domingo 26 de mayo de 2024
Detectan más de 30 familias "colgadas" en los recorridos

EC SAPEM intensifica controles por conexiones clandestinas

El delito no tiene condena y esto la gente lo conoce. A pesar del peligro siguen con las maniobras fraudulentas.

La EC SAPEM intensifica con presencia policial los controles por aumento de conexiones clandestinas en las últimas semanas, los operativos son ahora en conjunto con la Policial judicial y por cada detección se hace una denuncia, la cual esperan alguna vez tengan resolución. El jefe de Relaciones Institucionales de la EC SAPEM, Aldo Palavecino, dio a conocer que ahora detectan fraude por robo de energía en domicilios ubicados en la zona alta o barrios considerados de mayor poder adquisitivo, lo que pone en envidencia el incremento del robo de energía. Más allá de recordar que suman 30 las conexiones detectadas por día y más de 500 por mes.

Nosotros tenemos un área denominada Fraude, que se dedica a recorrer todos los días la ciudad y detectar conexiones clandestinas, con personal de la empresa, acompañada por la Policía y en algunas ocasiones con gente del ENRE, se procede a realizar una denuncia judicial, por robo de energía. Y ahora, últimamente, es ya personal de la Policía judicial quien acompaña a nuestros operarios en una segunda detección de conexiones clandestinas en domicilios que ya han sido denunciados. Digamos, es como que el personal de la Policía judicial corrobora que insisten en permanecer robando energía.

Esa es la visita que estuvimos realizando a partir de esta semana, personal nuestro como del área de Fraude, personal de la Policía provincial que brinda seguridad, algunos profesionales, abogados de la Policía judicial, para corroborar otra vez una denuncia inicial sobre el robo de energía. Eso se ha realizado en distintos puntos de la ciudad, no solamente se efectúa en barrios que uno considera de bajos recursos, sino que también en zonas que uno supone tienen otro nivel económico, como se difundió mediante un video de una casa muy linda ubicada en el barrio Calera del Sur”, consideró.

Teniendo en cuenta que, al parecer el robo de energía no para y por el contrario se incrementa, Palavecino dijo que los controles se intensifican aunque conocen que al rato que retiran todo de la conexión clandestina, quienes cometen el robo vuelven a reincidir en su delito.

“La intención ahora es que ya gente de la Justicia corrobore esta situación del robo de energía. Nosotros como empresa hemos presentado miles de denuncias y no sabemos que haya prosperado ninguna. Digamos, a nadie se sancionó o condenó por el robo de energía, entonces esto hace que se siga cometiendo este delito. Estamos hablando de un delito que no tiene condena así que la gente se sigue colgando. Más que como un delito, es visto como una picardía. Pero bueno, a partir de diciembre la Justicia provincial ha tomado otra actitud, nos acompaña, como se puede comprobar ahora en estos operativos, hay un compromiso distinto, ya se detuvo a algunas personas que robaban parte del sistema eléctrico, cosa que antes no pasaba”, manifestó.

Manipulación

De acuerdo a la información proporcionada, los nuevos "colgados" tienen un sistema distinto a bajar un cable, sino que observan una bajada convencional y bien hecha, "hay que detenerse y verificar que ese cable que baja de la línea de baja tensión hasta el medidor, no esté intervenido o conectado a algún cable que da energía", algo que antes no se observaba, según indicaron. n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar