sábado 2 de marzo de 2024
Editorial

Mamás que buscan

La búsqueda de niños que han sido separados de sus madres se asocia indefectiblemente al accionar de la organización Abuelas de Plaza de Mayo, que ya lleva más de 46 años en su afán de localizar e identificar los más de 500 niños y niñas desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar. Hasta el momento, ha logrado recuperar 132 nietos.

Por iniciativa de Abuelas, en 1992 se creó la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CoNaDI), una comisión técnica que tiene como propósito buscar, localizar e identificar a los niños separados de su madre, poniendo en marcha una política de Estado que se ha mantenido hasta hoy.

Si bien la búsqueda de los niños apropiados durante la dictadura sigue siendo un objetivo central, también lo son para la CoNaDI los niños que han sido separados de su madre en otros periodos históricos de la Argentina. Es decir, no vinculados con el plan sistemático montado por el gobierno que rigió entre 1976 y 1983.

La pesquisa detecta permanentemente la existencia de redes de tráfico de menores, en muchos casos vinculados a los crímenes de la dictadura. Claudia Carlotto, directora de la CoNaDI, señaló en una columna publicada por la agencia Télam que al iniciar “un trabajo de relevamiento y sistematización de datos, y comprobamos que muchos nombres de parteras, médicos/as y funcionarios/as judiciales implicados en la apropiación de los hijos de las personas desaparecidas, se repetían en estos casos cuyo proceder se vinculaba con el de redes de tráfico de menores”.

El derecho a la Identidad está contemplado en el artículo 8 de la Convención sobre los Derechos del Niño: “Los niños tienen derecho a una identidad; es decir, tienen derecho a una inscripción oficial de quiénes son, que incluya su nombre, nacionalidad y relaciones familiares. Nadie debería privarlos de esto; pero si ocurre, los gobiernos deben ayudar al niño a que recupere su identidad enseguida”. En Argentina, además, el derecho a la identidad está consignado en la Ley 26061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

Desde hace casi cuatro años tiene vigencia el Programa Nacional sobre el Derecho a la Identidad Biológica que tiene la misión de atender la problemática de la vulneración del derecho a la Identidad para casos no vinculados a los crímenes de lesa humanidad. En ese marco la CoNaDI acaba de lanzar la campaña de difusión “Mamás que buscan” para quienes se vieron separadas de sus hijos después del nacimiento. Se trata de mujeres a las que se les informó que su hijo nació muerto, pero nunca le mostraron pruebas, u otras a las que les sacaron el bebé recién nacido familiares, el médico o la partera. Todas ellas tienen ahora la posibilidad de recurrir al apoyo institucional para emprender la búsqueda de sus hijos, y éstos, algunos de los cuales serán ya adultos, de hacer valer su derecho a la identidad.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar