martes 17 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Carmelitas

Con el deseo de regresar

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
15 de mayo de 2022 - 01:10

El 4 de junio a las 10 horas, en la Catedral, se ofrecerá la misa de despedida a las últimas hermanas Carmelitas que dejan Catamarca con un nuevo rumbo. La comunidad del Colegio del Carmen y San José espera que sea solamente un "hasta luego".

María Carmen Sandoval, Blanca Velázquez Jiménez y Carlina Salas son las últimas tres hermanas Carmelitas que quedan en Catamarca y el próximo 4 de junio se despedirán casi oficialmente después de más de 200 años: la Congregación las enviará a nuevos destinos y el Colegio del Carmen y San José estará totalmente administrado por laicos. "Es una decisión que se estaba analizando hace más de diez años, pero sabemos que dejamos todo en buenas manos, con gente que se ha empapado de nuestro carisma", dijeron.

"La escasez de vocaciones es mucha, entonces no hay hermanas que puedan llevar un colegio. También por la pandemia hubo cinco hermanas que pidieron la dispensa y renunciaron a ser religiosas.

Gracias a Dios la gente acá ya está acostumbrada a este colegio, ya están preparados y empapados de nuestro carisma, que es lo más importante: amar, contemplar, expresar y realizar este misterio de comunión que es la Iglesia, Dios y los prójimos", destacaron las hermanas en una charla con Revista Express.

En ese sentido, remarcaron que hay lugares donde faltan hermanas. "Por eso es que nos llevan. No es que nosotras decidimos irnos, pero tampoco nos obligan. Somos misioneras y estamos disponibles, se nos forma para ir a donde sea necesario. Nos proponen o nos invitan cuando la congregación ve que hay una necesidad, y esta posibilidad de dejar el Colegio a los laicos la Congregación ya la viene pensando desde 2010, porque hay varios lugares en que se están cerrando algunas casas de religiosas", contaron.

El colegio va a seguir siendo Colegio del Carmen y San José, y las hermanas seguirán viniendo periódicamente a Catamarca "a ver como siguen, si necesitan ayuda, orientación o lo que sea". "Todo quedará como si fuera que en cualquier momento volvemos. El Colegio sigue siendo de la Congregación con la coordinación de las hermanas y el acompañamiento. Ahora hay un equipo de gestión que va a acompañar y a seguir acompañando la realidad, pero nosotras no vamos a estar en las cosas cotidianas y sencillas de todos los días", explicaron, y aclararon que el colegio no pasará a manos del Obispado.

La comunidad educativa va a realizar esa celebración el próximo 4 de junio y está abierta "a todo Catamarca"."Sabemos que no solamente estamos en el colegio, sino que hay muchas hermanas que han pasado y han trabajado mucho en lo social hacia afuera", remarcaron.

Las hermanas

María Carmen Sandoval tiene 81 años, es de Goya, Corrientes, y aún no tiene destino. "Lo están pensando", confía. "Yo desde niña quería ser monja como Santa Teresa y quería estar en África. Lo pude cumplir y estuve en Senegal, en Camerún, en Mali y estuve ahí en nuestra misión, que es la evangelización y todo tipo de trabajo que sirva para ayudar a la gente. También la formación de los niños en el colegio, hay hermanas enfermeras que se ocupan totalmente de los enfermos en los lugares donde nadie va. Estuve también en Colombia cuatro años con los niños huérfanos por la guerrilla. También en Perú y en Amazonia, en Brasil", cuenta.

La hermana también dice que es de "encariñarse" mucho y recordará con cariño a la comunidad catamarqueña, a la que se integró en 2009 y que asegura que ya es parte de su familia.

Blanca Velázquez Jiménez tiene 42 años y es de Colombia. Su destino será El Dorado, Misiones. Llegó a Catamarca hace nueve años pero hace casi 20 que está en Argentina. "Vine a hacer la formación y un poco a salir de la realidad social de Colombia. Mi trabajo es un poquito acompañar en el Colegio, en las áreas de educación y en la gestión en la enseñanza religiosa. Actualmente la congregación me pidió ser la animadora de la comunidad, que sería la superiora (hubo un cambio en la denominación). Es lindo el trabajo, más cuando se trabaja conjuntamente y en equipo con los laicos", explica.

"No hay diferencias, sino que hay un trabajo codo a codo, de cercanía, de respeto, de comunión, de estar en las buenas, en las malas y eso genera que cuando hay alguna necesidad se acompañe mucho. El colegio ha generado ese trabajo de acompañar en lo espiritual e incluso en lo económico cuando surgen inconvenientes, porque han hecho campañas entre los docentes, profesores, hermanas y alumnos", destacó.

"De aquí me llevo el trabajo conjunto, y sé que voy a extrañar el bullicio de los chicos, que para nosotros es alegría. Siento que me enseñaron a ser mejor religiosa", remarcó.

Carlina Salas es de Catamarca, tiene 91 años y dice que el secreto para llegar bien es "mover el cuerpo". Hace 16 años que se instaló en la casa del Colegio y su destino será en Córdoba.

Texto: Peze Soria

Fotos: Ariel Pacheco

Colegio del Carmen y San José –Catamarca-

Cronología - Reseña histórica

1776: Las hermanas Villagrán brindaban educación informal a las niñas en la localidad de Polcos – Las Chacras (Valle Viejo).

1782: Las hermanas Villagrán impulsaban en una de sus propiedades una especie de asilo para niñas de sangre noble y huérfanas donde les proporcionaban educación cristiana y primeras letras (edificio ubicado en las actuales calles Maipú y República).

1788: El Obispo de Córdoba San Alberto dio la venia a la solicitud de las hermanas Villagrán de la creación de un colegio para niñas nobles y huérfanas.

1788: El monarca autoriza el proyecto a través de una Real Cédula.

1804: El Dr. Don Gregorio Fúnes, Vicario General y Deán de Córdoba, aprueba esta fundación y concede las licencias para su apertura. Pero no se ejecuta el proyecto inmediatamente por los retrasos edilicios.

1805: Fallece Juana Rosa Villagrán, se paralizan las obras edilicias.

1807: Se crea el obispado de Salta y Catamarca depende de él. Se aprueba como continuador de la obra a Don Bernardino Jerez y Palacios, sobrino de las Hermanas Villagrán.

1809: 15 de octubre. Primera Fundación. Se inauguró como institución formal el Colegio de Huérfanas o Casa de Educandas de Catamarca.

1814: Se aprueban los Ejercicios Constitucionales que indicaban las normas y reglas a seguir de las religiosas y de las niñas de la casa.

1864: Se aprueba la versión preliminar de la Constitución de las Carmelitas referidas a la jornada de trabajo y de estudio. Figurando los Ramos de Enseñanza: lectura, escritura, religión, gramática castellana, costura, dibujo, bordados, tejidos, historia de la religión, aritmética y urbanidad.

1870: Estado crítico en la institución porque solo cuentan con dos hermanas ancianas imposibilitadas de continuar con su labor.

1872-1874: Se inician los principios rectores del convenio con las Hermanas del Huerto. Durante este periodo se realizan distintos actos de beneficencia para mantener en pie el Colegio, a través de lo recaudado por donaciones.

1874: 14 de mayo, se inician los trámites para el traspaso a las Hermanas del Huerto.

1882: 13 de marzo donación del actual terreno por el Presbítero don José Cornelio Alcorta y el Pastor Digno Maza a las Hermanas Carmelitas para refundar el Colegio.

1882: El Congreso Nacional Pedagógico con apoyo del poder ejecutivo resuelve remover la instrucción religiosa de todas las escuelas.

1882: La Sociedad Catamarqueña se manifiesta contra la educación liberal, y reclama el regreso de las Carmelitas. El padre José Cornelio Alcorta reclama al Obispo Rizo Patrón, que permita la reapertura del Colegio Carmelita.

1882: El 3 de abril, el obispo Rizo Patrón autoriza a comenzar con la obra en la nueva ubicación (actual Junín y San Martin).

1887: 19 de junio tiene lugar la segunda fundación del Colegio Carmelita, bajo el nombre de “Colegio del Carmen y San José” regresan las Hermanas Carmelitas de Santa Teresa de Jesús, llamadas también “Huérfanas” de la casa de Córdoba.

1895: 15 de octubre de 1895, la congregación Del Carmen informa públicamente la inauguración de la primera etapa de la construcción, con la bendición de la piedra fundacional. Se construye; casa, colegio y noviciado.

1896: 12 de Mayo llegan las Hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas a Buenos Aires, recibidas por la comisión de la Sociedad de Educación Católica y el cura párroco Secundino Rodríguez de la Ciudad de Goya Provincia de Corrientes.

1896: 20 de mayo las Hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas se instalan en Goya – Corrientes. Queda inaugurado el Colegio 16 de julio de 1896 con el nombre de “Colegio Santa Teresa de Jesús de Goya”.

1898: fue terminada la Iglesia del Colegio, consagrada por el obispo de Buenos Aires Monseñor Uladislao Castellanos.

1930: 3 de junio la Santa Sede unió a las Hermanas Carmelitas de Catamarca con la congregación fundada en Tarragona (España) por el carmelita descalzo Padre Francisco Palau y Quer. Así cumple el deseo de las catamarqueñas de pertenecer a un Instituto de Derecho Pontificio.

1937: se instituye la Enseñanza Secundaria.

1947: por Ley 13.047/47 el Colegio del Carmen y San José se encuentra adscripto a la enseñanza oficial.

1971: se crea, por iniciativa de la Dirección del Colegio, un Gabinete Psicopedagógico a fin de dar respuestas a las demandas y dificultades de índole pedagógico de docentes y alumnos.

1983: por Decreto 2522 se adscribe a la Ley de Enseñanza Privada 3387/78.

1993: el Nivel Secundario que dependía del Ministerio de Educación de la Nación se transfiere a la gestión Provincial.

1998: se implementa progresivamente, por Ley Nacional, la E.G.B. de 1er. a 9no. Año, divida en tres ciclos.

1999: se implementa progresivamente el Nivel Polimodal con las modalidades de Cs. Naturales y Economía (dos divisiones) y Gestión de las Organizaciones (una división).

2001: se incorporan definitivamente los alumnos varones al Colegio. Anteriormente, en las décadas de los 70 y luego en los 90 hubo intentos de incorporar alumnos varones al Colegio pero estos proyectos no lograron sostenerse en el tiempo.

2002: en el tercer ciclo de la E.G.B. se incrementa una nueva división y en el Nivel Polimodal se implementa la modalidad de Humanidades y Cs. Sociales.

2011: se aplica la Ley Nacional de Educación 26.006 en los tres Niveles: Inicial, Primaria y Secundaria.

Actualmente el Colegio cuenta con una población total de 1654 alumnos.

El Colegio se esfuerza por brindar una formación cristiana, integral y de calidad. Ocupa un lugar de relevancia en la sociedad catamarqueña por su historia, su trascendencia, su compromiso social y pastoral y por su formación académica.

Cinco son los Proyectos Institucionales, pilares de la formación integral, que intentan dar respuestas a las demandas actuales: “Articulación”, “Inclusión escolar”, “Educación Sexual Integral”, “Mediación Escolar” y ”Prevención Sísmica”.

Se cuenta además con “El protocolo de prevención de abusos contra niños, niñas y adolescentes”, “Proyectos Pastorales” que están acordes a los lineamientos de la Diócesis y de la Congregación, que incluye Proyectos Solidarios por niveles de enseñanza. Atentos a la pandemia que nos tocó atravesar se elaboraron los Protocolos: Pedagógico, Sanitario y Emocional por Nivel para una mejor organización y articulación de acciones.

Las Hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas, fueron fundadas por el Padre Francisco Palau y Quer (1811–1872). Profeta de la Iglesia de su tiempo, en la contemplación Dios le dio a conocer que la Iglesia “Dios y los prójimos” era el objeto de su amor y de su entrega y que María era “el tipo más perfecto y acabado de la misma”. A ella, a la Iglesia consagró su vida descubriéndola en las necesidades de los hombres de su tiempo. Sus hijas, las Hermanas Carmelitas que pasaron por este Colegio del Carmen y San José de Catamarca estuvieron siempre atentas a recrear este carisma en el “aquí y ahora” de nuestra historia, participando activamente en la vida escolar, muchas de ellas fueron Rectoras y Vice-Rectoras de los diferentes Niveles educativos. Entre las numerosas acciones pastorales y sociales que llevaron adelante podemos enumerar: la catequesis para niños y familias preparándolos para los sacramentos de comunión y confirmación, la ayuda a diferentes comedores de barrios carenciados, la asistencia a enfermos, visitas sacramentales, el rezo del santo rosario, procesiones y novenas, el involucramiento en causas sociales, el acompañamiento a docentes, alumnos y familias ante diferentes problemáticas, la formación de la pastoral de la niñez y de la pastoral juvenil., misiones solidarias con alumnos a poblaciones vulnerables.

Las Hermanas, sosteniendo que se reconocen Iglesia, cuerpo de Cristo, entendiéndola como Dios y la Humanidad en unión inseparable, definieron cuatros pilares esenciales de la misión Carmelita Paulatina:

Escuchar y responder: disponer la mente y el corazón para escuchar a las personas, empatizar con ellas y responder, según las posibilidades, a sus necesidades, en gestos y palabras

Anunciar la belleza: creemos en la natural bondad y belleza del ser humano como creación de Dios y que el mensaje de Dios es “bello” por sí mismo

Restaurar la belleza: ante una persona que se siente herida, desvalorada procuramos ayudarle a recuperar su estima y la belleza que Dios creó en él

Crear Comunión: esforzarnos por vivir como Hermanos, a pesar de nuestras debilidades y diferencias, intentando vivir en la común-unión.

Destacamos que este “carisma” y “misión” estuvieron presentes en cada Religiosa que pasó por el Colegio del Carmen y San José de Catamarca, por sólo recordar las más recientes en el tiempo, mencionamos:

*la Hna. Josefina Flores Soria, quien fuera Directora del Nivel Secundario (1976-1989 y 1992-1995) se destacó por su labor educativa y su acción pastoral-misionera, Fue la religiosa que más tiempo estuvo en la conducción del Colegio. Varias generaciones de alumnas que pasaron por este Colegio la tienen como un referente indiscutible en su formación.

*la Hna. Martha Amelia Pelloni, Rectora del Nivel Secundario (1990 -1992), a quien le tocó afrontar el femicidio de la alumna María Soledad Morales (1990). La Hna. Martha no sólo supo acompañar, contener y dar respuestas a los padres y compañeras de María Soledad, sino que con ella, los padres de María Soledad y un grupo de alumnas y Profesores, nacieron en Catamarca “las marchas del silencio” una manera silenciosa y pacífica de reclamar de justicia que luego fuera tomada como ejemplo a seguir en otros casos a nivel nacional

*la Hna. Alcira Blanco, Representante Legal (1998-2009). La Hna Alcira, muy involucrada en el quehacer educativo fue la impulsora y formadora, de docentes y alumnos, en los Proyectos de “Mediación Escolar” y “Prevención Sísmica” proyectos pilares de nuestro PEI. Además llevó adelante la catequesis familiar preparando a los niños y niñas para los sacramentos de comunión y confirmación.

En la actualidad son tres las Hermanas que forman parte de la Comunidad Religiosa-Educativa: la Hna. Blanca Velázquez Giménez, la Hna. Carmen Sandoval y la Hna. Carlina Casas, quiénes si bien no están en cargos de conducción acompañan la labor educativa, se involucran en las acciones pastorales y misioneras que lleva adelante el Colegio.

Hace aproximadamente 15 años se instituyó el 15 de Octubre como “día del egresado Carmelita” celebrando, toda la Comunidad Religiosa y Educativa junto a muchas promociones de egresados: bodas de plata, bodas de oro y otras, el cumpleaños de nuestro querido Colegio y a Santa Teresa de Jesús, Doctora de la Iglesia, fundadora de la orden de Carmelitas Descalzas, patrona del Nivel Inicial, que este año está cumpliendo 40 años de su creación.

Hoy en día, debido al escaso número de Hermanas y a las necesidades de otras obras, la Congregación decidió que las Hermanas que hoy se encuentran en el Colegio fueran enviadas a otros centros de misión. Lo que no significa que se cierra la obra en Catamarca sino que por el momento el Colegio no contará con la presencia física de Religiosas Carmelitas. Las Hermanas realizarán visitas periódicas al Colegio para acompañar a los laicos que quedan a cargo.

Por todo lo realizado a través de éstos 213 años de vida, desde su primera fundación, el aporte cultural, educativo y pastoral que realizaron las Hermanas Carmelitas creemos que es justo y merecido que la Comunidad Educativa y la sociedad Catamarqueña en su conjunto reconozcan y agradezcan tan valiosa obra

Nunca más vigente para los tiempos que nos toca atravesar como Comunidad uno de los escritos de Sta. Teresa:

“Nada te turbe

Nada te espante

Todo se pasa

Dios no se muda

La paciencia todo lo alcanza

Quien a Dios tiene

Nada le falta

Sólo Dios basta”

Aportes históricos: Prof. Guadalupe Montalbán

Compaginación: Prof. Eugenia Gaffle

Seguí leyendo

Te Puede Interesar