sábado 22 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
La mayoría son mujeres que dependían económicamente del agresor

En 2021, Warmi asistió a 2.000 mujeres por violencia y preocupa aumento de consultas

Del total de intervenciones unas 1489 mujeres fueron empadronadas para recibir asistencia del programa "Acompañar". Con el receso laboral por vacaciones y tercera ola de COVID, aumentaron los casos

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de enero de 2022 - 00:00

Las mujeres que atraviesas diversas situaciones de violencia están más expuestas con el receso laboral, las vacaciones y los cuidados por la tercera ola de COVID-19. Esto se refleja en un importante crecimiento de atención en los últimos dos meses en la Dirección de Asistencia Integral a Víctimas de Violencia de Género. Las estadísticas dieron cuenta que cerraron un año con casi 2.000 casos asistidos de los cuales el 90 % son casos de mujeres de escasos recursos y a la fecha ya son numerosas las intervenciones que realizan en pleno receso, donde los equipos de atención están desbordados.

Tamara Franco, directora del hogar Warmi, explicó a El Ancasti que perciben un claro aumento de consultas y casos de violencia por motivos de género, y que por ello trabajan con normalidad en los tres dispositivos de Asistencia Integral, el dispositivo de atención y asesoramiento provincial las 24 horas del día como es la línea telefónica, 3834-200144, el dispositivo ambulatorio de asistencia a casos de riesgo medio con círculo de contención social, y el dispositivo alojamiento para víctimas con riesgo de vida.

“En el último mes comenzaron a surgir como un brote de casos de violencia con motivo de género, hay otras situaciones de violencia intrafamiliar que detectamos, pero las que se acrecentaron también son las de violencia con motivo de género. Coincide esto con la tercera ola de COVID, hay mayores consultas, coincide con esta etapa de vacaciones, comienzan aparecer situaciones como violencia que antes era invisible de control, chantaje emocional, lo que no se ve se hace más explícito ahora; gritos, insultos relaciones sexuales sin consentimiento. Con el trabajo, con las actividades diarias quizás la mujer no lo notaba tanto, pero ahora se empieza a visibilizar situaciones que nos sorprenden cómo van en aumento”, explicó la directora a este medio.

Agregó que el equipo interdisciplinario está trabajando las 24 horas, con las líneas de teléfono con seguimientos de apoyo, contención en el momento que las mujeres lo necesiten.

“El 144 funciona las 24 horas, en caso de riesgo de vida pueden llamar al 911. También damos turnos y trabajamos con quienes están alojadas en el hogar en este momento 8 mujeres y sus niños. Hemos creado grupos de apoyo psicoterapéutico unas 15 personas en atención por la mañana y por la tarde que se sostuvo durante el año, además articulando con los municipios de donde pertenecen cada caso”, explicó la directora.

Además de trabajar con la justicia, destacó que allí en el ámbito legal es donde mayor cantidad de problemas tuvieron.

“Trabajamos con el área legal, pero tenemos inconvenientes con valoraciones de riesgo que son altas y para la justicia no es así, no estamos coincidiendo claramente, entonces estamos haciendo hincapié en que estos inconvenientes no se den, sobre todo en el tema de la toma de la denuncia, los tiempos de espera deben disminuir para los casos de las mujeres victimas”, resaltó.

Estadísticas

De acuerdo a la información dada a conocer desde durante el año 2021 entre las atenciones a mujeres alojadas en Warmi y aquellas atendidas de manera ambulatoria el número de intervenciones ascendió a cerca de 2.000. De esta cantidad hay empadronadas 1.489 mujeres cargadas en el programa “Acompañar”.

Del total de las intervenciones el 90% ingresó al programa, esto ante las diferentes situaciones económicas.

“Notamos que alguien que tiene un trabajo o un lugar donde vivir es distinto a quien no tiene nada, no solo trabajo sino no tiene contención de la familia y vemos como consiente esta violencia y se nota que tiene que ver con situaciones complicadas. El 90% son de estos casos donde la mujer no tiene cómo salir, algunas hasta quizás no son de esta provincia. Por eso buscamos dar seguimiento a este programa Acompañar, este es un programa nacional de ayuda económica, con el monto de un salario mínimo para que muchas pueden salir adelante. Quizás si hacen pan, comprar lo necesario, es un monto importante, son 35 mil pesos por 6 meses, si la mujer se puede guardar ese dinero, ahorrarlo y comprar algo para tener independencia económica es un gran paso porque es un beneficio compatible con la asignación no se quita el beneficio sino que suma”, explicó.

Programa “Acompañar”

El Programa está dirigido a mujeres y personas de la diversidad sexual de todo el país que se encuentren en situación de violencia de género de alto riesgo, consiste en el acompañamiento psico-social y económico, equivalente al salario mínimo, vital y móvil durante un período de seis meses. Su objetivo central es fortalecer la independencia económica de las mujeres y personas de la diversidad sexual en situación de violencia de género a través de apoyo económico y del acompañamiento integral, y acceso a dispositivos de fortalecimiento psicosocial, en coordinación con los gobiernos provinciales y locales

Seguí leyendo

Te Puede Interesar