Estreno Netflix

El regreso de Sophia Loren

domingo, 22 de noviembre de 2020 · 01:00

3 (tres)

La vida por delante (La vita davanti a sé, Italia, 2020) Dir. Edoardo Ponti. Guion: Ugo Chiti, Fabio Natale y Edoardo Ponti. Con Sophia Loren, Ibrahima Gueye, Renato Carpentieri, Babak Karimi, Abril Zamora, Iosif Diego Pirvu. Apta Mayores 13 años.

Este drama es el retorno de la célebre Sophia Loren al cine, a sus 86 años de edad y bajo la dirección de su propio hijo, Edoardo Ponti.

Basada en la novela de Romain Gary, esta producción es un remake de Madame Rosa (1977), la película francesa ganadora de un Oscar a mejor película extranjera, que también adaptó la historia del escritor francés.

La vida por delante tiene dos protagonistas, por un lado, está Momo, un niño abandonado por sus padres, y Madame Rosa, una ex prostituta, sobreviviente del Holocausto, que da refugio en su casa a hijos de otras trabajadoras sexuales.

El conflicto se desarrolla por el choque entre estas dos almas golpeadas, una en el comienzo de su vida y la otra en el final de sus días. Como es de esperar, lo que empezó mal –el niño le roba a la anciana- termina construyendo una amistad muy peculiar que los ayudará a sobrellevar sus tormentos emocionales.

La historia es predecible y con muchos lugares comunes, pero aun así mantiene el interés del espectador por la actuación de Loren como una anciana de carácter enérgico, que en sus momentos de vulnerabilidad lucha contra los fantasmas del campo de exterminio nazi; y también por la interpretación del pequeño Ibrahima Gueye en la piel de Momo, un niño conflictivo y solitario, pero a la vez muy frágil, inmerso en un mundo marcado por la delincuencia juvenil, la violencia y el narcomenudeo callejero.

Y si bien todos estos elementos funcionan, a la historia le falta generar una conexión emocional más profunda con el espectador, algo que es fundamental para este tipo de película.

Ese vacío se hubiese llenado con flashbacks de los protagonistas para conocer más sobre las historias personales de cada uno (Momo y el pasado con sus padres, y Madame Rosa y su tiempo en Auschwitz) ya que ellos no lo hacen de forma verbal. Ese recurso narrativo, tan usado en el lenguaje audiovisual, le hubiese servido al director para profundizar más en los personajes, y al mismo tiempo, generar que el espectador conecte con las emociones de estos.

Otra falencia en la producción fue la banda de sonido, la cual no mantiene un tono unificado a lo largo del metraje y tampoco le brinda una identidad al relato.

A pesar de todo, La vida por delante es un drama italiano correcto, que representa un gran retorno de Sophia Loren a la pantalla, aunque sin puntos sobresalientes que la hagan memorable.

  

Lidia Coria

Twitter: @liXoria

Facebook: Cinéfilos a Bordo