Cuatro ángeles

Unidas por los callejeritos

Desde que inició la cuarentena, cuatro chicas salieron por iniciativa propia para alimentar a los perros callejeros del microcentro. Se encontraron y se organizan para asistirlos.
domingo, 10 de mayo de 2020 · 09:49

Una vez iniciado el aislamiento social, preventivo y obligatorio para prevenir el avance del COVID-19, Jessica, Maia, Eugenia y Roxana salieron a la calle para asegurarse que los perros callejeros de la zona por donde viven no quedaran a la deriva. El amor por los peluditos de cuatro patas las impulsó a salir en su auxilio y las encontró en este camino. De inmediato, se organizaron para prepararles comida y salir a alimentarlos. Todas las noches, salen por las calles del microcentro y alimentan a casi 15 perros callejeros. 
“Comenzamos a darles de comer durante la cuarentena. Con Eugenia y Maia nos conocimos una noche, de manera excepcional –contó Jessica-. Justo salía a dar de comer a los callejeritos de esta cuadra; vivimos en esta zona. Entonces, nos pusimos de acuerdo y coordinamos; un día cocina una y otro día, otra. Les damos de comer a entre 10 a 13 callejeritos desde Prado y Sarmiento hasta la garita de San Martín y Rivadavia”, detalló.
Además, aclararon que ninguna de las cuatro es proteccionista pero sí confesaron sentir un amor incondicional hacia los animales “y nos ganamos el amor de ellos. Son buenos y cariñosos; les podemos dar de comer en boca y acariciar”, expresaron.
No solo se encargan de llenarles la panza a los callejeritos sino que, al mismo tiempo, ponen manos a la obra para encontrarles un hogar. Contaron que algunos perros ya son viejitos pero hay personas que quieren adoptar. Para ellos, les sacan una foto; los perros están vacunados y castrados. En la semana, le dieron el alta a uno perro que estuvo internado, por un problema de salud. “Tratamos de cuidarlos y de darlos protección, de ver que se los atiendan y buscar a personas que puedan ayudar”, comentaron.
Todo sale del esfuerzo de ellas y la comida sale de su propio bolsillo. Por noche, cocinan un paquete y medio de fideos, con carne, pollo, salchichas o alimentos balanceados. Hacen lo posible para que tengan un menú variado, dentro de sus posibilidades. “Tratamos de dejarles latitas con agua pero de un día para el otro, no están. Buscamos alimentarlos con algo que los sustente hasta la comida del próximo día”, explicaron.
Además de la comida, se suman otros gastos para el bienestar de los peluditos. Roxana se encarga, sobre todo, de la veterinaria. Sus compañeras de cruzada contaron que se encargó de hacer castrar a unas cinco perritas y ayudó a llevar a la veterinaria al perrito  estaba muy enfermo y que hace poco obtuvo el alta. “También cuida a los perritos, les da de comer, en otro horario y se encarga de la parte económica. Los está haciendo vacunar. La conocimos después de que hizo castrar a las perritas, hace unos días”, recordaron. 
Las chicas ya son conocidas por la zona y pueden realizar esta tarea. Los policías de las garitas ya nos conocen. Saben que salimos para darles de comer a los perritos y por eso nos dejan andar”, aclararon. 

Colaboración
A fin de poder lograr un mejor pasar a los perros callejeros, las chicas buscan a personas o familias que quieran darles un hogar. “Son muchos y la mayoría son viejitos. Sería lindo que pasen su último tiempo con cuidos, con afectos, con comida y calentitos, ahora que se viene el invierno”, expresaron. 


Contacto
Si quieren sumar y colaborar, pueden comunicarse al 3834 023149 (Eugenia). Las chicas también reciben mantas y prendas para poder abrigarlos y cajas de tetrabrik (de leche o jugo) para hacerles casitas.

Texto: Basi Velázquez