lunes 23 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Riesgo de derrumbe

Pide una solución ante el agrietamiento de su casa

En el inmueble del barrio 50 vv. norte viven 12 personas y desde hace semanas se agrietó. No tienen respuestas del IPV.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La familia Quiroga Roberts vive días angustiantes en este fin de año. Es que desde hace 3 semanas las paredes de su hogar en el barrio 50 viviendas Norte (casa Nº 24 - licitación Nº 115) se empezaron a agrietar y actualmente la casa está inhabitable y corre peligro de derrumbe. A pesar de que siguen pagando la casa en el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) no obtuvieron respuestas y la situación se torna cada vez más desesperante.

Florencia Quiroga, le contó a EL ANCASTI la situación que atraviesan las 3 familias que conviven en esa vivienda. Es que en la casa que les fue entregada hace 15 años y aún siguen pagando, habitan 7 niños y 5 adultos.

“Hace 3 semanas empezamos a notar humedad en la vivienda, que día a día avanzaba cada vez más. Luego empezaron a aparecer las grietas en las paredes, que se volvieron cada vez más profundas”, empezó el relato.

Ante el avance galopante y el desesperado pedido de asistencia por parte de algún organismo del Estado, la familia decidió pedir ayuda en Desarrollo Social. Desde ese Ministerio enviaron un técnico para que revise la situación de la vivienda. “El técnico nos dijo que debemos desalojar la casa de manera urgente porque corre peligro de derrumbe. Las plataformas están partidas y nos tenemos que ir sí o sí. El técnico nos dijo que hoy, mañana o pasado se nos puede caer la casa y no conseguimos respuesta de nada”, expresó desesperada.

Es que, ante este panorama Florencia recorrió las oficinas del IPV en el CAPE pero no consiguió que la atendieran. Durante toda esta semana fue allí pero nadie la escuchó y teme que su reclamo no sea resuelto hasta febrero.

Incluso contó que no tienen dónde ir, ya que estuvieron en la búsqueda de alquileres pero en muchos casos no quieren aceptar niños en las pocas viviendas disponibles para rentar, además de los excesivos requisitos que se piden. “Estamos a la deriva”, indicó.

La casa les había sido entregada hace 15 años y si bien al poco tiempo empezaron a notar vestigios de humedad en las paredes, la cuestión se solucionó cuando personal de Aguas de Catamarca detectó que había un problema con la fosa de la vivienda que estaba desbordada (producto de un problema en las cloacas instaladas por la empresa en el barrio), lo que terminaba afectando a la casa. Tras ello el IPV realizó pilones alrededor de la casa y luego no tuvieron más problemas hasta el mes pasado, cuando el avance de las filtraciones en las paredes se volvió galopante.

“Hace 3 semanas comenzó la humedad y hace una semana se empezó a deteriorar muy fuerte todo. Necesitamos una respuesta urgente, ya no sabemos a quién más recurrir”, lamentó.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar