sábado 13 de abril de 2024
Sigue el juicio en contra de Alperovich

"Cuando me contó, me dolía el corazón"

El primo de José Alperovich, padre de la mujer que denunció al exgobernador de Tucumán por abusos, testificó este jueves en la cuarta audiencia del juicio ratificando los dichos de su hija, en tanto que Sara Alperovich, hija del acusado y Beatriz Mirkin, que fuera su compañera de fórmula gubernamental, trataron de desacreditar a la víctima y hablaron de "una operación política".

DL, padre de la MFL, sobrina y exempleada de Alperovich, que está siendo juzgado por nueve delitos contra la integridad sexual de la joven, ratificó ante la Justicia que su hija le relató los hechos que desencadenaron en el juicio que se sustancia en los tribunales porteños.

"Quiero ver a mi hija sana, psíquica y físicamente", dijo el hombre.

También recordó la relación que tuvo desde la infancia con el acusado y reconoció: "No quisiera estar sentado acá pero voy a estar siempre por ella (su hija). No importa la edad que tenga".

"El no es no", aseveró D.L.

“Una mañana mi hija me sentó en un café, después de verla mucho tiempo poco estable, adelgazó 10 kilos, no era ella y me contó lo que pasó”, dijo el hombre y agregó: "No quise saber detalles, solo le dije que yo estaba para ella en lo que necesitara”.

“Me dolían las palabras, me perforaban el pecho, me dolía el corazón”, admitió.

Dijo también que desde que se enteró de los hechos no tuvo contacto con Alperovich, quien sigue la audiencia por videollamada: “Hasta el día de hoy nunca más le vi la cara, esperaba verlo sentado acá. Solo quiero ver a mi hija sana, psíquica y físicamente”.

Testimonio

Luego testificó Sara Alperovich, hija de José Alperovich.

Frente al tribunal, descreyó de los hechos denunciados por MFL y aseguró que, durante el tiempo que la denunciante se desempeñó en el equipo de la campaña electoral a gobernador de Alperovich, "nunca vio ninguna actitud (de su padre) hacia MFL".

En una extensa declaración, la mujer se expresó sobre una supuesta relación entre MFL y un político tucumano, para asegurar que la denuncia por abuso es parte "de una gran campaña política contra nosotros".

"Ella hizo la denuncia un 25 de noviembre (de 2019), Día Internacional de la Lucha contra la Violencia hacia la Mujer. Una chica normal no denuncia ese día, ella necesitaba llamar la atención", apuntó Sara Alperovich, quien se consideró "una gran defensora de los derechos de las mujeres".

Cabe aclarar que en su calidad de testigo la mujer puede abstenerse de testificar en contra de su padre por el artículo 242 del Código Procesal Penal.

Compañera

A su turno, la exsenadora y compañera de fórmula para la gobernación en 2019 de Alperovich, Beatriz Mirkin, sostuvo que la denuncia "fue una campaña política de la oposición contra Alperovich y contra mí, que me quisieron matar políticamente".

Consultada acerca de la relación entre Alperovich y MFL, aseguró que no advirtió "nada distinto respecto a las relaciones con otras personas del equipo" y, ante la presentación de material fotográfico que forma parte de la causa, expresó que, de haber tenido conocimiento de hechos de violencia "tendría que haber denunciado como funcionaria pública si hubiese visto algo así". Asimismo, apuntó a "los grupos feministas" que la "acusaron de acompañar" a Alperovich tras ser acusado de hechos de violencia contra la integridad sexual, después de "militar 40 años por los derechos de las mujeres", sostuvo.

Juicio

El juicio se realiza en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 29, a cargo del juez Juan Ramos Padilla.

Son nueve delitos contra la integridad sexual por los que está siendo juzgado el también exsenador: tres casos de abuso sexual -dos de ellos en grado de tentativa- y seis casos de violencia sexual agravada por acceso carnal, según lo establecido por la investigación judicial en base a las denuncias de MFL (33 años), su sobrina y exempleada, por ataques ocurridos entre 2017 y 2018 en la Ciudad de Buenos Aires y en Tucumán.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar