitenciario Provincial.

La jueza de Primera Instancia N° 1, María Virginia Cano ordenó que el próximo 19 de diciembre se remate un automóvil Mercedes Benz A90 - A250 Sport con la base de 24 millones de pesos y que además registra deuda en concepto de impuesto automotor por más de 300 mil pesos y se encuentra embargado. El adquiriente en subasta deberá abonar la totalidad de la deuda.

Entre las condiciones publicadas en el Boletín Oficial se informó que la venta se llevará a cabo al contado, al mejor postor y dinero en efectivo, “con una seña del 10% en el acto del remate y el saldo deberá ser depositado a la orden del Juzgado en el plazo del quinto día de aprobada la subasta”.

A fines de julio se había concretado la subasta de bienes inmuebles que estaban a nombre de Bacchiani, entre los que se encontraba la casa de la expareja del trader, Sofía Piña. Fueron rematados tres lotes con construcción ubicados en avenida Intendente Lascano, en la zona oeste de la Ciudad Capital, con una base de 75 millones de pesos. También se rematará una propiedad en el sector de Los Kinesiólogos, en Sumalao, con una base de $3.700.000; y una casa ubicada en calle Henry Saint Clair de esta ciudad Capital, con una base en $60.000.000. Este último inmueble es ocupado por Sofía Piña, expareja de Bacchiani y tres menores de edad. Es el domicilio en el que se encontraba Bacchiani cuando fue detenido por personal de Gendarmería Nacional, el 22 de abril del 2022.

La segunda subasta de bienes de la empresa Adhemar Capital SRL fue realizada el 30 de mayo. En la ocasión se expusieron 28 lotes con muebles bienes de las oficinas donde funcionaba la empresa de Bacchiani.

Los lotes estaban integrados por sillas de oficina, sillas plásticas, escritorios, muebles, una cafetera, una máquina juguera, un carro bar, tachos de basura y papeleros, entre otros objetos.

La causa penal

El 6 de octubre el juez Federal Miguel Ángel Contreras confirmó el procesamiento para Bacchiani y los once laderos. El pedido de procesamiento había sido realizado en agosto por el fiscal Rafael Vehils Ruiz.

Bacchiani fue procesado por "intermediación financiera no autorizada, en concurso ideal con lavado de activos y defraudación, todo en concurso real, con asociación Ilícita, en carácter de coautor". José Armando Blas en su carácter de gerente regional continuará detenido con prisión domiciliaria".

A Franco Alexis Sarroca, que operó como gerente de la casa matriz en Catamarca, lo procesó y seguirá con prisión domiciliaria por cuestiones de salud. En igual situación se encuentra Zaraive Celeste Garcés Rusa, expareja de Bacchiani y socia minoritaria de la empresa, quien está detenida con prisión domiciliaria con permiso para trabajar.

Lucas Retamozo, quien era abogado de la empresa y defensor de Bacchiani en sus causas penales, fue procesado con prisión domiciliaria como "partícipe necesario de defraudación e insolvencia fraudulenta, en concurso real, intermediación financiera no autorizada agravada, estafa, lavado de activos, insolvencia fraudulenta y asociación ilícita".

Por otra parte, el juez procesó sin prisión preventiva a Iván Segovia y a la gerenta de la sucursal de Tucumán, Sofía Aylan.

En cuanto a la gerenta de la sucursal recaudadora de Córdoba, Aldana Donato, ella también quedó procesada. Otra expareja de Bacchiani, la abogada Sofía Piña, fue procesada como "coautora del delito de intermediación financiera sin autorización agravada en concurso ideal, con lavado de activos y defraudación, todo en concurso real". Los imputados Pablo Daniel Olmi, Franco Javier Brey y Ernesto Washington Erdbercher Denett, terminaron procesados por "intermediación financiera no autorizada y defraudación en concurso ideal, con el delito de asociación ilícita en concurso real".

Seguí leyendo

Te Puede Interesar