lunes 8 de abril de 2024
La agresión sexual sucedió en octubre de 2021, en Andalgalá

Policía condenado por abuso presentó un recurso de casación

La Cámara de Sentencia en lo Criminal de Tercera Nominación le impuso una pena de nueve años de prisión.

En noviembre del año pasado, la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Tercera Nominación halló culpable al policía Lucas Matías Oscar Estévez en el delito de “abuso sexual con acceso carnal”. En consecuencia, se lo condenó a la pena de nueve años de prisión.

El Tribunal estuvo integrado por los jueces Marcelo Soria, Patricia Olmi y Jorge Palacios. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal de Cámara Miguel Mauvecín, quien estuvo acompañado por la abogada de la querella Selene Herrera Agüero. El abogado del foro local Juan Pablo Morales defendió al acusado.

Estévez es un policía que al momento de la denuncia contaba con 11 años de servicio y con el retiro en trámite por carpeta médica. La denunciante –una persona que conocía a Estévez- se habría contactado con el acusado para encargarle la impresión de unos trabajos. Cuando ella fue a retirar los papeles, el denunciado aprovechó para someterla sexualmente.

De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, días pasados, ingresó a la Corte de Justicia de Catamarca un recurso de casación, presentado por la defensa de Estévez. La Sala Penal, integrada por los ministros Hernán Martel, Verónica Saldaño y Fernanda Rosales Andreotti deberán responder el planteo. El hecho por el que Estévez respondió sucedió en octubre de 2021, en Andalgalá. Desde entonces, está privado de la libertad.

“En este hecho es importante citar el relato de la víctima, quien brindó en forma contundente las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrió el suceso, describiendo la existencia de abuso que la tuvo como víctima por parte de Estévez. Quedó comprobado el estado emocional y cómo se encuentra afectada por la situación vivida. Lo expresado por la víctima se corrobora por los informes médicos”, se remarcó con los fundamentos de la condena. El voto fue elaborado por la jueza Olmi.

Se valoraron los informes médicos porque, al margen de las cuestiones técnicas, quedó plasmado el detrimento físico que tuvo la víctima al momento de ser sometida sexualmente por el acusado. Esta agresión produjo lesiones que se condicen con el relato de la denunciante. A las marcas corporales, se le suma el estado emocional en el que se encontraba. “Estaba angustiada. Llegó a la guardia llorando. Tenía una marca en los brazos como si la hubiesen apretado”, se describió. Para el Tribunal no había dudas, “se logró confirmar que fue abusada”.

“La víctima ha colaborado en la investigación. Se consideran verosímiles las expresiones aportadas por ella por la naturalidad. En el marco de confianza que le brindaron, pudo expresar lo vivido consultando a unos policías que encontró cuando fue a realizar las compras al otro día (quienes la llevaron hasta la comisaría) como a las profesionales que la entrevistaron. Estévez aprovechó el trabajo encargado por la denunciante, el que fuera a buscar a la noche por su domicilio, para allí proceder a vulnerarla sexualmente. Ella se resistió, como se pudo corroborar con el examen médico que da cuenta de la lesión en el brazo. Es compatible ello con el forcejeo descripto (por los informes). Los profesionales que asistieron a la víctima y evaluaron emitieron su apreciación y conclusión. Su opinión guarda armonía con lo percibido por el Tribunal, lo que me lleva a una segura conclusión para afirmar que el hecho ha existido, como la responsabilidad del acusado”, se concluyó.

Violencia sexual

La violencia sexual es cualquier actividad o contacto sexual que ocurre sin consentimiento. Puede involucrar fuerza física o amenazas.

Las Naciones Unidas definen la violencia contra la mujer como "todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada".

Ante un hecho de violencia sexual nunca es culpa de la víctima. Es un delito que se debe denunciar.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Secuestro. En allanamientos realizados el sábado en la Capital.

Te Puede Interesar