domingo 25 de febrero de 2024
A casi un año del crimen

Se confirmó el crimen del ministro Juan Carlos Rojas y "no hay ni una hipótesis"

La Junta Médica de la Corte de Justicia de la Nación confirmó que el ministro de Desarrollo Social fue víctima de un asesinato. Hay una persona sospechosa pero no hay detenidos.

Una hipótesis es una “suposición hecha a partir de unos datos que sirve de base para iniciar una investigación o una argumentación”. El próximo 3 de diciembre se cumple un año de la muerte del ministro de Desarrollo Social Juan Carlos Rojas y no hay una hipótesis sobre las circunstancias de su fallecimiento. Recientemente, la Junta Médica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó que “Rojitas” –como era conocido el también secretario General de la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA)- fue víctima de un homicidio. En este análisis, participaron forenses de la Corte de Justicia junto con el forense Juan José Fenoglio, reconocido por su intervención en casos resonantes como el de Fernando Báez Sosa. Fenoglio actuó como perito de parte representando a los hijos del ministro. El cuerpo de Rojas fue hallado al día siguiente, el domingo 4 de diciembre. La primera versión fue que la muerte se debió a causas naturales. Sin embargo, con correr de las horas, el fiscal de Instrucción Laureano Palacios ordenó la autopsia. Las primeras conclusiones daban cuenta de una muerte violenta. La segunda autopsia complementó a la primera: Rojas fue asesinado.

Iván Sarquís, abogado de la querella, consultado por El Ancasti, indicó, de acuerdo con la resolución de este cuerpo forense que confirma el homicidio, que ratifica el informe de la segunda autopsia. En la primera autopsia, precisó, se indicaron lesiones y una fractura en la base del cráneo. La segunda autopsia detalla que “Juan Carlos Rojas murió asesinado por un golpe en la base del cráneo y que su cuerpo presentaba más lesiones y marcas de arrastre. “Está confirmado el homicidio”, remarcó.

Además, recordó que la querella impulsa dos causas, el homicidio y el encubrimiento. “Para la familia siempre hubo un homicidio y al menos una tentativa para ocultar el crimen. Hubo muchos errores procedimentales en la investigación. Por eso, se considera el encubrimiento”, comentó.

Ambas causas son investigadas por el fiscal de Instrucción de Quinta Nominación, Hugo Leandro Costilla. “La causa sigue sin avances”, sostuvo el abogado. Ante la falta de respuestas, la querella había solicitado recusar al representante del Ministerio Público Fiscal. No obstante, el juez de Control de Garantías de Tercera Nominación, Lucas Vaccaroni rechazó el planteo. Esta resolución de recusación no puede ser apelada.

En materia de investigación, Sarquís admitió que algunas cuestiones se van descartando. La autopsia psicológica posmortem fue una de las pericias solicitadas pero aún no se finalizó. “Hay informes dubitativos y el fiscal necesita certezas. A la fecha, no hay ni una hipótesis. Hay que aunar esfuerzos. No se trabajó con Desarrollo Social. Hay trazos de encubrimiento. Esto requiere capacidad económica y poder para quebrar la voluntad. Resulta sorprendente el nivel de yerros y omisiones”, consideró.

Sin detenidos

Silvina Nieva es, hasta el momento, la única sospechosa del crimen de Rojas. La mujer fue arrestada el miércoles 7 de diciembre, por la tarde. De acuerdo con los primeros elementos que surgieron en la causa, con el correr de las horas pasó a calidad de detenida. El fiscal Palacios la había imputado por el delito de “homicidio doblemente agravado por mediar relación de pareja y por alevosía”. Las contradicciones en su declaración, su presencia en la casa de Rojas según el registro de una cámara de seguridad y las pericias al celular de la víctima y otras personas, fueron determinantes para su arresto. El análisis en las prendas de vestir secuestradas a Nieva y otros elementos encontrados en su domicilio terminaron de cercar su fuerte vinculación con el hecho de sangre. Sin embargo, una semana después, recuperó la libertad. El decreto de detención fue nulo ante la falta de firmas del fiscal de la causa y de su secretario.

Casi un año sin respuestas

El 4 de diciembre fue encontrado muerto en su casa el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Juan Carlos Rojas.

El 5 de diciembre, el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo sorprendía a todos afirmando que "a Rojitas lo mataron". En esa misma jornada, el fiscal Laureano Palacios ordenaba la segunda autopsia donde se corrobora que efectivamente la muerte del ministro fue un homicidio.

El 7 de diciembre arrestan a Silvina Nieva. Se la imputa por “homicidio doblemente calificado”.

El 14 de diciembre se realiza la audiencia de Control de Detención, donde el juez de Control de Garantías Lucas Vaccaroni ordena la inmediata liberación de Nieva, tras detectar que la detención no fue firmada por el fiscal Laureano Palacios ni por su secretario.

16 de diciembre. Desde la Procuración General se dispuso el cese de la intervención, en esta causa, del fiscal Palacios. A la vez, se designó al fiscal Costilla a cargo de la investigación.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
alerta en la peatonal rivadavia por ataques de grupos piranas

Te Puede Interesar