viernes 23 de febrero de 2024
En la cámara de diputados

Negociaciones para unir el bloque de la UCR

En la cuenta regresiva antes de la sesión preparatoria en la que deberían quedar ratificadas las nuevas autoridades de cada fuerza parlamentaria, los bloques de la UCR y Evolución Radical intensifican las negociaciones a contrarreloj para volver a unirse en una sola bancada, luego de la ruptura que los dividió a fines del 2021 en la Cámara de Diputados. Sin embargo, el camino presenta nuevos obstáculos y podría reeditarse una nueva partición. Esta vez, la línea divisoria entre los dos grupos es distinta a la de hace dos años. Ya no tiene que ver con las aspiraciones de protagonismo de una corriente modernizadora como la que lideraba Martín Lousteau, sino que ahora la discusión consiste en la aceptación o no del cordobés Rodrigo De Loredo como presidente del posible bloque radical reunificado.

Esta opción, que es apoyada por 25 diputados nacionales radicales que hoy se reparten entre los bloques UCR y Evolución, se completaría con la bonaerense Karina Banfi -cercana al saliente jefe de bloque Mario Negri- como vicepresidenta.

Sin embargo, unos diez diputados nacionales que tienen como cabeza visible a Facundo Manes no coinciden para nada con esta estrategia, ya que consideran que De Loredo es el "interlocutor" radical elegido por el expresidente Mauricio Macri para que la UCR siga haciendo "seguidismo absoluto" del líder y fundador del PRO. Además, cuestionan la decisión de "premiar" con la presidencia del bloque a alguien que tan sólo dos años atrás lideró la fuga del sector de Lousteau, rompiendo la unidad del radicalismo en la Cámara de Diputados. En este contexto, desde el sector de los rebeldes amenazan con armar un bloque propio que tendría al neurocientífico como presidente de bancada.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar