cine

Diversión pochoclera asegurada

domingo, 26 de agosto de 2018 · 09:31

Calificación 4 (cuatro)
Megalodón (The Meg, Estados Unidos, 2018) Dir. Jon Turteltaub Guion. Dean Georgaris, Jon Hoeber y Erich Hoeber. Con Ruby Rose, Jason Statham, Bingbing Li, Robert Taylor, Rainn Wilson, Jessica McNamee, Ruby Rose, Cliff Curtis, Masi Oka.

Megalodón es la típica película de acción pochoclera, pero no por eso hay que subestimarla. La propuesta promete eso desde sus avances y cumple con creces durante su proyección, lo que no es detalle menor ante tantas superproducciones que anticipan entretenimiento a gran escala y luego se desinflan en la sala de cine.


La cinta está dirigida por Jon Turteltaub, un realizador que hizo un clásico del género romántico como Mientras Dormías (1995), pero que también estuvo en el terreno de la acción con La leyenda del tesoro perdido (2004) y El aprendiz de brujo (2010), ambas protagonizadas por Nicolas Cage.
Acá Turteltaub nos mete en la historia de un equipo de investigadores marinos que por error liberan a una misteriosa criatura prehistórica que vive en las profundidades del océano. Se trata del Megadolón, un tiburón gigante que es el antepasado directo de los tiburones actuales, y que, por supuesto, destrozará a todo aquel que se cruce en su camino.


El elenco, encabezado por la estrella de acción Jason “Transportador” Statham, tiene un grupo de actores que viene de diferentes orígenes, por un lado tenemos a la actriz china Bingbing Li; Rainn Wilson, reconocido por su papel en The Office, y Ruby Rose, también reconocida por su participación en la serie Orange Is The New Black. Sin embargo, la que se robará varias escenas es la pequeña y desconocida actriz china Shuya Sophia Cai, que genera ternura y gracia en igual medida a lo largo del filme.


Está claro que la fortaleza de una propuesta pochoclera reside en sus secuencias de acción y la capacidad de entretenernos en la pantalla grande, y en ese sentido Megalodón no decepciona. Con escenas que nos dejarán sentados al borde la butaca y otras tantas que nos sacarán una carcajada, la cinta no tiene desperdicio. Si fuiste al cine para divertirte y olvidarte por un par de horas del mundo exterior, esta película tiene todas las fichas.


Otro gran punto a favor es que el filme se desarrolla en gran medida en China, por un lado por obvias razones económicas (desde hace tiempo el mercado chino aporta muchísimo a la taquilla mundial, por ende es totalmente entendible la decisión de los estudios de cine de incluir locaciones chinas y artistas de ese país en sus superproducciones), y por otro lado porque es un soplo de aire fresco que una peli de acción NO tenga lugar en Estados Unidos. 


Con algunas referencias nostálgicas a Tiburón (1975) –especialmente en una secuencia de playa– Megalodón está muy lejos de ser una obra maestra del género (como lo fue la película de Steven Spielberg), pero como película de acción a gran escala brinda entretenimiento genuino de inicio a fin.  
Por eso, si no le pedimos más, la disfrutaremos plenamente.  
 
Lidia Coria
Twitter: @liXoria
Facebook: Cinéfilos a Bordo  
 

Otras Noticias