martes 24 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por fallos en la seguridad de la Capital

Destituyeron por 90 días al gobernador de Brasilia

Lo determinó el Tribunal Supremo de Brasil luego de los ataques de los partidarios del ex presidente Bolsonaro.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El Tribunal Supremo de Brasil destituyó a última hora del domingo al gobernador de Brasilia durante 90 días por fallos en la seguridad de la capital, después de que miles de partidarios del expresidente ultraderechista Jair Bolsonaro saquearan edificios gubernamentales.

El juez del Tribunal Supremo Alexandre de Moraes también ordenó a las plataformas de redes sociales Facebook, Twitter y TikTok bloquear la propaganda a favor del golpe. Las autoridades brasileñas comenzarona investigar el peor ataque contra las instituciones del país desde la restauración de la democracia hace cuatro décadas, y el presidente Luiz Inácio Lula da Silva prometió llevar ante la justicia a los responsables de los disturbios.

Decenas de miles de manifestantes antidemocráticos invadieron el domingo el Tribunal Supremo, el Congreso y el palacio presidencial y rompieron ventanas, volcaron muebles, destruyeron obras de arte y robaron la Constitución original del país, de 1988. También se llevaron armas de una oficina de seguridad presidencial.

El presidente izquierdista Lula, que asumió el cargo el 1° de enero, dijo que la fuerza policial militarizada local que depende del gobernador de Brasilia, Ibaneis Rocha, un ex aliado de Bolsonaro, no hizo nada para detener el avance de los manifestantes.

Lula decretó la intervención federal de la seguridad pública en la capital y prometió castigos ejemplares para los líderes del asalto "fascista" que pretendía provocar un golpe militar destinado a restaurar a Bolsonaro en el poder. "Todas las personas que hicieron esto serán encontradas y castigadas", dijo Lula a periodistas desde el estado de Sao Paulo.

El asalto suscitó preguntas entre los aliados de Lula sobre cómo las fuerzas de seguridad pública en la capital estaban tan poco preparadas y fueron fácilmente superadas por los alborotadores que habían anunciado sus planes con días de antelación en las redes sociales. Lula culpó a Bolsonaro de inflamar a sus partidarios tras una campaña de acusaciones infundadas sobre fraude electoral tras el final de su Gobierno marcado por un populismo nacionalista divisivo.

Desde Florida, adonde voló 48 horas antes del fin de su mandato, Bolsonaro rechazó la acusación, tuiteando que las manifestaciones pacíficas eran democráticas pero que la invasión de edificios gubernamentales "cruzó la línea".

La invasión, que recordó el asalto al Capitolio de Estados Unidos hace dos años por partidarios del expresidente Donald Trump, fue rápidamente condenada por dirigentes mundiales, desde el presidente estadounidense Joe Biden y el francés Emmanuel Macron hasta jefes de Estado latinoamericanos.

Repudio del Papa

El Papa Francisco condenó y lamentó los ataques en el Congreso y el Tribunal Supremo en Brasil. "Pienso en las numerosas crisis políticas en diversos países del continente americano, con su carga de tensiones y formas de violencia que agudizan los conflictos sociales", expresó el Sumo Pontífice durante su encuentro anual ante el cuerpo diplomático.

Añadió que lo que más le preocupa es el "debilitamiento de la democracia y de la posibilidad de libertad que esta consiente, aun con todos los límites de un sistema humano".

"Siempre es necesario superar las lógicas sesgadas y esforzarse por la edificación del bien común", señaló Francisco en el discurso de ocho carillas frente a los embajadores de los 183 países que tienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede.

Internaron a Jair Bolsonaro

El ex presidente de Brasil Jair Bolsonaro fue internado por un "fuerte dolor abdominal" en un hospital de la ciudad de Orlando, Florida, según reportó el diario O Globo.

Bolsonaro, quien dejó Brasil a fin de diciembre y evitó así participar de la ceremonia de toma de posesión de su sucesor Luiz Inácio Lula da Silva, se encontraba internado en el hospital AdventHealth Celebration.

El exmandatario ultraderechista había sido sometido a varias cirugías por dolores abdominales luego del atentado que sufrió en 2018, cuando fue apuñalado durante un mitin.

Desde una cirugía a la que se sometió tras la herida de arma blanca que sufrió en el 2018, no es la primera vez que Bolsonaro es hospitalizado por un dolor abdominal. La internación más reciente había ocurrido el mes de noviembre, cuando fue ingresado en el Hospital de las Fuerzas Armadas, en Brasilia.

El expresidente ha sufrido varios problemas de salud desde que asumiera el poder en 2019, en su mayoría relacionados con la puñalada que recibió durante un acto de campaña.

Este domingo, cientos de sus seguidores invadieron las sedes de los tres poderes en Brasilia, acto que el ex mandatario repudió horas más tarde.

En uno de sus últimos mensajes públicos en Twitter el domingo, Bolsonaro rechazó cualquier vínculo con los actos golpistas en la capital que causaron destrozos en las sedes de los tres poderes. El expresidente sentenció, en un mensaje emitido varias horas después de que se produjeran la toma de los edificios de los poderes federales, que los violentos actos cometidos en Brasilia se encontraban "fuera de la norma" y criticó a la izquierda al endilgarle acciones similares cometidas en el pasado. Mientras algunas voces se alzaban para exigir el regreso de Bolsonaro a su país con el fin de que responda por sus seguidores, Estados Unidos aclaró este martes que no ha recibido ninguna solicitud oficial del Gobierno brasileño.

El asesor de seguridad nacional Jake Sullivan, que acompaña al presidente Joe Biden para una cumbre entre Estados Unidos, México y Canadá en Ciudad de México, expresó a periodistas que parecía que las instituciones democráticas en Brasil resistieron, en tanto aseguró que los funcionarios estadounidenses no están en contacto directo con Bolsonaro.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
tres personas murieron en un accidente sobre la ruta nacional 38

Te Puede Interesar