sábado 20 de abril de 2024
El Ministerio de Desarrollo Social cuenta con un área

Chicos en conflicto con la Ley, por debajo de la edad de imputación

La participación de niños, niñas y adolescentes en delitos contra la propiedad representa un problema que requiere de la intervención articulada de varios organismos estatales. Los adolescentes de entre 16 y 17 años que participen en delitos son imputables. Estas causas, se tramitan en el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil.

En el caso de que una persona adulta haya participado de un hecho delictivo junto con un adolescente –de entre 16 y 17-, también se tramita la causa en este fuero especializado. El artículo 19 de la Ley Provincial 5.544 de Régimen de Responsabilidad Penal Juvenil establece que éste ejercerá, de acuerdo con sus respectivas competencias y conforme a la etapa del proceso de que se trate, como fuero de atracción sobre todas aquellas causas en las que se encuentren imputados o procesados adolescentes de edad punibles al tiempo de acaecimiento de los hechos tipificados como delitos y en aquellos en los que se les hubiera atribuido responsabilidad penal en forma conjunta con personas mayores de edad. De esta manera, al adolescente no se le vulnerarán sus derechos por tratarse de una persona menor de edad. En tanto que los adultos serán procesados, en un fuero especializado para adolescentes, pero tratados como un adulto. Es decir, se realiza un abordaje desde lo particular hacia lo general.

El quid de la cuestión es qué pasa con adolescentes que estén por debajo de los 16 años e incluso con niños. La Secretaría de Familia del Ministerio de Desarrollo Social es el organismo de aplicación de la Ley Provincial 5357 de Protección Integral de chicos y chicas. Dentro de esta área, en enero de 2020 comenzó a funcionar la Dirección del Niño en Conflicto con la Ley. Uno de los objetivos de esta Dirección es fomentar la responsabilidad penal que tienen estos chicos y la sumisión de ciudadanía, a través de distintos procesos educativos, laborales y terapéuticos. A tal fin, esta área abarca diferentes dispositivos, con varias funciones, desde coordinar acciones, proyectos y programas para chicos y chicas infractores, desde el diagnóstico, la derivación, la inserción educativa, social y comunitaria; fomentar las mesas de trabajo con el Fuero Penal Juvenil y los organismos del Poder Ejecutivo que estén vinculados con la temática de niñez y adolescencia.

De acuerdo con información a la que pudo acceder este diario, esta Dirección estaría próxima a desaparecer o se unificaría a otra área. En 2022, se firmó un convenio de cooperación entre la Dirección Provincial de Abordaje Territorial y la Dirección del Niño en Conflicto con la Ley Penal. Ambas direcciones funcionan en la órbita del Ministerio de Desarrollo Social.

De esta manera, tres cooperativas de trabajo funcionaban, a mediados del año pasado, en el Centro Juvenil Santa Rosa, un dispositivo de alojamiento para adolescentes en conflicto con la Ley Penal. “El Centro Juvenil Santa Rosa (exInstituto de menores) es un Centro abierto a la comunidad, con un espacio de detención de menores. El edificio destinado a detención está separado de los galpones y los jardines, incluso, en parcelas catastrales distintas. El año pasado se firmó un convenio de cooperación entre la Dirección Provincial de Abordaje Territorial y la Dirección del Niño en Conflicto con la Ley Penal. El objetivo de la Ley de Protección Integral de chicos y chicas es garantizar el ejercicio y disfrute pleno, efectivo y permanente de sus derechos. “Los derechos aquí reconocidos, están asegurados por su máxima exigibilidad y sustentados en el principio del interés superior del niño”, dice la norma. Los chicos y adolescentes en conflicto con la Ley también están contemplados.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
la justicia verifico deudas por mas de 6 mil millones de pesos

Te Puede Interesar