Salud

Abrir nuestra mente

domingo, 4 de abril de 2021 · 01:06

Muchas personas desean avanzar en la vida, pero pocos son lo suficientemente atrevidos como para jugarse por lo que esperan para su vida. Hoy más que nunca, en épocas difíciles que nos ha tocado vivir a todos por igual, tenemos que abrazar nuestros sueños, nuestros objetivos. Y permitirnos soñar en grande, aunque las circunstancias que nos rodean no sean las ideales.
Y cuando veamos que el plan que diseñamos para llegar a la meta no funciona, ser flexibles y cambiarlo, o modificarlo, rápidamente. ¡No hay que enamorarse de los planes! Mucha gente sigue haciendo aquello que no arroja resultados, incluso por años, con la esperanza de que su situación se modifique. Pero nada cambia, hasta que no cambiamos nosotros mismos.
Y para hacerlo, necesitamos adoptar dos actitudes:
- Una mente abierta.
- Una nueva visión.
Cuando nuestra mente seabre, estamos en condiciones de recibir todo lo nuevo que la vida tiene para ofrecernos, aun en tiempos de crisis, que nos será útil para alcanzar nuestros objetivos. En la antigüedad, colocaban el vino en odres. Un odre era una bolsa de cuero que perdía flexibilidad cuando se secaba. Esto hacía que el vino fermentara. Como la bolsa ya no se estiraba, el cuero se rompía y el vino se perdía.
De igual forma, si no desarrollamos una mentalidad flexible, amplia, no seremos capaces de adaptarnos a los cambios que surjan en el camino. Muchos, cuando escuchan algo que no entra en su patrón de pensamiento, expresan: “Eso no puede ser verdad”. Creen que lo que saben es todo lo que existe. Pero la rigidez nunca nos permite abrazar la novedad. 
Una mente cerrada, incluso, podemos verla expresada en rigidez física. Son esas personas que parecen estar siempre duras, que no se permiten disfrutar de la alegría, del amor, y de sus emociones en general, sean positivas o negativas. Todo lo emocional las incomoda y lo reprimen.
Tu mente y la mía no debería estar condicionada a un “piloto automático”, a hacer todo siempre del mismo modo. Porque así nunca podremos cuestionarnos nada ni preguntarnos si lo que vamos a hacer es bueno o útil para nosotros. Recordá: para poder recibir lo nuevo y alcanzar todo lo que me proponga, necesito sí o sí tener una mente abierta.
En segundo lugar, es fundamental adoptar una nueva visión. Es decir, esperar algo que nunca hemos vivido antes. Quien tiene una mente abierta atrae a otras personas con su misma visión. Y, cuando atraemos a gente que “ve” lo mismo que nosotros, tarde o temprano llegamos a ver la meta cumplida. 
Te animo a que puedas expandir tu mente y ver un poco más allá de lo que la mayoría ve. Tal actitud te dará la capacidad de adaptarte a todo lugar y a toda situación. Podrás negociar hasta con quienes piensan diferente de vos. Y, lo que es mejor, podrás conectarte con cualquier persona y te sentirás preparado, preparada, para aceptar nuevos desafíos y todo lo que llegue a tu mano. 
Solo la flexibilidad mental (que también se puede ver en el cuerpo) nos saca de lo que no funciona para introducirnos en lo que sí funciona y nos lleva a la cima.

Instagram @berstamateas
facebook.com/bernardostamateas

Otras Noticias