sábado 28 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Diferentes planteos

La oposición retomó sus críticas al Gobierno por la situación de los servicios

El diputado Rubén Manzi afirmó que el Gobierno "no reconoce sus errores" y le echa la culpa a los usuarios. El diputado Alejandro Páez pidió declarar la emergencia hídrica.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de enero de 2022 - 00:27

La oposición ratificó sus críticas contra el Gobierno provincial por su gestión al frente de los servicios públicos.

La semana pasada, en plena ola de calor y problemas en el suministro de energía, el bloque de diputados de la UCR había acusado a la Provincia de tener "impericia" en el manejo de los servicios, al advertir que no podía poner como justificativo los cortes de luz y agua, y las altas temperaturas registradas. Ahora, con posturas individuales, diferentes dirigentes volvieron a plantear sus críticas sobre el tema.

El diputado nacional Rubén Manzi cuestionó a la empresa Aguas de Catamarca SAPEM ante la falta de agua. “Nunca el gobierno, ni sus funcionarios, asumen sus errores y sus deficiencias, ahora la culpa del problema del agua la tenemos los usuarios”, dijo en relación con los dichos de Rosario Amayo, coordinadora de obra de la empresa estatal.

El legislador destacó que son “falaces” las afirmaciones de la funcionaria, quien señaló que el sistema no funciona por el “alto consumo” de agua de los vecinos. Amayo había dicho que en Catamarca se consumen 650 litros por persona por día. “Lo que no dice la funcionaria es que la red de distribución es obsoleta, y que no hay obras de reacondicionamiento, y que esa obsolescencia determina que haya muchas pérdidas de agua potable, la mayoría subterráneas, que no las vemos”, detalló.

Por su parte y también refiriéndose a los problemas en el suministro de agua, el diputado provincial Alejandro Páez (UCR) solicitó al Gobierno que declare la Emergencia Hídrica "en virtud de la preocupante y difícil situación que viven los catamarqueños en diferentes localidades de la provincia, debido a los intensos calores y sequía, lo que ha generado una afectación en el abastecimiento del agua potable, suministro energético y, por ende, en actividades económicas vinculadas al uso del agua".

Posteriormente, la también diputada Silvana Carrizo presentó un pedido de informe a EC SAPEM, ante la “preocupación” de que los electrodependientes de la provincia estén sin energía eléctrica. “Estar sin luz implica poner en riesgo la salud y la vida de niños, niñas y adolescentes y adultos mayores electrodependientes, además se pierden alimentos, la medicación y se ven en la obligación de tener que ir a un lugar distinto del domicilio particular para satisfacer las necesidades básicas, si es que esto es posible” manifestó.

En el informe, solicitó conocer las medidas adoptadas para garantiza el servicio eléctrico en forma permanente; cuál es el procedimiento para la entrega de la fuente alternativa de energía capaz de brindar la energía eléctrica en caso de registrarse un corte en el servicio; si la línea telefónica de atención personalizada destinada a los usuarios electrodependientes está disponible y cómo se articula el plan de acción con el Ministerio de Salud.

Venta del avión

Finalmente, el diputado del Frente Amplio Catamarqueño, Hugo Ávila, presentó un proyecto de Ley para que la Provincia venda el avión sanitario “y que es utilizado como un taxi de lujo del Gobernador y el linaje corrupto que compone este Gobierno”.

En su iniciativa, el legislador pidió que la suma obtenida por la venta de la aeronave “sea utilizada en la construcción de obras de infraestructura energética, de agua potable, de cloacas y para la compra de un avión hidrante”.

Para Ávila, "es innecesario contar con un bien de altísimo valor, cuyo uso no se pudo justificar nunca, mientras somos la provincia con mayor déficit energético y falta de agua para consumo humano".

"Desde que el avión está en operaciones lleva volando casi 80 horas, lo que le demandó al Estado un costo que supera los 600 mil dólares y tan solo una vez fue utilizado con fines sanitarios, mientras que las otras horas de vuelo fueron para el paseo del Gobernador, su familia y los miembros de este corrupto Gobierno, sin contar a Marley y Vicky Xipolitakis, que paradójicamente está procesada por subir a la cabina de un avión de Aerolíneas Argentinas en pleno vuelo", afirmó.

El avión Laerjet tuvo un costo de 9 millones de dólares para el Gobierno.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar