domingo 14 de abril de 2024
Beneficio concedido

Ofreció $3.000 para obtener la probation: "Vas a completar los estudios"

El imputado manifestó que solamente había cursado la primaria. El fiscal lo tuvo en cuenta al momento del planteo.

Un joven de 29 años había llegado imputado por “lesiones culposas”. El hecho que lo llevó a ocupar el banquillo de los acusados habría sucedido en mayo de 2019. En esa oportunidad se habría presentado en la casa de un hombre. Allí, ambos discutieron y el joven lo agredió con un puntapié. Tras la revisión médica, se indicó que el golpe demandaría 35 días de curación.

La audiencia se realizó en la Cámara Penal de Tercera Nominación. La audiencia fue presidida por la jueza Patricia Olmi. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal Miguel Mauvecín y la defensa fue ejercida por el abogado del foro local Orlando del Señor Barrientos.

El acusado solicitó la suspensión del juicio a prueba, más conocida como probation. Para ello, ofreció $3.000 de compensación. La víctima aceptó. Luego, al responder las preguntas de rigor, contó que trabaja de albañil y que solamente pudo cursar la escuela primaria.

A su turno, el fiscal consideró que no se trató de un hecho de gravedad. El hecho denunciado no se cometió en un contexto de violencia de género –el denunciante es otro hombre-. Tampoco hubo un seguimiento de la incapacidad por el golpe, por lo que no se comprobó fehacientemente el daño de la lesión.

También remarcó que carece de antecedentes. Por ello, advirtió que la petición era viable. No obstante, remarcó que entre las pautas de conducta se fije que finalice los estudios. “La educación, en circunstancias como ésta, es prioritaria”, sostuvo.

La magistrada dio a conocer el veredicto “in voce”. Concedió el beneficio de la probation por el plazo de dos años y fijó pautas de conducta. “Vas a completar los estudios para mejorar tu futuro”, le ordenó la jueza.

Beneficio

La suspensión del juicio a prueba es un derecho que la ley acuerda a ciertos y determinados individuos que han sido acusados formalmente de haber cometido un delito o más que darían lugar a la condena condicional. La idea es que se suspenda el trámite del proceso para que el sospechado cumpla con ciertas pautas de conducta y, una vez cumplidas y transcurrido el plazo de suspensión, se resuelva su desvinculación definitiva. Es decir, queda absuelto. La suspensión del juicio a prueba no se puede conceder para todos los delitos, ni tampoco a todas las personas sospechadas de cometerlos y, además, se tienen que dar varios requisitos.

La probation contribuye a una respuesta más humana en la justicia penal, ya que tiende a evitar las consecuencias negativas del encarcelamiento, como así también desde un punto de vista práctico impedir que llegue la sentencia en procesos de poca importancia en política criminal ahorrando recursos materiales y humanos, con la gran ventaja que se producen importantes reducciones de costos al Estado. El elemento esencial de la suspensión del juicio a prueba es como método de reeducación del acusado: un plan de conducta en libertad adaptando la respuesta del derecho penal a las circunstancias que rodean al hecho, las condiciones personales del imputado y a la posibilidad que brinde la comunidad o el sistema social.n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar