sábado 17 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Estreno en salas de cine

Irregular comedia nacional que pone foco en la salud mental

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
4 de septiembre de 2022 - 01:00

2 (dos)

30 noches con mi ex (Argentina, 2022) Dirección: Adrián Suar. Guion: Javier Gross. Elenco: Adrián Suar, Pilar Gamboa, Elvira Onetto, Elisa Carricajo. Duración: 1h 35min. Clasificación: Apta mayores de 13 años.

Adrián Suar debuta como director en 30 noches con mi ex, una historia que pone a la salud mental en el centro de la escena y transita una difusa línea entre el drama y la comedia.

El argumento nos presenta a “El Turbo” –interpretado por Suar– quien acepta que su ex esposa, que padece problemas mentales, vuelva a convivir con él durante 30 días, luego de haber transitado un largo período de internación.

Uno de los motivos es el pedido de la única hija que tienen ambos, y -aunque parezca muy poco creíble- también la recomendación de la médica psiquiatra que propone este método de recuperación.

Obviamente la renovada vida “en familia” generará nuevos conflictos y también reavivará viejos sentimientos de amor entre la ex pareja.

A simple vista el argumento se siente forzado y es el primer punto flojo que tiene esta producción, que se promocionó como comedia romántica, pero tiene más elementos dramáticos, ya que aborda como problemática central la salud mental, un tema complejo y para tomarse en serio.

Y justamente este aspecto convierte a la cinta en un híbrido raro, con muchas situaciones incómodas y pocos momentos realmente cómicos.

Por otro lado, los personajes no llegan a generar empatía con el espectador, lo que habla de una falla en el desarrollo de los mismos desde el guion.

A pesar de todo, la dupla protagonista tiene buenos momentos en pantalla, en su mayoría debido a la gran interpretación de Pilar Gamboa como “La Loba”, una mujer que padece patologías mentales que le complicaron su vida, y que hoy intenta reinsertarse en la sociedad.

Del lado opuesto, no merece mención el personaje de “El Turbo”, que es más de lo mismo en materia de personajes que Suar suele hacer en sus filmes anteriores.

Otra falla que se advierte es el olvido por parte del director y guionista del elemento “tiempo” a lo largo de la historia. El título nos habla de “30 noches”, pero luego la película no hace hincapié ni toma como elemento narrativo el paso de ese tiempo, un factor desperdiciado que a la vez refleja inconsistencias del relato.

Así 30 noches con mi ex es una película diferente dentro de la filmografía de Adrián Suar, principalmente porque no llega a ser un drama ni tampoco una comedia con todas las letras. Es un relato híbrido con algunos momentos graciosos que dejará con sabor a poco, sobre todo al público que fue buscando la típica comedia liviana.

Lidia Coria

Twitter: @liXoria

Facebook: Cinéfilos a Bordo

Seguí leyendo

Te Puede Interesar