destacados 2018

Laura Ramos: Su momento de gloria

Es campeona internacional de Pole Dance. En reconocimiento a su trabajo, tuvo una importante propuesta laboral en el exterior.
domingo, 30 de diciembre de 2018 · 04:00

Entró al Salón Auditórium del Hotel Ancasti y las miradas se posaron en ella. No pasó inadvertida. Laura Ramos no es ‘la chica del caño’; es la campeona internacional de Pole Dance. Con una amplia sonrisa, comentó que se encuentra en un momento muy agradable, con el reconocimiento en Catamarca a su labor. “Quedó claro que el Pole Dance es un deporte. Muchas chicas me llaman para que les dé clases como actividad deportiva”, contó.


Luego de la nota de tapa en Revista Express, la campeona catamarqueña dio clases y sus alumnas defendieron esta disciplina. También le llegaron propuestas de Tucumán, San Luis y Buenos Aires.


Para Laura, lo más importante fue el reconocimiento de la comunidad deportiva como disciplina. “La comunidad festejó porque ahora se la conoce”, dijo.


Ahora comienza una nueva etapa para Laura. En El Salvador, Centroamérica, le hicieron una propuesta para dar clases. En 2019, la catamarqueña comenzará una nueva vida.


“La repercusión también fue interna. Con esa nota se logró ampliar la visión y eso es muy valorable”, expresó.
Laura es la actual referente latinoamericana en “Pole Exotic” y la actual campeona en la competencia “Elevate Pole Championship 2018”. También se destaca en la categoría “Pole Sport”, obteniendo el bronce latinoamericano. En el certamen Arnold Classic de Río de Janeiro, Brasil, quedó entre las 10 mejores del mundo entre 220 atletas. 


“El ‘pole dance’ es una disciplina de alto rendimiento deportivo. El elemento (la barra vertical) es similar al que utilizan en el denominado ‘baile del caño’. Sin embargo no correspondería asociarlos, ya que no son sinónimos. Uno está vinculado con lo stripper y el otro es deportivo. No se permiten movimientos con insinuaciones sexuales ni exposición de zonas erógenas. El pole dance es deportivo”, explicó.

 

Sin prejuicios

Al principio, no fue fácil porque había algunos juicios de valor dando vueltas. “El prejuicio principal fue el mío hacia la disciplina. Yo misma creía que era el ‘baile del caño’. Al descubrir la riqueza del deporte y la complejidad que tiene me dije ‘voy a intentarlo’ y así la pasión se apoderó de mí”, dijo con entusiasmo.
Como disciplina, tiene sus exigencias deportivas. En una competencia de pole se evalúan distintas habilidades, principalmente las vinculadas a la fuerza, la flexibilidad, lo artístico (presencia escénica, vestuario, actuación, congruencia coreográfica) la ejecución técnica de los movimientos, las transiciones dinámicas, acrobacias y danza, detalló. Existen diferentes variables de categorías de pole: Pole Sport, Pole Art y Pole Exotic. Cada una de ellas tiene una particularidad específica.

FRASE
“La repercusión también fue interna. Con esa nota se logró ampliar la visión y eso es muy valorable”.


 

Otras Noticias