miércoles 3 de abril de 2024
Abuso sexual eclesiástico

Rechazan el segundo planteo presentado por la defensa del cura Renato Rasgido

Está imputado por “abuso sexual simple agravado en concurso ideal en grado de autor” y “abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal", ambos con "corrupción de menores”.

En el juicio por abuso sexual eclesiástico que tiene al sacerdote Renato Rasgido como acusado por delitos contra la integridad sexual de un adolescente, el martes el abogado defensor Luciano Rojas, planteó una nulidad absoluta por "falsa fundamentación".

El pedido fue desestimado por el Ministerio Público Fiscal como por la querella por considerarlo un planteo dilatorio y ayer, en el quinto día de debate, el Tribunal integrado por los jueces Miguel Lozano Gilyam, Silvio Martoccia y Mauricio Navarro Foressi, resolvió rechazar el planteo para luego pasar a un cuarto intermedio.

Por unanimidad, los magistrados resolvieron rechazar por improcedente el planteo de nulidad absoluta con relación a la falsa fundamentación. A la vez, se dispuso continuar con el proceso de debate.

Tras el rechazo, el Tribunal pasó a un cuarto intermedio y la audiencia se reanudará el martes 27 a las 8.30. Se prevé que en la sexta jornada, el acusado tendrá la oportunidad de declarar o de abstenerse.

De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, la defensa advirtió que no se establece límite para la interposición de nulidad absoluta y exigió la fundamentación de la acusación.

La fundamentación no puede ser contradictoria ni alterar, afectar o transgredir el derecho de defensa; es decir, debe ser precisa.

Para la defensa, el sacerdote no podría defenderse de la acusación porque los fundamentos no serían propios a los hechos que se le reprochan. La defensa insistió en que tal fundamentación es de gravedad.

A su turno, el fiscal de Cámara Augusto Barros y la abogada de la querella Silvia Barrientos rechazaron el planteo. Tanto para el Ministerio Público Fiscal como para la querella, el planteo es dilatorio.

El Tribunal indicó que el planteo de nulidad de la defensa es una reedición de planteos anteriores que fueron resueltos por el Juzgado de Control de Garantías Laboral y Menores de la Segunda Circunscripción Judicial de Andalgalá.

Estas resoluciones se encuentran firmes como también está firme la elevación de la causa a juicio. Por ello, los magistrados consideraron que el agravio no puede prosperar.

A la vez, se indicó que la acusación fiscal reúne los mínimos requisitos establecidos y que de acuerdo con lo dispuesto en la norma de rigor, la acusación cuenta con dos instancias.

Una de éstas es el requerimiento de elevación a juicio y la otra es el alegato final en el debate. Es decir, la acusación original es provisoria teniéndose en cuenta que el Ministerio Público Fiscal está habilitado para ampliar o modificar la acusación durante el juicio.

Ante este panorama, las eventuales contradicciones que postula la defensa son cuestiones de hecho. Durante el debate -que por el tipo de delito se desarrolla a puertas cerradas-, se ventilará la prueba obtenida.

Cuando finalice esta etapa podrán realizarse las valoraciones propias para que el Ministerio Público Fiscal y la querella efectúen (o no) la acusación pertinente.

Acusado con sotana

Renato Rasgido es el primer sacerdote denunciado por abuso sexual eclesiástico. La denuncia fue presentada en marzo de 2014 en Andalgalá. La semana pasada se convirtió en el segundo cura en ocupar el banquillo de los acusados para responder por delitos contra la integridad sexual.

Debe responder por “abuso sexual simple agravado en concurso ideal con corrupción de menores en grado de autor” y “abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con corrupción de menores”.

Declaración

De acuerdo a la información a la que pudo acceder El Ancasti, el denunciante junto a su abogada, Silvia Barrientos, la referente en Catamarca de la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos de Argentina, Alejandra Carrizo; y los psicólogos Mauricio Arce, Carmen Rodríguez y Cristina Ibáñez se preparan para la audiencia del martes cuando se prevé que brindará su versión de los hechos. "Estamos muy expectantes, muy ansiosos, acompañando sobre todo a la víctima y esperando que se haga justicia después de 10 años de espera”, remarcó Barrientos.

Por su parte, Carrizo indicó que están abocados a las tareas organizativas que apuntan a que el denunciante se contextualice y conozca el lugar donde se realiza el proceso.

A su vez, Rodríguez dijo que el acompañamiento psicológico es porque “en estos casos, el testigo es portador de una prueba y esa prueba se transforma en una narrativa que revive hechos”.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
robo un celular y  le fisuraron el craneo

Te Puede Interesar