lunes 4 de julio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Juicios populares

El idioma de los hechos

Catamarca se prepara para los juicios por jurados, una forma más democrática para fortalecer la administración de Justicia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
24 de abril de 2022 - 01:00

En octubre del año pasado, Catamarca dio un importante paso en material judicial. Con la entrada en vigencia de la Ley Provincia 5.719 de Juicios por Jurados, la comunidad y el Poder Judicial iniciaron una instancia de preparación. Días pasados, se llevaron a cabo Jornadas de Capacitación en Litigación Penal en Juicio por Jurados –bajo la coordinación de María del Milagro Vega- y alrededor de 150 magistrados, funcionarios y operadores judiciales participaron.

La capacitación contó con destacados capacitadores. Revista Express conversó con Martín Sabelli, graduado en Harvard College y presidente de la Asociación Nacional de Defensores en materia criminal de Estados Unidos, y Lorena González Castro Feijóo, presidente de la Asociación Civil de Magistrados y Funcionarios del Ministerio Público de la Defensa de la República Argentina (ADePRA). “La litigación implica una estructura para presentar el juicio y llevarlo delante de una manera muy distinta a la que aprendimos en la Facultad y hemos trabajado en este sistema durante muchos años. Es un sistema muy arraigado, en el que los hechos se interpretan y se tiene que argumentar jurídicamente. Estamos muy formateados en que las presentaciones se hagan por escrito, con una formación muy formal a la hora de redactar una acción o defensa desde la argumentación jurídica”, indicó la referente nacional de los defensores.

Para Lorena, actualmente se plantea en la transición de un sistema a otro, con juicios por jurados, un cambio de mentalidad de todos los operadores del Derecho, no sólo a la hora de presentar una acción. “Es a partir de los hechos y no del Derecho. Expresamos nuestras ideas a un jurado popular. Los abogados debemos evitar los latiguillos porque hablamos en difícil; tenemos que hablar llano, como habla el pueblo al que nos queremos comunicar. Es derribar todo eso y volvernos a construir, desde un lado muy diferente. Es importante capacitarnos desde lo teórico y practicar”, explicó.

Por su parte, Sabelli indicó que este nuevo sistema promueve un proceso público, transparente y con jurados. Para el profesional, un sistema con estas características abre las puertas de la Justicia al pueblo, dado que es mucho más consistente y apoya la participación democrática.

“Es un proceso abierto, horizontal, en el que las partes controlan. Ello promueve la confianza de la ciudadanía en el proceso. Esto no significa que los jueces pierdan autoridad. En un sistema abierto, en el que se puede ver lo bien que trabajan los magistrados y que es un trabajo difícil, los jurados deciden la culpabilidad o no y los jueces deciden temas técnicos jurídicos. Eso genera más confianza porque el pueblo ve cuánto se trabaja y que se toman decisiones jurídicas. Se debe pensar en hechos, en pruebas. Es otra cabeza. El idioma no es jurídico. El juicio mismo se trata de pruebas y hechos. Es otra forma de pensar. Es como hablar el idioma de hecho y no el idioma jurídico. Eso no es física cuántica. Es otra destreza y con práctica se puede hacer”, detalló.

Institucionalidad

En la apertura de las jornadas, la ministra Fernanda Rosales Andreotti, coordinadora de la Escuela de Capacitación Judicial, expresó que se trata de “un nuevo desafío” a los fines de concretar “una de las instituciones más democráticas”, dado que los juicios populares “son un puente entre la ciudadanía y la justicia”.

Andrés Harfusch, referente de Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) y vicepresidente de la Asociación Argentina de Juicios por Jurados, abrió las Jornadas. “Catamarca va a ser un ejemplo a seguir para toda la justicia del NOA; avanza hacia el sistema en que la propia ciudadanía toma las decisiones. Es muy importante y va a tener una influencia muy grande para toda la región y para todo el resto del país. Nuestra gente es muy sabia y conoce, tiene sentido común, honestidad y valores. Eso necesitamos que se exprese en el sistema judicial y en la ley”, sostuvo.

Además, Harfuch advirtió que se trata de un cambio cultural. “El Derecho debe ser entendido por el pueblo y no por una casta. El juicio popular garantiza transparencia. Quienes tomen decisiones judiciales no van a ser exclusivamente varones; va a ser mitad mujeres y mitad varones. Esto también es importante y revolucionario para el sistema judicial catamarqueño y para el resto del país”, aseguró.

Paridad y representación

A su turno, los capacitadores Alejandro Cascio, juez de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Buenos Aires; Fernando Guzzo, fiscal de Homicidios con competencia en Jurados de Mendoza; y Ximena Morales, defensora oficial de Homicidios de Mendoza, hicieron un paréntesis entre clase y clase para comentar sobre las novedades del juicio por jurados en Catamarca. A su criterio, la provincia tiene una de las normativas más avanzadas en esta materia.

“Es la representatividad más justa y ecuánime que va a darse en jurados. Es importante garantizarse la paridad de género que va a estar exigida”, consideró Guzzo. A ello, Cascio remarcó que, a través de la Ley Provincial 5719, “es el único sistema de enjuiciamiento por jurados con paridad de género en el mundo. Desde los países con más tradición juradista, como los países anglosajones, como Inglaterra o Estados Unidos, están mirando como algo distinto y para tener en cuenta. En ese sentido, hemos marcado tendencia. Es único en el mundo por la paridad de género”.

En este sentido, la defensora Morales consideró que se trata de un primer paso, de un avance muy novedoso en el mundo porque no existe en otras legislaciones. “La sociedad entera tiene varias minorías que están siendo reconocidas y protegidas. La paridad en relación con los miembros del jurado es un avance muy importante”, sostuvo la capacitora.

Al mismo tiempo, tanto Morales como Cascio valoraron que, en provincias como Chaco o Neuquén, los pueblos originarios tienen participación activa en juicios por jurados. “En Chaco se tiene prevista una representación indígena para cuando haya alguna persona acusada de las comunidades aborígenes. La legislación argentina está siendo muy novedosa en este sentido, en relación con el reconocimiento de las minorías. En Neuquén también está la misma situación para los pueblos aborígenes. Como sucede en Chaco, sucede en Neuquén; hay participación de pueblos aborígenes cuando hay algún imputado en esa comunidad”, comentaron.

Con relación con la representatividad, Guzzo aclaró que salvo por cuestiones muy puntuales, cargos políticos o cargos en determinados ámbitos del Estado, “la representación más pura es la misma sociedad en la que vivimos porque quedan comprendidas otras situaciones. No hay ningún sesgo y eso garantiza la mejor representatividad y la mejor imparcialidad”.

Texto: Basi Velázquez

Fotos: El Ancasti

Seguí leyendo

Te Puede Interesar