martes 17 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Estreno en salas

Un "multiverso de la locura" que se queda en palabras

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de mayo de 2022 - 01:00

3 (tres)

Doctor Strange en el multiverso de la locura (Doctor Strange in the Multiverse of Madness, Estados Unidos, 2022) Dir. Sam Raimi. Guion: Michael Waldron y Jade Halley Bartlett. Con Benedict Cumberbatch, Elizabeth Olsen, Chiwetel Ejiofor, Benedict Wong.

Para los espectadores que siguen el Universo Cinemático de Marvel, Doctor Strange en el multiverso de la locura nos dejará sabor a poco. Quizás el público casual pueda disfrutarla más, pero tampoco será una experiencia tan memorable.

Muchas veces las expectativas juegan en contra y eso es lo que sucede con la película de Sam Raimi (Evil Dead, trilogía de Spider-Man), director reconocido que viene del género del horror.

La vara quedó alta después de Spider-Man: Sin camino a casa (2021), que cuenta con la aparición de los tres queridos arácnidos; y de WandaVision (2021), la serie de Disney Plus que conecta con esta película y tuvo muy buenas repercusiones entre los fans. Hasta Doctor Strange (2016) de Scott Derrickson presenta una historia más consistente y por ciertos momentos más reveladora.

Para peor el mismo Raimi reveló que el corte original del filme era de casi 3 horas, pero que fue editada para ser apenas de 2 horas de duración. Y efectivamente, cuando la vemos, se percibe ese recorte, ese apuro por contar una historia que demandaba más desarrollo de personajes y más universos paralelos.

En este filme, Stephen Strange debe lidiar con las consecuencias del hechizo prohibido que lanzó y abrió la puerta al multiverso. Deberá enfrentarse a versiones alternativas de sí mismo, a nuevos personajes y a otros superhéroes que representan una poderosa amenaza para la humanidad.

Otro paso en falso fue la resolución del conflicto que presenta el personaje de Wanda Maximoff, más conocida como la ultra poderosa Bruja Escarlata, interpretada de forma tan convincente por Elizabeth Olsen. Nuevamente aquí la paradoja del personaje todopoderoso le juega una mala pasada al guionista, ya que el conflicto se resuelve de forma tan simple que anula todo el argumento que el filme viene construyendo desde el inicio, además de dejar mal parado al personaje en cuestión.

Del lado positivo, además de las destacadas actuaciones de Cumberbatch y Olsen, se nota que Sam Raimi quiso ofrecernos una historia perteneciente al género del horror dentro del UCM, algo que no había ocurrido antes, y lo logra, sobre todo en el tercer acto.

Otro acierto fue la aparición de esperados personajes de los cómics y su enfrentamiento con los ya conocidos; y obviamente las conexiones con futuras entregas de la franquicia.

Sin embargo, Doctor Strange en el multiverso de la locura es un filme que prometía mucho a lo largo de sus numerosos e innecesarios avances y lamentablemente no estuvo a la altura de las expectativas. Sobre todo a causa de sus inconsistencias narrativas y su apresurado ritmo que no dejó desplegar el potencial de ese “multiverso de la locura” que prometía el título.

Lidia Coria

Twitter: @liXoria

Facebook: Cinéfilos a Bordo

Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar