lunes 27 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Rodolfo Díaz

El arte y la gimnasia en una disciplina

La escuela de gimnasia comenzó en el año 1992, con el anhelo de un profesor de lograr desarrollar una actividad recreativa que fomente el deporte de la provincia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
29 de mayo de 2022 - 01:10

Rodolfo Díaz comenzó a trabajar junto a la profesora Lía Vázquez en el año 1992, en un gimnasio ubicado en la calle Caseros, antes de llegar a Almagro. Allí, iniciaron con cuatro chiquitos. “Fue en esta época, en junio cuando abrimos nuestras puertas y poco a poco fuimos creciendo”, expresó el docente en diálogo con Revista Express. En ese lugar estuvieron un año y medio y cuando el grupo se agrandó, se trasladaron a la Sociedad Española –el edificio estaba ubicado frente a La Alameda-. “Me contrataron allí y estuvimos un poco más de diez años si no me equivoco, y luego nos fuimos al Club Vélez Sársfield, en la calle Sarmiento, estuvimos cuatro años aproximadamente”, explicó Díaz. Ahí, el grupo de chicos comenzó a crecer nuevamente y se trasladaron a la Sociedad Israelita, frente del Sanatorio Pasteur, en donde permaneció nueve años. Actualmente, se encuentra en la calle Crisanto Gómez, en donde abrió sus puertas con el Club de Gimnasia Catamarca, a la que asisten chicos y grandes a realizar la destreza.

En este sentido, Rodolfo comentó: “La verdad que, en un principio, fue todo un desafío. Comencé siendo joven con este proyecto, quería aplicar lo que uno había estudiado en la licenciatura. Yo me vine de Jujuy en el ´91, en ese momento había pocos entrenadores y me quedé en la provincia a trabajar”. A su vez, el profesor remarcó que, si bien comenzó en 1992 con este proyecto, no se imaginó tener tanta continuidad y ver pasar tantos chicos por la escuela. “Más allá de lo deportivo y de lo social, nunca me imaginé tener esta continuidad, estos resultados y lograr una formación integral que tienen los chicos. Aquí tenemos chicos que hemos desarrollado desde lo deportivo y en otros aspectos y nos sentimos muy orgullosos”, añadió Díaz. Esto lo comprueba en la página que armaron en sus redes sociales, en donde alumnos y ex alumnos suben fotos antiguas. “La verdad que no podemos creer todo lo que ha pasado por aquí. Yo calculo que en todos estos años hemos trabajado con 10 mil chicos aproximadamente, si no es más”, indicó.

En cuanto a los objetivos que se plantearon desde el inicio del Club, el profesor destacó que su idea fue que los chicos disfruten en su deporte, de lo que hacía. Eso nos llevó mucho tiempo. Hubo una época en donde por las circunstancias de la vida, hubo un torneo, con una convocatoria nacional para buscar nuevos talentos. Nosotros nos llevamos de aquí, dos chiquitos y allá había más de 500. Solo iban a quedar 10 y, nuestros chicos quedaron”, relató Díaz.Seguidamente, añadió: “Ahí nos dimos cuenta de que lo estábamos haciendo muy bien, que podíamos competir y trabajar a nivel elite tanto nacional como mundialmente”. Fue entonces que en 2004, formaron el centro de entrenamiento del mismo club. “Yo no quería perder lo recreativo y afortunadamente no lo perdimos, los chicos podían seguir viniendo y disfrutando, pero le agregamos la competencia a nivel elite”, explicó Roberto. Sin embargo, 2004 fue un año en el que el profesor “hizo un quiebre” y el niño que a los ocho años quedó seleccionado, estuvo en el mundial de Alemania, con 19 años.“Dentro de los 80 que se presentaron, el nuestro quedó número 32 en esa oportunidad, así que estuvo muy bien”, agregó.

Anhelos

Díaz comentó que aún le falta cumplir un sueño y que viene trabajando en ello en los últimos años. Se trata de promocionar más la gimnasia artística y el deporte en general.“A nivel provincial hice un proyecto y estamos trabajando en uno hace un par de años y por eso vamos al interior a trabajar”, indicó.Su objetivo es lograr el desarrollo motriz del chico. “No queremos solo que salte o juegue, sino que se integre con su cuerpo en acciones básicas como correr, saltar, trepar, empujar, etc. cosas que todos hacemos pero que cuando comienzan a aparecer obstáculos, los chicos puedan aplicar las técnicas que fueron aprendiendo”, sostuvo Díaz. De esta manera, explicó que en diferentes partes del mundo existen diferentes técnicas, que cada persona estudió y aplicó para realizar algo. A su vez, afirmó que tanto el deporte de manera competitiva como de manera recreativa, deben funcionar de manera paralela y que, para eso lo que hace falta es proyección en el tiempo. “Hay chicos que no quieren competir y no por eso los vas a sacar del sistema, hay que dejarlos que sigan trabajando, entonces tenés las dos cosas”, afirmó.

Por otra parte, Díaz expresó que como institución y como Federación Catamarqueña, anhela que, de aquí a quince años, la realidad de los deportes de la provincia sea de mayor crecimiento.

Díaz, además, tuvo la oportunidad de viajar a diferentes mundiales. Esto, lo llevó a pensar y comenzar a trabajar en un proyecto que tiene proyección olímpica. “Para eso, necesitamos chicos que estén en ese nivel. Por eso, queremos comenzar a construir y trabajar en ese proyecto”, agregó. Ese proyecto es uno de los anhelos de Rodolfo Díaz.

Habilidades

En cuanto al desarrollo de habilidades, el profesor manifestó que la gimnasia artística les brinda un desarrollo integral a los chicos, ya que muchos han comenzado con esta disciplina y, posteriormente, realizaron otros deportes.“Nosotros tenemos chicos desde los 4 años y tenemos grupos de adultos que es de 18 para arriba, tenemos alumnos de 30 y 40 años”, aseveró. A su vez comentó: “En mi caso tuve alumnos aquí muchos años, luego fui su profesor en el instituto de educación física y hoy son colegas que vienen aquí”.

De esta manera, el profesor sostuvo que la gimnasia artística les brinda a los chicos capacidades cognitivas y motoras. “Por ejemplo, antes los chicos podían ir a una plaza y desarrollar esas capacidades en los juegos. Hoy es muy complicado que los chicos hagan eso y aquí tenemos un lugar equipado para que lo puedan hacer”, afirmó.

Por otra parte, aseveró que el Club tiene la experiencia y la capacidad para “sacar lo mejor de cada chico para la elección de su vida”.

Contactos

El Club se encuentra en la calle Crisanto Gómez 160, abierto de 16 a 21 hs, y los sábados de 10 a 20 de manera corrida. Además de contar con su Instagram institucional Gimnasia Artística Catamarca.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar