lunes 20 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Agosto del 2019

Enviaron a juicio el crimen de Ricardo Peñaflor

Rechazaron el pedido de sobreseimiento de los hermanos Pinto. La causa tiene a cinco imputados que están detenidos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
18 de junio de 2022 - 00:30

La Justicia santiagueña rechazó el pedido de sobreseimiento de dos de los cinco imputados que tiene el crimen de Ricardo Artemio Peñaflor y elevó a juicio la causa por el brutal asesinato ocurrido el 6 de agosto del 2019. Peñaflor, tras ser ultimado fue incinerado en la caja de su camioneta en el límite entre Santiago del Estero y Catamarca.

Los detenidos son Saúl Gerez (76); el expolicía Lindor Alfredo Rodríguez y su esposa, docente, Claudia Viviana Pereyra (53); Jesús Osmar Pinto, (49) y Daniel Ramón Pinto (40) quienes enfrentan condenas de posible prisión perpetua.

Según publicó El Liberal, el abogado de los Pinto, Osvaldo Díaz solicitaba el cese de prisión preventiva y el sobreseimiento para sus dos representados. La jueza de Control de Garantías, Roxana Cejas Ramírez rechazó los planteos de la defensa y dispuso que se mantenga la prisión preventiva.

Según la investigación de los fiscales Alfonso Arce y Gustavo Montenegro, Peñaflor fue traicionado por su compadre, Saúl Gerez y se sospecha que su muerte costó $ 20.000 y habría sido materializada por los hermanos Pinto.

Las hipótesis que rondan en torno al crimen indican una supuesta bronca por una infidelidad y por otro lado, un supuesto ajuste de cuentas.

El paso que resta es la audiencia para definir un tribunal que fije la fecha para el juicio oral y público.

La historia sostiene que Peñaflor fue reducido en la casa de Gerez. Luego, los acusados lo maniataron y trasladaron hacia una zona inhóspita en la ruta 157. Uno de los Pinto le disparó, pero Peñaflor seguía vivo.

Entonces, el expolicía Rodríguez le dio el tiro de gracia en la cabeza. Después, todos pactaron silencio, pero Geréz se quebró y confesó todo. Él se encuentra con prisión domiciliaria.

Después fueron detenidos Lindor Alfredo Rodríguez, (55) -policía retirado-, y Claudia Viviana Pereyra (51), docente en la zona rural del departamento Choya, esposa de Rodríguez con quien Peñaflor habría mantenido un romance. A principio de noviembre de 2019, el hombre delató a los hermanos Jesús Osmar Pinto (47) y Daniel Ramón Pinto (38), radicados en Frías.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Buen triunfo de Boca. 

Te Puede Interesar