jueves 29 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Serán unos 1.200 pesos en promedio para los argentinos

El Gobierno anunció los aumentos en las tarifas

Para aplicar los nuevos valores dividió a los usuarios en tres niveles dependiendo de sus ingresos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de agosto de 2022 - 01:10

El Gobierno anunció finalmente cómo se aplicará la reducción o quita de subsidios a usuarios de electricidad, gas y agua, con el objetivo de reducir el déficit fiscal, que para más de 4 millones de hogares representará fuertes aumentos en los distintos servicios. En total, unos 270 mil hogares perderán todos los subsidios al gas; unos 400 mil los de la electricidad; y 3,5 millones se quedarán sin beneficios en la tarifa de agua desde noviembre.

Según lo explicado en la conferencia de prensa realizada en el Ministerio de Economía, desde septiembre, pagar la factura de gas y electricidad se encarecerá unos $1.200 promedio para aquellos argentinos que pierdan la ayuda estatal.

Según se explicó en la conferencia, cada incremento dependerá del consumo y del segmento al que pertenece cada hogar, teniendo en cuenta que existirán tres categorías. El nivel 1 son los argentinos de mayor poder adquisitivo, que no solicitaron el subsidio. En el nivel 2 están los usuarios de menores ingresos registrados e incluirán a beneficiarios de la tarifa social. El nivel 3 es la población con ingresos medios.

Gas

En cuanto a este servicio, desde el Ejecutivo reconocieron que la cantidad de gas demandada por los hogares no está vinculada al nivel de ingresos, sino por las condiciones climáticas, cantidad de personas que viven en la casa y eficiencia de los equipos.

En base a esa explicación, las familias que pertenezcan al nivel 1 de ingresos se les aplicará una quita total del subsidio para todo el consumo, con aumentos bimestrales.

En junio, la factura promedio para este sector fue de $1.650, sin contar costos de transporte y distribución. En base a esa factura, el primer aumento que llegará en septiembre será de $338. El próximo, que será en noviembre, de $468. El último, previsto en enero de 2023, de $649. En total, una familia promedio del nivel 1 tendrá que abonar una tarifa de gas de $3.105 para enero. Serán $1.455 de diferencia en seis meses (+88%).

Para el nivel 3, de ingresos medios, el Gobierno busca un “incentivo al uso eficiente del recurso”. Por eso subsidiará un volumen equivalente al 70% del promedio de los umbrales mínimos y máximos de cada categoría y subzona. El excedente será sin subsidio.

Como ejemplo, se explicó que un hogar nivel 3 promedio pagó en junio una factura por $1.650. En septiembre, se encarecerá $115; en noviembre, $160 y en enero, $221.

En total, dentro de seis meses este hogar pagará $2.146 por el consumo de gas. Se trata de una variación acumulada de $496 (30%).

Por su parte, los usuarios del nivel 2 mantendrán la tarifa vigente. Para este segmento, la factura promedio de junio fue de $1.393. En enero de 2023 seguirá en los mismos valores.

Luz

Sobre este tema, el Gobierno no dio mayores detalles. En este marco, confirmó que el subsidio tendrá un tope de consumo de 400 kWh mensual por hogar, y una excepción de 550 kWh para aquellas localidades que no cuenten con gas natural por redes. “No es que si uno se pasa pierde todo. Sino que en razón a la progresividad sobre el incremental al tope, se va a hacer la quita del subsidio. El tope de energía eléctrica es de 400 kWh, cuando uno consume 450 no pierde el subsidio sobre los 450, sino sobre los 50 incrementales”, dijo la secretaria de Energía, Flavia Royón.

Ahorro fiscal de $47.500 millones

El ahorro fiscal por la quita de subsidios a las tarifas de electricidad y gas será de unos $47.500 millones en lo que resta del año, la mitad del calculado inicialmente, que rondaba los $110.000 millones.

La secretaria de Energía, Flavia Royón, brindó esa estimación en el marco de la conferencia de prensa para anunciar cómo queda la segmentación de tarifas. "Estamos pensando en tarifas justas", remarcó. Aseguró que la solicitud para pedir subsidios "sigue abierta", pero destacó que van a trabajar en "la identificación de aquellos que no se inscribieron" y necesitan el subsidio.

La secretaria de Energía estimó que el ahorro fiscal será de $47.500 millones para 2022 y de $455.000 millones en base anualizada. "Esto es más de lo presupuestado originalmente, cuando se arrancó el tema de la segmentación", agregó la funcionaria nacional.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Juicio. En la Cámara de Sentencia en lo Criminal de tercera nominación.

Te Puede Interesar