jueves 4 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Causa Obra Pública

El fiscal Luciani acusó a Cristina de liderar una asociación ilícita institucional

En su alegato dijo que el matrimonio Kirchner instaló una de las maquinarias más extraordinarias de corrupción en el país.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de agosto de 2022 - 00:15

El fiscal federal Diego Luciani denunció ayer la existencia de una asociación ilícita institucional encabezada por la vicepresidenta Cristina Kirchner en la adjudicación de obra pública en la provincia de Santa Cruz entre 2003 y 2015.

"Al asumir Néstor Kirchner la presidencia y luego su esposa, Cristina Elizabeth Fernández, instalaron y mantuvieron en el seno de la administración nacional y provincial de Santa Cruz una de las matrices de corrupción más extraordinarias que lamentable y tristemente haya conocido el país", enfatizó.

Luciani aclaró que "lo extraordinario radica en las características inusuales de la asociación, capacidad de acción merced a una división de roles perfectamente organizada".

El fiscal invocó incluso declaraciones del actual presidente, Alberto Fernández, cuando explicó su salida de la Jefatura de Gabinete durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

En ese sentido, recordó que una de las razones de Alberto Fernández fue "por lo que está pasando en la obra pública".

En su primera jornada de alegato, Luciani le respondió directamente a Cristina, que al declarar en indagatoria había descripto al tribunal como "del lawfare" y tras elucubrar que tenía "la condena escrita", desafió: "No me interesa".

"Si a la vicepresidenta no le interesa, a este Ministerio Público, que tiene la representación de la sociedad, sí le interesa, y también le interesan los daños inconmensurables que se generaron con la paralización de las obras", le respondió.

Luciani señaló al exmatrimonio presidencial y a su "amigo Lázaro Báez" como cabezas de la estructura de ese mecanismo de corrupción.

El fiscal sorprendió con la exhibición de mensajes de texto y de Whatsapp extraídos del teléfono celular secuestrado al exsecretario de Obras Públicas José Francisco López que, según interpretó, muestran la existencia de un plan "limpiar todo" antes del cambio de Gobierno.

Ello, dijo, incluía abandonar las obras públicas que tenía adjudicada y que debía completar: "No les interesaba la obra sino extraer dinero del erario".

"Serían miles y miles de millones de pesos tirados a la basura.

Y sin embargo, a pesar del colosal perjuicio, Lázaro Báez en connivencia con el resto decidieron abandonar las rutas, crear caos y confusión para intentar responsabilizar a la gestión entrante y montarse en esta película de la persecución", sostuvo.

"Ésa fue la meta, el objetivo, sin importarle el enorme daños que estaban generando. Eso trajo aparejado un enorme perjuicio a la provincia de Santa Cruz, en especias con los trabajadores despedidos", argumentó y lo justificó con la exhibición de notas periodísticas "que ilustran el caos que se generó".

El fiscal también advirtió sobre la "ausencia absoluta de control por parte de los funcionarios y organismos encargados de prevenir y denunciar la comisión de este delito".

El Ministerio Público Fiscal, dijo, "tiene por acreditado que entre los años 2003 y 2015 funcionó en el seno del Estado una asociación ilícita de características singulares".

"Se trató de una asociación ilícita piramidal que tuvo en su cúspide a quienes se desempeñaron como jefes del Estado y que fue organizada e integrada por distintos funcionarios públicos", indicó el fiscal en las primeras tres horas de su alocución ante el Tribunal Oral Federal que celebra el juicio.

Luciani, además, fustigo a la UIF por haber desistido de la acusación y no haber explicado en su alegato por qué no tomó en cuenta la "profusa prueba" producida durante el debate.

Además de Cristina Kirchner y Lázaro Báez, en el debate que lleva adelante el Tribunal Oral Federal N° 2 son juzgados Julio De Vido, exministro de Planificación Federal; José López, exsecretario de Obras Públicas; Abel Fatala, subsecretario de Obras Públicas; Carlos Kirchner, extitular de la Subsecretaría de Coordinación de Obra Pública Federal y primo del expresidente; Nelson Periotti, extitular de la Dirección Nacional de Vialidad; Raúl Daruich y Mauricio Collareda, exjefes del distrito Santa Cruz de la Dirección Nacional de Vialidad; y Héctor Garro, Juan Carlos Villafañe, Raúl Pavesi y José Santibañez, todos expresidentes de la Administración General de Vialidad de Santa Cruz.

Los alegatos comenzaron el 11 de julio con la Unidad de Información Financiera (UIF), que pidió la absolución de Cristina Kirchner y de los principales acusados.

"Es imposible demostrar la existencia de una organización criminal. Además de las dudas producidas en el debate sobre los sobreprecios, encontramos una absoluta orfandad probatoria al momento de probar una asociación ilícita", sostuvo el abogado Leandro Ventura.

Carrió celebró el inicio de los alegatos

"La perseverancia es invencible", afirmó la líder de la Coalición Cívica ARI, Elisa Carrió, tras el inicio de los alegatos de la causa conocida como "Vialidad", en la que la vicepresidenta Cristina Kirchner fue procesada.

"Gracias a todo el equipo de la Coalición Cívica ARI, en especial a su jefa de investigación Paula Oliveto, porque investigaron desde el año 2004 y concretamos la denuncia en el año 2008", resaltó Carrió desde su cuenta de Twitter. Además, adjuntó un video de la denuncia pública que hizo la integrante de Juntos por el Cambio hace 14 años.

Por su parte, Oliveto escribió: "Desde el 2004 con Elisa Carrió describíamos la matriz de corrupción K. En el 2008, con ellos en el poder, la denunciamos. Muy pocos acompañaron porque eran muy poderosos. La historia ya los juzgó".

Mientras que el presidente de la CCA, Maximiliano Ferraro, remarcó: "El alegato fiscal es contundente y corrobora la asociación ilícita y latrocinio kirchnerista que denunció Elisa Carrió en 2008 con nombre y apellido. La verdad y las pruebas a la vista, ahora necesitamos condena".

Por su parte, el legislador porteño Hernán Reyes, también de la CCA añadió: "Esperamos muchos años este juicio oral y público.

Queremos saber la verdad y recuperar lo robado. Todo el reconocimiento a Elisa Carrió, que puso en el cuerpo cuando todos callaban, y todo el respaldo al fiscal para que pueda acusar sin presiones ni temores".

Graciela Ocaña también opinó y sostuvo: "Debemos cuidar al Fiscal Luciani que está haciendo una gran tarea en la causa Vialidad investigando a CFK y su entramado de corrupción. Un hombre independiente merece todo el apoyo de la ciudadanía. El dinero que hoy falta en rutas y obras fue a parar a bolsillos de unos pocos".

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Brutal. Le dio una mano para saludarlo y con la otra lo golpeó. 

Te Puede Interesar