martes 16 de abril de 2024
Cámara Penal 3

"Para mí, le pegó la otra guardia, la de la noche"

Declaró uno de los dos policías acusados por "vejaciones" y "lesiones graves" y contó su versión de los hechos.

En la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Tercera Nominación se dio continuidad al debate que tiene a tres personas compartiendo el banquillo de los acusados. Dos de ellos son policías. Los numerarios Jonathan Gabriel Ochoa y Ángel González fueron imputados por “vejaciones” y “lesiones graves en concurso ideal en calidad de coautores”. Además, Ochoa suma otra acusación, “lesiones graves calificadas por ser cometidas en ocasión de un espectáculo deportivo”, por un hecho de noviembre de 2021. Víctor Espeche, el tercer acusado, debe responder por "lesiones leves calificadas por ser cometidas en ocasión de un espectáculo deportivo".

El Tribunal está integrado por los jueces Patricia Olmi, Jorge Palacios y Marcelo Soria. El Ministerio Público Fiscal es representado por el fiscal Miguel Mauvecín. El abogado Víctor García defiende a Espeche; el abogado Juan Pablo Morales asiste a Ochoa y los abogados Leandro Robledo y Herman Zalazar asisten a González. Hoy declaró el policía Ochoa, el imputado por los dos hechos. Con relación al episodio de marzo de 2013 –él y su compañero González fueron sindicados como los responsables de la demora violenta de un adolescente, en la esquina de Avenida Belgrano y Maipú-, dio detalles de cómo fue el procedimiento. El policía negó la acusación y aseguró que el chico no tenía lesiones al momento de la demora. “Para mí, le pegó la otra guardia, la de la noche”, indicó.

Al respecto, durante la primera jornada, su compañero González declaró que recorrían esa zona por pedido especial de la Jefatura de Policía. Reconoció que sí se trató de reducir al adolescente. No obstante, no contaban con elementos, como esposas, precintos o un bastón. Lo sujetaron hasta que llegó un móvil y se llevó al joven.

Con relación al segundo caso, aseguró que uno de los testigos mintió. Remarcó que al damnificado que resultó herido en un ojo le dijeron que fue Ochoa.

El debate pasó a un cuarto intermedio. Mañana se reanuda y se tiene previsto avanzar con los alegatos.

El más antiguo de los hechos es del 2013 cuando el policía Jonathan Gabriel Ochoa junto a Ángel González -ambos numerarios de la Comisaría Séptima -, habrían golpeado a un joven durante un procedimiento callejero en un barrio de la zona norte de la ciudad. Según la investigación, el 21 de marzo de 2013 ambos interceptaron a un joven cuando caminaba por calle Maximio Victoria y Echevarría y lo interrogaron porque tenía en su poder una pipa que usaba para fumar paco. Según la investigación, ambos lo tiraron al piso y lo golpearon en diversas partes del cuerpo para luego subirlo al patrullero.

El joven arrestado tenía 17 años en ese momento. Según el informe médico, sufrió hematomas en el rostro y traumatismo abdominal, entre otras lesiones que demandaron un tiempo de curación de más de 30 días y de inhabilitación por idéntico lapso.

Por este hecho Ochoa y González fueron imputados por “vejaciones” y “lesiones graves en concurso ideal en calidad de coautores”. Los policías declararon en la etapa de investigación que el adolescente había intentado agredirlos y que solamente se limitaron a reducirlo para arrestarlo. Negaron las agresiones.

El 23 de noviembre de 2021, el numerario Ochoa se vio involucrado en otro hecho de violencia, ocurrido en un partido de fútbol de inferiores de la Liga Catamarqueña. Esta batahola tuvo lugar en las instalaciones del Club Vélez Sarsfield, en la zona sur capitalina, en donde habían disputado un partido de fútbol Juventud Unida y Defensores del Norte por una fecha de la Octava División. Al término del cotejo se produjo una revuelta entre padres simpatizantes.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar