comidas

Paladar Catamarca: Un lugar de sabores

¿Un local donde se pueda comer rico, pero sobre todo saludable? Eso es Paladar Catamarca, y su dueña, Verónica Vallejos, nos cuenta la oferta de este novedoso espacio en el corazón de la ciudad.
domingo, 9 de agosto de 2020 · 01:01

El local se ubica en Mota Botello 650, en pleno centro, y es una opción más que completa a la hora de elegir una oferta gastronómica de acuerdo con nuestras necesidades. 

“Paladar nació en noviembre de 2019, cuando empezamos a trabajar el proyecto con mi esposo. Lo hicimos a través de una agencia, el nombre, el logo y demás cuidados que requiere una marca, ya que en un futuro lo que queremos es poder franquiciarla”, señaló la emprendedora sobre los comienzos de la iniciativa.

“Paladar es un lugar de sabores porque ofrece varias alternativas. Lo principal es que es un servifood, es decir, un servicio donde vas, elegís lo que vos querés, te sentás, es como un McDonald’s, pero argentino y saludable; sin frituras y sale de lo común porque no es ni bar ni restorán”, explica.

Comer sano
Verónica cuenta que se enfocan en ofrecer menús y productos de líneas saludables. Uno de ellos son los “Combos”: “No es el típico sándwich de miga o tostado, es un sándwich con un pan que hacemos de semillas, saborizados o salvado; después hay seis bases como Chicken, Criollo, Ahumado, Italiano, y vos le podés agregar los toppins como verdura y salsas a tu gusto”.

En este sentido, destaca que este “producto estrella” –ya que los clientes lo piden mucho- destierra la idea de que comer un sándwich significa estar comiendo mal: “Un sándwich bien hecho, con el 60% de verdura, más una base proteica ya sea jamón, jamón ahumado, pollo, carne o la opción veggie que es de lentejas, es un producto saludable, no comida chatarra”.

Para veganos y celíacos
Paladar también ofrece menús y productos para veganos, vegetarianos, celíacos y diabéticos. La emprendedora comenta que tienen la exclusividad en Catamarca de Cero Glut, una empresa cordobesa con más de 15 años de trayectoria que ofrece comida elaborada especialmente para personas celíacas. “Son menús envasados listos para consumir, o los podés freezar por dos meses o tenerlos en la heladera durante tres días. Tenés tartas, milanesas con puré, pastel de carne, empanadas, ravioles, tallarines, y muchas opciones más”.

Además, adelantó que más adelante sumarán otros productos libres de gluten como vinos, cerveza, y un producto único en el país: el fernet para celíacos. “El que voy a traer es el único que hay en Argentina. Se hace en Córdoba y son productos premium porque no se consiguen en otros lados”.
En tanto, para personas con diabetes, en el local se pueden conseguir alfajores, galletitas, cereales y postres sin azúcar.

Menú diario y boxs
Paladar también ofrece un menú diario que está pensado especialmente para personas que trabajan en los comercios de la zona. “Nuestros menús los hacemos asesorados por una nutricionista. Las cocciones son al horno o a fuego, sin aceite, sin sal, y hay opciones para vegetarianos y veganos”.

Además, destaca que se pueden pedir como viandas de forma mensual, quincenal o semanal. “De las opciones que elijas, te bonificamos el día viernes, o sea, vas a pagar cuatro días y te vas a llevar cinco”.
Otra oferta interesante del local son los Boxs: “Son cajas que se preparan especialmente para regalar, y ahora estamos preparando para los más chicos por el Día del Niño. Viene con galletones personalizados en diferentes modelos y con mangas de glasé y brillantinas comestibles. Así pintan, crean y después la comen. Va con un jugo, leche o chocolatada y un globo”.

Otras opciones son box desayuno, merienda, amigos, cervecero y Havanna, esta última con productos de la famosa marca marplatense de alfajores. El precio de las cajas va a depender de lo que uno elija y se lo hace por encargue.
Por otro lado, comenta que otro “producto estrella” es el café Cabrales al paso con un alfajor sin azúcar, “es una delicia, al igual que los muffins y los budines sin harina y sin azúcar. La gente los pide mucho”.

Precios accesibles
“Nuestro fuerte son los precios porque estamos manejando un precio que, por la calidad que ofrecemos, es súper bajo”, sostiene Verónica. “Un combo, es decir un sándwich de 13 cm con la bebida incluida sale 180 pesos, y si es de carne o pollo sale 200 pesos. Una ensalada de 500 ml con la bebida cuesta 150 pesos; y un menú diario sale 190 o 240 pesos con la bebida”.

Conciencia saludable
La emprendedora gastronómica resalta que la idea de Paladar “es crear un poquito de conciencia de que se puede comer rico, pero con un producto que no te haga daño”. 
Asimismo, destaca que el equipo que trabaja en el local (staff, encargado y cocinera) se capacitó en la materia, sobre todo para evitar la contaminación cruzada en el caso de la comida para celíacos.

Con la pandemia del COVID-19 de por medio, el local que empezó a gestarse a finales del año pasado y a ponerse a punto durante el verano, recién cumplió un mes de apertura, y dos semanas de su apertura real al público con todos los protocolos sanitarios, ya que antes solo trabajaban con delivery. Para Verónica fue “todo un desafío” abrir en este contexto, pero es optimista ya que considera que todo este tiempo les sirvió para que la gente los vaya conociendo.
Cordobesa y radicada hace nueve años en nuestra provincia, cuenta una anécdota: “Uno de nuestros clientes que va con su madre casi todas las tardes desde que abrimos, me dio su devolución que fue que se sentía como si estuviera en Córdoba. Y para mí fue un mimo porque mi idea era traer algo de mi provincia aquí”. 

“La idea es no cansar con el producto, ir renovando, optando por lo diferente; y que la gente se sienta a gusto cuando va”, dice, mientras resalta que está pendiente de los detalles y considera que la atención al cliente es central. 
“Paladar es un lugar donde vas a encontrar cosas ricas, vas a poder comer bien y saludable. Y además es un lugar de momentos porque, cuando la situación lo permita, tenemos pensado hacer viernes temáticos cada quince días. Como un after office con un producto especial para ofrecer. Viernes de mujeres, de familia, de veganos, la idea es brindar un lugar para compartir y comer algo sano”.

Texto: Lidia Coria