domingo 7 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Jorge Rojas

"Hoy valoro mucho más el poder cantarle a la gente"

El sábado 16 actuará en el escenario mayor del Poncho 2022.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de julio de 2022 - 01:05

Su presencia y voz jamás pasan desapercibidas en Catamarca. Cantando se ubica entre los mejores, pero también se destaca a la hora de componer, pues es dueño de una pluma de inagotable que los argentinos disfrutan constantemente. En menos de una semana, el próximo sábado 16, Jorge Rojas se transformará en el broche de oro de una nueva noche festivalera en la 51° edición de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho.

Creció en una familia de cantores y poetas, por lo que desde chico fue experimentando todo el sentimiento de la música nacional. Rodeado de zambas, chacareras, vidalas y bagualas, comenzó a soñar y a cantar para su gente.

Instalado en el estudio de grabación que posee en su casa en las sierras de Córdoba, el cantautor, compositor y productor, que integró durante casi once años el grupo Los Nocheros, se entregó a un diálogo íntimo y ameno, en el cual reflejó gran parte de su esencia humana y como artista. Se mostró tal cual es, recordó su infancia en El Chaco Salteño y en las orillas del río Pilcomayo, transitando por sus inicios en la música y también por el sentido que posee su repertorio y las transformaciones a las que fue adaptándose con el paso del tiempo. Recordó, también, sus primeros pasos por el Poncho y no ocultó aquellos temores que le generó la reciente época de pandemia. Además, entregó un repaso de sus antiguas y nuevas canciones, celebrando la vuelta a los escenarios con público.

- ¿Cómo te estás preparando para volver en días al Poncho de Catamarca y qué significado posee este escenario?

- Es uno de los grandes festivales del país y lo transito desde que era un gurí. Así que siempre es un placer volver a cantar por esa tierra y, por supuesto, me alegra que tengan en cuenta mi música y propuesta para esta fiesta tan importante. Va a ser un gustazo volver a encontrarnos con todos allí.

- ¿Con qué se va a encontrar el público de Catamarca que acuda a verte, principalmente con Viaje?

- Sí. Estamos trabajando con mi último disco Viaje, voy con la intención de presentarles las canciones nuevas aunque, por supuesto, también habrá un momento para aquellas que nos conectaron desde siempre.

- ¿Recuerdas tu primera vez en el Poncho?

- Sí, tengo muchos recuerdos sobre las primeras veces que iba al Poncho. Son recuerdos gratos. No se hacía todavía en el predio actual. Me acuerdo de esas noches tremendas de frío y ya han pasado unos cuantos años, pero me acuerdo. Andábamos con los changos (Los Nocheros) en las primeras épocas y vivíamos un romance con el público de Catamarca, así que sí me acuerdo de esas inolvidables noches…

- En la canción Viaje decís: “en este viaje soy un pasajero con los pies descalzos”. Para conocer un poco de tu historia, ¿se puede decir que fuiste un changuito de pies descalzos?

- Sí, claro… en el Chaco Salteño es la historia de todos. Es una de las regiones más lejanas e inhóspitas que tiene el país y allí tuve la posibilidad de vivenciar todo esto y es lo que me ha dado mi impronta en la música, en la vida, haber estado en un lugar donde con muy pocas cosas nos alcanzaban para estar bien, ser felices y estar en contacto con la naturaleza. En el seno y en el centro de un pueblo originario. Entonces por allí, estas cosas ni siquiera las notábamos. Era lindo andar descalzo. Teníamos nuestro parcito de alpargatas para ir a la escuela y la teníamos bien guardaditas para que no se nos arruinen en el día a día. Pero eso ni nos dábamos cuenta, al contrario era lindo andar así.

- La música en vos surge de manera casual. Fue más una imposición y no una elección. Tus padres pretendían que estudiaras y así, de manera ocasional, te alejaste de tu tierra y te subiste a un tren que no se detiene…

- Son cosas de la vida. Mis viejos tenían esa idea de darnos la posibilidad de estudiar y adquirir los conocimientos, esas herramientas necesarias para enfrentar la vida. Eso fue lo que me sacó en los primeros pasos de adolescente a la ciudad. En poco tiempo empecé a hacer mi vida en la ciudad, pero nunca se me fue esa musicalidad. Siempre estaba conmigo. En el colegio mis compañeros me descubrieron cantando y fue donde empecé a cantar. Así terminé presentándome en una peña en Salta. Allí empezó esta historia y conocí a los músicos y cantores de la ciudad. Luego, en poco tiempo, fui convocado por el grupo (Los Nocheros) para formar parte de una historia de película que todos conocen.

- Con el correr del tiempo pasaste de un folclore de corte autóctono a uno con mayor esencia latinoamericana. Hoy, ¿cuál es el balance de esa decisión?

- Por un lado, tengo la inquietud de crecer como músico, entregarme a este mundo maravilloso que tiene la música, con ritmos y formas que me conmueven y gustan. Mi idea era crecer y por eso este “viaje”. De todos modos, eso tiene que ver con las ganas de aprender otros géneros y de poder abordarlos y trabajarlos un poco. Hoy sigo trabajando en mi estudio, preparando canciones que tienen que ver con la pura raíz folclórica y eso es lo que tengo, que de cinco o seis canciones que hago tres o cuatro son de corte folclórico. A lo nuevo lo tuve que aprender, estudiar y trabajarlo, es mi crecimiento como autor, compositor e intérprete en horas de trabajo y talleres que hicimos por muchos lugares de Latinoamérica. Eso fue para tener un aspecto más amplio de la música y poder desenvolverme musicalmente en otros ritmos. Eso sí lo tuve que estudiar y aprender. Pero, por otro lado, está lo que traigo innato y que es nuestra música del Chaco Salteño. Esos sonidos esenciales del monte siempre aparecen. Hoy siento que tengo una raíz folclórica en mi música por el lugar donde nací, que siento y que quiero. Por otra parte, tengo un proyecto en el que me fui afianzando como músico. Tratando de crecer y aprender, hoy mi propuesta tiene esos colores, esas líneas melódicas y rítmicas que me transportan a ser un poquito más universal, pero detrás de eso hay una raíz que te mantiene allí.

- Entre “Espinas y flores” es tu más reciente canción. ¿Qué significado posee?

- Sí, en unos días vamos a dar a conocer las imágenes. La idea era contar un poco la historia de una persona que las circunstancias de la vida la llevaron a un lugar sobre el que no estaba de manifiesto lo que quería. Cuando tenés elecciones o decisiones en la vida que te hacen tomar un camino y la verdad que allí te hubiera gustado hacer otra cosa. Esto es lo que muestra el último clip y allí tuve la oportunidad de conocer a Gastón Pauls que le encantó la idea y la desarrolló. Incluso en las imágenes se observa a él y su niño interior, en el que también aparece interpretado y enviándole mensajes para que vuelva a retomar eso que algún día lo ilusionaba y lo hacía feliz. La verdad que la interpretación de Gastón, un actor de estas características que solamente con sus gestos y su rostro te comienza a mostrar una historia que es simple, pero la calidad de su actuación es tremenda. Estoy recontento con el video que se logró y la oportunidad de compartir con artistas como él. Esta canción es muy especial porque refleja este tiempo pandémico. Yo había arrancado el disco antes de la pandemia y había quedado trunco, debido a que por varios meses no había podido escribir ni una sola línea. La verdad que emocionalmente no me sentía bien para eso y de repente cuando todo fue cambiando, me animé y comenzaron a salir estas cosas. Completé el disco con canciones que nacieron hace muy poco y, entre ellas, se encuentra “Espinas y Flores”.

- ¿Sos consciente de las emociones y sentimientos que generan tu voz y tu arte en la gente?

- Soy consciente de lo que genera en mí. Creo que eso se puede transmitir y que después de treinta años cantando me doy cuenta. A mí me emociona. Primero soy muy feliz y lo disfruto. La música lo hace conmigo cuando te pasan esas cosas a vos… Soy un cantor popular que transmite lo que siente y eso ha pasado a lo largo de estos años. Hay personas que se han cruzado emocionalmente conmigo porque, de alguna manera, se han identificado con lo que estaba diciendo y cantando. Allí he comenzado a darme cuenta de que esta conexión es así, es visceral y es emoción porque no tiene otra explicación. Hay personas que me vieron cantar miles de veces aun así se acercan a una platea para estar al frente y volver a sentir. Ya me vio, ya me escuchó, pero lo que va a buscar es volver a sentir. Por eso, es que nos encontramos cada noche en un concierto o en un festival y es lo que nos moviliza y entiendo que es lo que voy a buscar también. Por eso sigo subiendo a un escenario, porque me emociono y lo siento. Después de tantos años cantando soy consciente de lo que genera alguien que canta y puede transmitirlo.

- Cada canción tiene su momento y su propia historia. ¿Hay alguna que te haya marcado a fuego por lo especial de su letra?

- Precisamente, fueron momentos que atravesaron mi vida y las que fueron marcando este camino. La canción La Vida fue un punto de partida tremendo desde lo conceptual y de lo que estaba pasando y viviendo. Uno Mismo fue otro tema muy fuerte para mí. Como Pájaros en el Aire, de Peteco, es otra canción que me marcó de pequeño y es porque en su letra veía a mi madre.

- ¿ Cómo ves la realidad del folclore en el país y si puedes avanzar con tu opinión hacia lo que se genera por este tiempo en Catamarca?

- El folclore es la expresión del pueblo. Son esas cosas que no van a morir nunca. Es más, cada tanto vuelve a florecer. Cada tanto aparece alguien que escribe, que canta, que toca, que baila y hace un arte que tiene que ver con nuestras tradiciones y costumbres. Tiene que ver con eso que te identifica desde un lugar. Que lo sentís tuyo. Entonces, después de todos estos años siento eso y es una de las expresiones más bonitas que tenemos en nuestro país y de las más diversas. Es difícil opinar desde lejos lo que pasa en cada provincia, que tiene su impronta y su música, sus mensajes, sus costumbres, sus tradiciones y asimismo pasa con Catamarca. Algunas expresiones ya comenzaron a ser reconocidas y atravesaron la barrera de la provincia y viajan por el país, mientras que otras se quedan en su lugar, pero forman parte de un legado hermoso que tiene nuestra tierra.

- La actuación en el Poncho será tu primer reencuentro con el público catamarqueño de manera presencial. ¿Cómo te encuentra parado hoy en lo profesional, será lo mismo que antes o genera sensaciones nuevas?

- Para mí cambió todo. Hoy nos damos cuenta lo importante que es para nosotros, quienes subimos a un escenario, poder compartir lo que sentimos, lo que vivimos y la falta que nos hicieron. Hoy valoro mucho más todo eso. Encontrarme con el público de Catamarca será muy especial. Estoy feliz y agradecido por las cosas que me pasan y llegar a un escenario y poder compartirlo es una de las oportunidades más grandes que tengo en la vida. Ahora, le doy muchísimo valor a lo que hago: que es cantar y poder sentir lo esencial que es para mí.

Texto: Javier Villacorta (colaboración para Ministerio de Cultura, Turismo y Deportes de Catamarca). Especial para Revista Express.

Reseña personal

Jorge Rojas nació en Cutral Có (Neuquén) un 4 de marzo de 1972. Vivió allí hasta los siete años, y luego partió junto con su familia -padres y dos hermanos también nacidos en Neuquén- hacia el Chaco Salteño, por asuntos laborales de su papá. Culminó los estudios primarios en Santa Victoria, que era el pueblo más cercano a donde él vivía, y la secundaria la realizó en la localidad de Tartagal. La escuela se encontraba a ocho kilómetros de su casa y tenía clases a la mañana y educación física por la tarde. Esto representaba que de niño recorría diariamente algo más de treinta y dos kilómetros en bicicleta. Junto a su abuelo escuchaba en una radio Tonomac (“que solo él encendía”) a Los Chalchaleros y otros músicos de aquella época. Empapado en una cultura nativa, comenzó un día a soñar para alcanzar ese tren que pareciera no detenerse jamás, que tiene como destino cantarle a su gente. Algo que lo conmueve y lo hace sentir vivo cada vez que sube a un escenario.

"Viaje"

Un total de once canciones son las que conforman el nuevo "Viaje" de Jorge Rojas. A los lanzamientos que efectuó durante los años 2020 y 2021 como "El Punto final", "Sin palabras/El juego de tu amor", "No es lo mismo", "Cambiar de vida", "Mientes" y "Al decir adiós"; su suman "Pensando en ti", "Por este amor”, "Entre espinas y flores" y "Una vez nada más". Desde el plano musical, la amplia variedad de ritmos y sonidos reflejan una conjunción de ideas, espacios y sabores que se generan como consecuencia de un recorrido sonoro por América Latina. Varias de ellas serán escuchadas en vivo en la Fiesta del Poncho, cuando Jorge Rojas suba al Escenario Mayor y se reencuentre con los catamarqueños.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar