sábado 2 de marzo de 2024
El crimen de Miguel Ángel Ferreyra

Ordenaron pericias de ADN y extraer información del celular de Mónica Murúa

El fiscal del caso, Laureano Palacios, busca más información relacionada con el hecho y los protagonistas. Sigue pendiente la junta médica de Jorge Castro.

La investigación por el homicidio de Miguel Ángel Ferreyra, ocurrido el domingo 10 de septiembre de 2023, se reactivó tras la feria judicial. Una de las primeras decisiones que tomó el fiscal de Instrucción Nº 2, Laureano Palacios, fue ordenar más pericias relacionadas con los protagonistas del suceso. De acuerdo con la información a la que accedió El Ancasti, Palacios solicitó que se realicen pericias genéticas de ADN en las prendas de vestir que fueron secuestradas en el marco de la pesquisa. Por otra parte, pidió que se extraiga información del celular de Mónica Murúa, una de las dos personas imputadas por el hecho. Con estas medidas, Palacios apunta a conseguir más información vinculada al crimen y añadirla al expediente.

Mientras tanto, sigue pendiente la junta médica que le deben realizar a Jorge Castro, el otro acusado, quien es hijo de Murúa. Castro es el encartado que tiene un “retraso madurativo moderado”, según lo establecieron los peritos del Cuerpo Interdisciplinario Forense (CIF). Con la junta médica, Palacios pretende conocer de una vez por todas si Castro comprende o no la criminalidad del acto que le endilgó.

El miércoles 31 de enero, la madre de Ferreyra, Ángela Isabel Herrera, manifestó a este diario que siente preocupación por la posibilidad de que Castro pueda ser declarado inimputable por su “retraso madurativo moderado”.

“Es una preocupación, pero no va a ser así. Es una persona que está sana. Yo pienso que el que tiene un problema no va a venir planeando dos días antes para cometer un asesinato. Ya lo planeó porque ya lo intentó el día 8 de septiembre, ya lo había amenazado a mi hijo, le había tirado dos puntazos que le rompieron la campera. Y el 10 de septiembre cometió lo que ya había planeado. No es una persona enferma. Él ya tenía intenciones de matar”, indicó.

Para la progenitora de Miguel Ángel, el acusado “es una persona que si bien tiene un retraso madurativo, dentro de eso él entiende lo malo que hizo. Comprende todo”.

Por último, insistió en que buscan que Castro y Murúa “paguen lo que hicieron a mi hijo porque fueron unos cobardes; que se haga justicia”.

También estimó que ambos “van a ser condenados porque tienen que ser condenados, son asesinos. Si bien todo eso no va a hacer que mi hijo regrese, pero él va a poder descansar en paz porque se va a hacer justicia”.

Caso

El domingo 10 de septiembre del año pasado, Ferreyra recibió una puñalada en su pecho que terminó con su vida. Ocurrió en el barrio 140 Viviendas, ubicado en Valle Viejo. Según la pesquisa, Murúa se encargó de disminuir la defensa de Ferreyra y, tras esto, Castro se aprovechó de la situación y le dio el puntazo fatal a la víctima con un cuchillo tipo carnicero.

Murúa y Castro están acusados por el hecho. Palacios imputó a Castro por el delito de “homicidio simple en calidad de autor” y a Murúa, por “homicidio simple en calidad de partícipe secundaria”. Ambos están detenidos con prisión preventiva.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar