sábado 20 de abril de 2024
Juicio contra el cura Renato Rasgido

Continúa la lectura de la acusación: "Es una dilación del acto de declaración"

Así consideró la abogada de la querella Silvia Barrientos. Para hoy, se tiene previsto finalizar la lectura de la requisitoria fiscal.

La Cámara de Sentencia en lo Criminal de Segunda Nominación pasó a un nuevo cuarto intermedio, en la tercera jornada de debate que tiene en el banquillo de los acusados al sacerdote José Renato Rasgido. El cura debe responder por “abuso sexual simple agravado en concurso ideal con corrupción de menores en grado de autor” y “abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso ideal con corrupción de menores”.

El Tribunal está integrado por los jueces Miguel Lozano Gilyam, Silvio Martoccia y Mauricio Navarro Foressi. El Ministerio Público Fiscal es representado por el fiscal Augusto Barros, quien está acompañado por los abogados de la querella Silvia Barrientos y Jaime Morales. La defensa es ejercida por el abogado del foro local Luciano Rojas.

Por tratarse de un delito de instancia privada, el debate se desarrolla a puertas cerradas. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, en la tercera jornada se dio continuidad a la lectura de la requisitoria, que consta de aproximadamente 270 páginas. Esta lectura se realiza por pedido de la defensa y se inició el viernes; ayer la secretaria Andrea Montoya continuó leyendo desde la página 110 a la 190. A posterior, se pasó a un cuarto intermedio, hasta hoy. Se tiene previsto reanudar la audiencia a las 8.30.

“Esto no es más que una dilación del acto de declaración tanto del imputado como de la víctima. Está aquí desde que se inició el juicio, el jueves pasado, esperanzado en la Justicia. Es tan clara y contundente la prueba. Se está dilatando el juicio porque técnicamente no se inició. Se está leyendo la requisitoria elevación a juicio”, comentó la abogada de la querella Silvia Barrientos.

La querelllante indicó que en la radiografía del expediente –tanto magistrados como las partes cuentan con una copia- se detalla el expediente, con toda la elevación a juicio. “La conocemos quiénes son los testigos y cuáles son los hechos. Cuando se abre un debate, es costumbre del Tribunal que por Secretaría se dé lectura a la requisitoria de elevación a juicio. Siempre se acostumbra que el fiscal solicite al Tribunal que se omita la lectura porque todas las partes tienen conocimiento”, precisó.

El debate se reanuda hoy, a las 8.30. Se espera poder finalizar con esta lectura de la requisitoria para avanzar con testimonios.

“Juicio simbólico”

En diálogo con Mañana Central, por El Ancasti FM 98.5, el defensor Rojas consideró: “No hay elementos de prueba que sostengan su responsabilidad en un hecho que tampoco está acreditado”.

Para Rojas, el debate es un “juicio simbólico”. Al mismo tiempo, cuestionó cierta desventaja para su defendido por estas condiciones. “Para mí estamos en un juicio simbólico, más allá de que todas las circunstancias coyunturales que rodean la versión del denunciante son negadas una y otra vez, contradichas. Estamos sostenidos por una presión social: la sociedad toma un prejuicio en atención a la entidad del delito que se le reprocha al imputado. Toma una posición y a partir de ahí, al parecer, el Tribunal y los órganos jurisdiccionales en este y otros casos similares entienden que debe haber un menor análisis de la evidencia concreta”, sostuvo.

Además, Rojas remarcó que “llegamos a condenar personas cuando no se ha acreditado su responsabilidad” porque “se relaja la acreditación de la culpabilidad de las personas” y “como dice el viejo refrán, pagan justos por pecadores”.

Legisladora

Por su parte, la diputada Adriana Díaz sostuvo en una publicación en las redes sociales Facebook y X (antes Twitter) que "el abuso sexual contra niñas y niños no es una cuestión de que “el diablo metió la cola”, como sostuvo el obispo Luis Urbanc. Los abusos son conductas aberrantes decididas por personas que se escudan en los hábitos para perpetrarlos y luego lograr impunidad, muchas veces ante la inacción y el silencio cómplices de la Iglesia Católica".

"La causa del cura Rasgido y otras sufren dilaciones provocadas por la defensa y consentidas por el Poder Judicial -agregó-. Es necesario que se haga justicia pronto para que las víctimas tengan al menos el alivio de ver a sus victimarios condenados".

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
la justicia verifico deudas por mas de 6 mil millones de pesos

Te Puede Interesar