martes 14 de mayo de 2024
Aseguró la mujer que bordó el manto

Graciela Díaz: "Todo esto fue providencial, no fue planeado"

Graciela Díaz, dueña del ‘Taller de María’, donde se hacen los bordados del manto de la Virgen del Valle, aseguró que la oportunidad en la que se conoció el manto con la imagen del Papa Francisco y el presidente Javier Milei “fue provindencial” y que se dio “por la gracia divina y de nuestra Madre de Dios”.

“Podría haber sido un bordado de Sergio Massa”, dijo.

Díaz explicó que el manto fue ideado por una devota. “Esta señora le había hecho una promesa a la Virgen de regalarle un manto bordado a quien saliera electo porque había tenido mucho miedo al ir a votar. A mí me pasó casi lo mismo. Ella tenía pensado regalarle una imagen, a mí se me ocurrió vestirla como a la del Camarín. Todo surgió así, en un segundo, lo ha provisto todo la Virgen. Alguien me aconsejó bordar los escudos de las provincias, y en lugar de bordarlo le pedí a un orfebre que los incluyera. También recibí sugerencias de tres sacerdotes”, detalló en diálogo con El Ancasti.

En ese sentido, aseguró que “la Virgen me fue indicando paso por paso este manto, en un marco de oración” que duró 15 días de proceso. “Yo necesitaba que esta imagen le llegue al Presidente y no tenía cómo, por eso me contacté con una diputada libertaria y ella gestionó la llegada del secretario de Culto. El Obispo, como pastor de la Iglesia, tuvo la única participación de bendecir la imagen. Todo fue idea de una fiel devota. No pensamos en la ideología religiosa del Presidente, solo pensamos en el amor. Y la raíz de nuestra religión es el judaísmo, Jesús era judío. No veo el escándalo en esto. No veíamos intereses políticos. Hoy lo veo y voy a rezar por los políticos”, opinó Díaz en esa entrevista.

La mujer indicó que así como bordó la figura de Milei, podría haber bordado a Sergio Massa. “Fue una promesa respecto de quien ganara. Nada tiene que ver la Diócesis. Todo surgió desde el amor de este taller. Que el Obispo bendijera la imagen en esa ceremonia fue providencial, no fue planeado. Todo esto fue providencial, fruto de la gracia divina y de nuestra Madre de Dios, que aceptó y quiso estar vestida de reina con el Presidente, mostrando la imagen del perdón entre el Papa y Milei. Esto es generosidad, es amor. No veo el problema para que haya tanto escándalo y tanto odio”, dijo.

Por último, comentó que hace 28 años que se dedica a bordar mantos de la Virgen a pedido y hace cuatro años que hace los bordados para el Camarín por el fallecimiento de Rina Quiroga. “Voy bordando ocho mantos para el Camarín, para el Poncho y relacionados al Santuario. Ahora estoy a punto de terminar un manto que me pidieron en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires para regalarle al Papa”, comentó.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
renunciaron siete cirujanos en el hsjb y se encendio la polemica con el gobierno

Te Puede Interesar