martes 28 de noviembre de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En el Tribunal Penal Juvenil

Agresión sexual en patota: defensores piden sobreseimiento

Para la defensa, la Fiscalía no evaluó prueba fundamental. La próxima semana se conocerá la resolución.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Seis jóvenes podrían compartir el banquillo de los acusados para responder, cada cual con un grado distinto de participación, por el delito de “abuso sexual simple agravado por la intervención de dos o más personas”. Ayer en el Juzgado de Control de Garantías Penal Juvenil se llevó a cabo una audiencia de oposición a elevación a juicio.

El planteo lo realizaron los defensores: el abogado del foro local Arturo Herrera Basualdo y la defensora penal oficial de Tercera Nominación, Valeria Olmedo. Tres jóvenes varones fueron imputados por “abuso sexual simple agravado por la intervención de dos o más personas” en calidad de coautores; dos mujeres jóvenes –una de ellas adolescente al momento del hecho-, por “abuso sexual simple agravado por la intervención de dos o más personas” en calidad de partícipes necesarias y un último adolescente fue acusado por “abuso sexual simple agravado por la intervención de dos o más personas” en calidad de partícipe secundario.

De acuerdo con la investigación, este episodio de violencia sexual habría ocurrido en una fiesta clandestina durante la pandemia. La agresión sexual en patota habría sucedido en la medianoche del 2 mayo de 2021 en Valle Viejo. Tres chicas y un chico se dirigieron a un galpón frente a un local comercial. Allí se encontraban tres muchachos. Una de las adolescentes decidió retirarse porque no se sentía cómoda. Sin embargo, los tres muchachos, en complicidad con las otras dos chicas y del adolescente agredieron a la chica que quería irse. Una de las adolescentes le quitó su teléfono celular y junto con la otra salieron corriendo y luego cerraron el portón del galpón desde afuera para que la chica no pudiera salir.

Dentro del galpón, uno de los jóvenes la agredió sexualmente, mientras los otros dos muchachos la sujetaban, uno de cada brazo. La chica pidió ayuda al otro adolescente, quien pese a estar presente en el lugar no acudió a ayudarla. Al hacer caso omiso, colaboró con los jóvenes en la agresión. La defensa alega que los hechos, por parte de sus asistidos, no ocurrieron.

En su momento se les confirmó la detención pero no tuvieron prisión preventiva. Luego, recuperaron la libertad por disposición de la Fiscalía Penal Juvenil. A los pocos días, la defensa presentó unos videos que son considerados prueba contundente y dirimente para no endilgar responsabilidad a sus defendidos ni a ninguno de los imputados. Como prueba, presentaron las filmaciones de las cámaras de seguridad del local comercial. Todas las partes visualizaron el material fílmico. Los defensores manifestaron que sus asistidos no estaban en el lugar al momento en que existieron estos episodios que la víctima denunció porque sus defendidos llegaron después de que se retiró la víctima. Ello estaría acreditado en los videos que presentaron como prueba, por lo que no pudieron haber cometido el hecho.

Ambos defensores se opusieron a la citación a juicio efectuada por el fiscal penal juvenil Guillermo Narváez. A la vez, plantearon que el requerimiento fiscal era nulo, arbitrario y que no había evaluado prueba que era dirimente, que también fue presentada por la defensa. Consideraron que no se evaluó toda la prueba, por lo que la prueba del fiscal es nula y arbitraria. A la vez, solicitaron el sobreseimiento total y definitivo. Tras el planteo, el Tribunal pasó a un cuarto intermedio. El viernes próximo se dará a conocer la resolución y los fundamentos.

Fuero de atracción

Este hecho de abuso sexual en grupo cuenta con seis imputados. No obstante, solo dos de ellos eran adolescentes al momento del hecho. Ante esta situación, la causa se tramitó en la órbita del Tribunal Penal Juvenil. El artículo 19 de la Ley Provincial 5544 de Régimen de Responsabilidad Penal Juvenil establece que éste ejercerá, de acuerdo con sus respectivas competencias y conforme a la etapa del proceso de que se trate, como fuero de atracción sobre todas aquellas causas en las que se encuentren imputados o procesados adolescentes de edad punibles al tiempo de acaecimiento de los hechos tipificados como delitos, y en aquellos en los que se les hubiera atribuido responsabilidad penal en forma conjunta con personas mayores de edad. De esta manera, al adolescente no se le vulnerarán sus derechos por tratarse de una persona menor de edad. En tanto que los adultos serán procesados en un fuero especializado para adolescentes, pero tratados como un adultos. Es decir, se realiza un abordaje desde lo particular hacia lo general.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
magistrados cerraron filas en torno a la corte y van con un planteo gremial al gobierno

Te Puede Interesar