miércoles 28 de febrero de 2024
En Tinogasta

Acusado por cuatro hechos de abuso sexual contra una niña quedó detenido

La detención se concretó el domingo por la tarde. Durante la indagatoria se mantuvo en silencio. El fiscal Jorge Barros Risatti pediría hoy el control de detención.

El domingo por la tarde se concretó la detención de un acusado por ultrajar a una niña. El hecho sucedió meses atrás en Tinogasta. La investigación se encuentra a cargo del fiscal penal de la Quinta Circunscripción Judicial, Luis Jorge Barros Risatti. Por tratarse de un delito de instancia privada y a fin de resguardar a la víctima, la causa se maneja con total hermetismo.

De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, el hombre fue denunciado hace un tiempo. La madre de la niña –que tenía entre 11 y 12 años al momento de los abusos- radicó la denuncia; el agresor es del círculo íntimo. Ante este caso de abuso sexual en la infancia (ASI), el fiscal ordenó una serie de medidas. La entrevista en Cámara Gesell fue una de las pruebas claves. Con base a la prueba obtenida, el fiscal Barros Risatti ordenó la detención del denunciado. La medida se concretó el domingo por la tarde. Desde entonces se encuentra privado de la libertad en la comisaría de Tinogasta.

El lunes, el representante del Ministerio Público Fiscal llevó a cabo la audiencia indagatoria. En la ocasión, imputó al hombre por cuatro hechos de “abuso sexual con acceso carnal”. El imputado, asistido por la defensa oficial, se mantuvo en silencio. Luego, el fiscal de Tinogasta solicitó a la División de Antecedentes de la Policía de la Provincia la planilla prontuarial del acusado. Se estima que hoy estaría en condiciones de solicitar al juez de Control de Garantías de la Quinta Circunscripción Judicial, Marcelo González, la audiencia de control de detención. La medida es a los efectos de garantizar que continúe la investigación, habida cuenta que habría riesgo procesal.

Peligro puertas adentro

El abuso sexual en la infancia (ASI) es una de las formas de violencia más extrema que niños, niñas y adolescentes pueden sufrir.

En la gran mayoría de los casos se trata de abusos sexuales intrafamiliares: padre, abuelo, hermano, tío o primo son los principales sospechosos.

El victimario realiza un abuso de poder. A través de diversos mecanismos de manipulación y amenaza, quien abusa genera en la víctima un sentimiento de culpa y vergüenza.

Tras una modificación en el artículo 72 del Código Penal Argentino (CPA) se convierten en carácter de orden público los delitos sexuales contra chicos y chicas. De esta manera, la acción ante la Justicia podrá ser iniciada por cualquier persona y el Estado, a través de los fiscales, estará obligado a llevar adelante las investigaciones correspondientes. Es decir, se elimina el requisito de la denuncia de los representantes legales del niño, niña o adolescente como condición para proceder.

La Línea 102 es un canal para denunciar. Funciona las 24 horas, los 365 días; es gratuito y anónimo.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar