Desafíos en el Poder Judicial

“Cambios de dinámica”

El pasado 18 de mayo, se reanudó la actividad judicial, con algunos cambios, para garantizar el servicio esencial de Justicia.
domingo, 7 de junio de 2020 · 01:02

La pandemia por coronavirus COVID-19 no sólo generó cambios de hábitos y de costumbres sino que también aceleró algunos procesos de cambios que estaban planificados. Tal es el caso de la actividad en el ámbito judicial. Además de implementarse protocolos de higiene y seguridad en el trabajo, se debieron reorganizar algunas estructuras porque, aunque se trabajó bajo la modalidad “de feria”, hubo cuestiones que no debían ni podían esperar y la respuesta debía estar a la altura de las circunstancias. 

Sebastián Lípari, secretario de Sumarios de la Corte de la Justicia, durante el receso judicial extraordinario estuvo a cargo de la Superintendencia Institucional de la Corte, comentó a Revista Express que se tomaron todas las medidas pertinentes, en este particular contexto de pandemia, previa autorización del Comité Operativo de Emergencia (COE). Durante la feria judicial en circunstancias extraordinarias, se organizaron nuevas estrategias. Uno de los objetivos fue procurar la restricción de personas y también se puso énfasis en la digitalización, acorde con los tiempos modernos. 

El 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia. En Catamarca, el receso judicial extraordinario comenzó luego del asueto provincial tomado por una cuestión energética, a mediados de ese mes. “En esos días se pudo analizar la estrategia que iba a llevar adelante la Corte en virtud a esta situación”, recordó.

El secretario Lípari indicó que hubo un “cambio de dinámica”, la relación social y al trabajo como lo conocemos. “Anticipó tiempos y estrategias, como la informatización plena. Lo que estaba previsto para realizar en años, se hizo en dos meses”, señaló.
La Provincia fija un receso, en sintonía con la medida Nacional. Se trató de tomar las recomendaciones sanitarias y la más importante fue el aislamiento, es decir, menos circulación de personas. “El primer eje estratégico del Poder Judicial fue establecer funcionarios y magistrados en feria. Se buscó que público en general, abogados y empleados circulen en los ámbitos del Poder Judicial. El personal era muy limitado”, destacó. Entre agentes y funcionarios, este estamento cuenta con una planta de aproximada de 1.800 personas. Se trabajó como en enero. 

“La Justicia es un servicio público esencial y el servicio de Justicia no se puede suspender ni paralizar. Sí se puede acotar, como sucede con las ferias: trabaja un juez que atiende las causas urgentes, que no admiten demoras”, destacó.

Con este panorama, desde el Juzgado de Familia en turno se prorrogaron las medidas cautelares. “Fue un reflejo que tuvo la Justicia para poder mantener las medidas de protección a las víctimas”, valoró.

A la par de la reducción de personal, se fijaron protocolos, de acuerdo con las fases de la pandemia, con medidas de bioseguridad. Otro eje fue minimizar el uso de papel y, para lograr este propósito, se intensificaron las herramientas informáticas. De esta manera, a través del sistema Lex Doctor se puede realizar la consulta digital de expedientes, un sistema muy utilizado, desde hace tiempo, en la provincia. 

Con esta herramienta, se organizó la modalidad de teletrabajo (home office) para las personas del grupo de riesgo; se efectúan a través de videoconferencias audiencias judiciales y la Corte también llevó a cabo una audiencia de casación. También se establecieron puntos de acceso, en el Servicio de Penitenciario Provincial, en Capayán y en el Colegio de Abogados. El funcionario consideró que se trata de un esfuerzo mancomunado. “En todo este proceso hubo una comunicación abierta con el Colegio de Abogados”, indicó.

Con la premisa de restringir manejo del papel, se estableció un sistema digital para la orden de allanamiento. El secretario indicó que se utilizan los correos electrónicos oficiales y aseguró que con esta herramienta se ahorró tiempo. Se logró acortar los tiempos procesales y agilizar los operativos. “La Justicia es más ágil”, sostuvo.  

Además, se firmó un convenio con el Banco de la Nación Argentina para libranzas de pagos judiciales, mediante el pago electrónico, por medio del sistema BNA Net. Según se indicó, se trata de una prueba piloto. En este plano, Lípari anunció que lo que se viene es “la firma electrónica.

“Acortamos los tiempos en actuación judicial, acortamos personal en circulación y restringimos el uso de papel. La idea es dar una respuesta inmediata”, precisó.

Lípari consideró que esta situación de emergencia llevó a todo el país, no solo al Poder Judicial, a agudizar la mirada y a buscar otras respuestas, en el marco de lo posible pese a que muchas veces el presupuesto y la tecnología son 
limitados. “En el marco presupuestario y tecnológico, la Justicia provincia dio una respuesta. La mayoría de las herramientas fueron comunicadas con el Colegio de Abogados”, destacó. 

Junta online

En otro orden, Lípari contó que Catamarca participó, de manera virtual en la Junta Federal de Cortes. “Se realizó una serie de reuniones con todos los tribunales superiores de la Nación, provincias y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para unificar criterios y parámetros en lo que hace a las estrategias para asegurar el servicio de Justicia en el marco de la pandemia. No es una cuestión aislada. Se está interactuando para ver qué herramientas son aptas, de acuerdo con cada presupuesto porque no todas las provincias cuentan con el mismo presupuesto”, contó. 


Protocolos para garantizar y proteger

Por su parte, la doctora María Luciana Collard Borsotti, referente del área de Reconocimientos Médicos del Poder Judicial, en una charla con Revista Express, comentó que desde que se declaró la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19, tanto en el ámbito nacional como en la Corte de Justicia provincial, se dispuso un receso judicial extraordinario, que finalizó el 18 de mayo. “Durante este período, se realizaron recomendaciones generales tanto de prevención como de higiene. Sabemos que la evolución de la pandemia determinó una serie de medidas y su permanente reevaluación. Es un fenómeno dinámico y se definen acciones para la protección de las personas, a fin de evitar el contagio y minimizar riesgos”, señaló.

En este contexto, se fueron realizaron diferentes protocolos, que se elaboraron en las distintas fases, entre las áreas de Reconocimientos Médicos y Seguridad e Higiene en el Trabajo del Poder Judicial. Tales fueron aprobados por la Corte de Justicia, el Ministerio de Salud y las autoridades del COE, destacó. 

Como primera medida, se realizó un instructivo con recomendaciones generales, en cuanto a la limpieza y desinfección en los lugares de trabajo del Poder Judicial. Luego, se trabajó en otro documento, con recomendaciones para el ingreso y egreso de documentación, principalmente para biblioteca y archivo. Por último, se trabajó en un instructivo para la modalidad presencial en el ámbito del Poder Judicial para la atención al público. En la elaboración de los protocolos, siempre se tomó como referencia a la OMS, se capacitó e instruyó a los agentes y se les dio las recomendaciones en forma general de higiene las manos con agua y jabón en forma correcta, de la solución de alcohol o alcohol en gel, el uso de barbijo, guantes y máscaras faciales (de ser necesario) y la ventilación, limpieza y desinfección de los distintos sectores. 

“En las oficinas, con relación a la atención al público, se recomienda que todos ingresen con barbijo y que se coloquen alcohol en gel en las manos y que se respete la distancia social, entre empleados, de dos metros, en la medida de lo posible, como así también entre el público. También se pone énfasis en el control de ingreso de gente, que está relacionado con la capacidad de cada edificio. Se instalaron pantallas protectoras para resguardar la salud de todas las personas. A los funcionarios, magistrados y demás personal se les entregaron los elementos de cuidado personal, procurando mantener las normas de bioseguridad”, detalló. 
En cuanto al préstamo de expedientes para consulta, la profesional puso énfasis en que siempre se debe tener en cuenta que la persona tenga colocado el barbijo y que se coloque en las manos solución de alcohol o alcohol en gel antes de agarrar la documentación. “Se presta las veces que sea necesario y en el mismo día. Además, es muy importante que se registre a quién se prestó ese documento, ya que si en el futuro necesitamos tener algún dato epidemiológico o registro, podemos ver quién tuvo acceso. Es decir, si a futuro, alguna persona llega a tener algún proceso infeccioso, por coronavirus, se podrá realizar la trazabilidad por estos datos epidemiológicos, en cuanto a la recepción de documentación y más aun de la que es nueva”, aclaró.


Además, advirtió que la documentación nueva –que recién ingresa el circuito judicial- es entregada en papel, acompañada de un formato digital. “Cuando ingresa la documentación, se tramita en el día. De acuerdo con la OMS, evidencias científicas y fuentes bibliográficas, el coronavirus se propaga por las gotas (de saliva) y cuando una persona tose o estornuda, esas gotitas tienen partículas virales que caen en superficies y objetos, como el papel. Si una persona toca esas superficies, las partículas tocan las manos y se las puede llevar a los ojos, nariz o boca. Por todo ello, se tomaron todos los resguardos, con relación al uso del papel, dado que sobre éste el coronavirus puede estar hasta cuatro días. Sabemos que un proceso dinámico que va cambiando y se va actualizando. Vamos conociendo cómo el virus va cambiando. En el protocolo también se estipula que en caso de que sea necesario se da un trámite urgente”, resaltó.

La profesional consideró que todas estas medidas impuestas en el protocolo no van a interferir en el normal funcionamiento del proceso judicial. “Todas estas medidas son para resguardar y cuidar la salud de todos los trabajadores, con el propósito de continuar dando el servicio de Justicia, de manera eficaz y segura, protegiendo desde el punto de vista sanitario”, expresó.

Fotos: Ariel Pacheco
Textos: Basi Velázquez

Otras Noticias