viernes 16 de febrero de 2024
Rubén Manzi

"De la noche a la mañana, Jalil pretende ser un ajustador del Estado"

El diputado nacional Rubén Manzi (CC-ARI, Juntos por el Cambio) se sumó a la polémica por el reclamo del Poder Ejecutivo de ajustar el presupuesto del Poder Judicial y la controversia por los salarios que perciben los magistrados y funcionarios.

El legislador tildó de “hipocresía política” la pretensión del gobierno de Raúl Jalil y recordó que fue durante esta gestión y la de Lucía Corpacci cuando se incrementó el número de miembros de la Corte “sin tener en cuenta el presupuesto” y para “poner jueces convenientes a sus intereses”. En declaraciones a la prensa, Manzi se refirió al conflicto que, en estos días, enfrenta al gobernador Raúl Jalil con la Justicia y afirmó que “la independencia de los poderes va más allá de la coyuntura”.

“Ahora resulta que, de la noche a la mañana, Jalil pretende convertirse en un ajustador del Estado, cuando él como jefe del gobierno durante estos últimos cuatro años hizo todo lo contrario. De hecho, lo agrandó, llevando a 18 la cantidad de ministerios, haciendo un festival de nombramientos y otorgamientos de puntos índices para pagar favores políticos, todo lo cual ha generado un Estado sobredimensionado e incoherente con la realidad fiscal de la provincia”, expresó. Para el diputado, el pedido de ajuste a la Corte es una “intromisión en la independencia de la Justicia por una cuestión presupuestaria, cuando fue su gobierno y el de Lucía Corpacci los que, sin tener ningún miramiento del presupuesto, llevaron de tres a siete los miembros de la Corte, con el único objetivo de poner jueces convenientes a sus intereses”.

Servicio

"La justicia es un servicio esencial para la sociedad y debe estar garantizada. El Gobernador no solo se inmiscuye en el Poder Judicial con el tema económico, sino que también lo hace en su propia conformación, así fue que desmantelaron el Consejo de la Magistratura e inventaron una Comisión Evaluadora a medida para nombrar fiscales y jueces”, recordó Manzi, quien calificó como “una hipocresía política sin precedentes renegar de un Estado gigante, ineficiente y corrupto creado por ellos mismos”.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar