jueves 28 de julio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Kinesiología dermatofuncional

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de abril de 2022 - 01:00

La imagen y la estética no se resumen sólo a la belleza sino deben tratarse desde la salud. Los profesionales idóneos son los encargados de determinar qué tipo de tratamiento realizar y cómo hacerlo. Hoy te comparto una entrevista realizada a Celeste Godoy, licenciada en Kinesiología dermatofuncional.

¿De qué se trata la dermatofuncional?

“Es una nueva área de la kinesiología. Antes se conocía como kinesiología estética pero con los años fue tomando énfasis hacia el lado de la salud y no exclusivamente la estética o embellecimiento de la piel. Es algo más profundo desde un cuidado diario de la piel hasta prevenir y mejorar el funcionamiento del tejido tegumentario (piel) en diversas patologías como, cicatrices, edemas, celulitis, cirugías estéticas, acné, fotoenvejecimiento, adiposidad localizada o estrías. Con protocolos de tratamientos basados en la investigación científica, empleado a cada paciente de una manera personalizada, cuidamos la simetría y la postura integrando técnicas kinésicas y aparatologías de última generación”, contó.

¿Cuál es el rol del kinesiólogo en la rehabilitación post cirugías estéticas?

“El rol del kinesiólogo en el pre, trans y post operatorio de cirugías plásticas es fundamental. Hoy en día, hombres y mujeres quieren verse más joven, un cuerpo más delineado, sin excesos de adiposidad o piel y llevan a realizarse cirugías estéticas o tratamientos estéticos no invasivos. Llegan a nuestra consulta, por un drenaje linfático, para la reeducación del edema post operatorio y no saben que la fisioterapia puede hacer mucho más”, indicó.

Luego señaló que en un post operatorio pueden ocurrir posibles complicaciones como, dehiscencias, necrosis, equimosis, cicatrices inestéticas, fibrosis, problemas respiratorios entre otros. Responden muy bien con tratamientos fisoterapéuticos.

“Sabemos abordar un cuadro clínico y seleccionar el mejor recurso para cada caso. Además de tratar las complicaciones, podemos actuar en la prevención de una trombosis venosa profunda y complicaciones respiratorias, a través de un abordaje pre operatorio, asociado a una intervención en trans operatorio, esto quiere decir un acompañamiento luego de la cirugía, para ver como el paciente se encuentra y poder prevenir la formación de edema intenso, equimosis y de fibrosis”, señaló.

Prepara la piel para una cirugía, ¿cuánta importancia tiene?

*Acelera el proceso de recuperación del paciente.

*Minimiza el riesgo de síntomas alérgicos intensos.

*Reduce el riesgo de dehiscencias, necrosis, equimosis, seromas y fibrosis.

*Retorno a sus actividades de la vida diaria más rápido, segura y tranquila.

Una piel nutrida ¿es necesaria para la recuperación?

“Una piel integra en relación a su nutrición, circulación y su sistema inmunológico, es necesaria para que la recuperación luego de una cirugía sea óptima. Se evalúa la necesidad de cada paciente, aplicando la mejor estrategia disponible integrando nutrición, cosmetología y tecnologías para preparar correctamente la piel antes del procedimiento quirúrgico”, explicó. También recordó que el 13 de abril es el día del Kinesiólogo y felicita a cada colega que jerarquiza la profesión, especializándose en áreas de la kinesiología, como deporte, cardiorespiratorio, afecciones neurológicas, osteopatía, adultos mayores, RPG (Reeducacion Postural Global), quiropraxia, quemados, traumatología y ortopedia, dermatofuncional, oncología, ergonomía, drenaje linfático manual y cuidados intensivos.

Como sugerencia final de la Licenciada a los lectores y lectoras que tomen conciencia del movimiento, la alimentación saludable, que trabaje desde la prevención para poder llegar a una edad adulta con la mejor calidad de vida: “no hay belleza sin salud”.

Para más información la pueden seguir en sus redes @kineg_catamarca.

De mujer a mujer, honro lo más sagrado en ti. ¡Hasta el próximo domingo!

Sonia Luna

…………….

Exfoliante facial caseros

La exfoliación es uno de los pasos más beneficiosos para la piel, ya que ayuda a retirar las células muertas, limpiar los poros, reducir las líneas de expresión y unificar el tono.

Exfoliante de avena y miel

Otros de los ingredientes más habituales para preparar un exfoliante facial casero es la avena y la miel. En este caso, además, hay que añadir una clara de huevo y una cucharada de yogur, además de media taza de avena y una cucharada de miel. Mezcla todo con la ayuda de la batidora y listo para ser aplicador en el rostro. Puedes sustituir la avena por almendras, que también funcionan muy bien como exfoliante.

Exfoliante facial casero con café

El café también es un excelente exfoliante que, además, puedes usar junto a otros ingredientes. Por ejemplo, añadir café molido a una crema hidratante es sencillo y eficaz como exfoliante. Otra opción es preparar una mezcla de café, azúcar y yogur natural.

Exfoliante con yogur y frutillas

Las fresas, gracias a sus pequeñas semillas, son otro ingrediente con el que puedes preparar un exfoliante facial casero. Tritura un puñado de fresas junto a un yogur natural y ya tienes lista una mascarilla con poder exfoliante. Aplica en el rostro limpio, masajea suavemente, déjala actuar 10 minutos y retira con agua.

Exfoliante de avena y leche

Necesitas 3 cucharadas de leche en polvo, media taza de avena en copos y una cucharada de agua. Pon la avena y la leche en un recipiente, agrega luego el agua y forma una pasta espesa. Aplica la mezcla sobre el rostro limpio, masajea suavemente, y retira con agua tibia.

Exfoliante con arroz y agua

Para preparar este exfoliante facial necesitas medio base de arroz crudo, 5 gotas de aceite de coco y dos cucharadas de agua. En primer lugar, tienes que triturar el arroz. Después, se mezcla con el agua y el aceite de coco, y ya puedes extenderlo por el rostro. Después de unos minutos, lava bien la cara con agua tibia.

Nadia González

Seguí leyendo

Te Puede Interesar