FABRIZIO SCROLLINI

“Con datos abiertos podemos tomar mejores decisiones y tener mejores discusiones”

domingo, 23 de diciembre de 2018 · 04:00

Es el director de la Iniciativa Latinoamericana por los Datos Abiertos. En Catamarca, dio una capacitación.


El director de la Iniciativa Latinoamericana por los Datos Abiertos Fabrizio Scrollini, al grito de “Catamarca Abierta”, cerró con una gran foto grupal el taller de co-creación de datos abiertos que vino a dictar, como aporte para que el Gobierno Provincial comience a trazar su Plan Provincial de Apertura de Datos, un camino “sin retorno” -destacó- hacia la transparencia y la construcción de un nuevo vínculo entre gobiernos y ciudadanía.


Scrollini es uruguayo, director de la Iniciativa Latinoamericana por los Datos Abiertos, una organización regional que busca entender y promover las políticas y uso de datos abiertos en América Latina, y que forma parte-como nodo regional latinoamericano- de la iniciativa Open Data for Development (OD4D).


En esta nota habla sobre el valor que representa la apertura de datos de gobierno, tanto para la ciudadanía como para las mismas administraciones públicas.


“Esta historia de abrir los datos viene de la mano de la lógica del proceso de digitalización de la administración pública y del valor que los datos generan no solo para la administración sino en relación con otros. Hay un montón de gente por fuera de la administración que puede usar esos datos y darles distintos tipos de valor”, señaló.


“Un valor muy obvio de abrir datos tiene que ver con mejorar la transparencia de la administración. Ese el primer activo que logra un gobierno en el momento en que lleva adelante una política de datos abiertos, que supone no solo responder lo que la ciudadanía solicita, sino también, proactivamente, poner a disposición de la ciudadanía un montón de información en áreas de relevancia: saber cuánto se gasta, en qué se gasta, a quién se contrata. Muchas veces las administraciones tienen miedo a liberar esos datos pero, en realidad, hacerlo es una oportunidad de mostrar qué es lo que se hace, una oportunidad para legitimarse ante la ciudadanía y una oportunidad para mejorar”, señaló el especialista.


La idea de los datos abiertos de gobierno es sencilla, dice Scrollini. Los datos que el Estado produce pertenecen a la ciudadanía, la cual no solo tiene derecho a acceder a los mismos, sino también a reutilizarlos para construir herramientas y productos que sirvan a la sociedad.


Es importante, en esta cuestión, distinguir entre datos abiertos y datos públicos. Para que un dato sea abierto debe estar publicado en un formato editable o reutilizable -según estándares ya establecidos- que permita a cualquier persona cruzarlos con otros datos, analizarlos y construir nuevos sentidos o aplicaciones a partir de ellos.


“Una segundo valor de abrir datos de gobierno tiene que ver con la relación con la ciudadanía y particularmente con la creación de valor, tanto público como privado a partir de esos datos. El uso de determinada base de datos puede servir para generar reporte de incidentes en la ciudad, por ejemplo dónde hay baches, problemas en materia de tránsito, falta de luminarias, etc. Los datos, sumados a la interacción con vecinos o grupos vecinales, emprendedores, asociaciones civiles y tecnólogos pueden ayudar a generar dinámicas que creen servicios a partir de esos datos. Eso representa una oportunidad de desarrollo para Catamarca, asumiendo que hay una Universidad, un Cluster Tecnológico y técnicos capaces de agregar valor -público o económico- a esas datos”, agregó Scrollini.


Y una tercera vía que se abre a partir de “liberar” datos es la oportunidad de capacitación: “A medida que más datos se liberan, más gente es capaz de utilizarlos. Y estamos en capacidad de entrenar a una nueva camada de servidores públicos, estudiantes, tecnólogos y ciudadanos en esta ciencia de datos”


-¿La apertura de datos debería ayudar también a la toma de decisiones y a generar políticas de más largo plazo?


-Es muy importante para quienes toman decisiones poder tomarlas informados. Y eso no pasa tanto. Podríamos pensar que las administraciones han desarrollado mecanismos de toma de decisiones sofisticadas, porque nuestros estados latinoamericanos tienen 200 años y 300 años de antigüedad, pero no pasa siempre. El hecho de que los datos estén disponibles no necesariamente se traduce en mejores decisiones, pero teniendo datos disponibles podemos tomar mejores decisiones y también tener mejores discusiones. Muchas de nuestras leyes no se debaten en base a evidencia. Si vamos a reformar el sistema de salud, está bueno tener en claro cuántos usuarios tenemos, qué servicios brindamos, cuánto gastamos, a quiénes compramos. Ese análisis, que permea en decisiones, comienza a ser clave. Y en la medida en que esa información circula, permite que otras voces tradicionalmente no escuchadas puedan sumarse al debate. Eso debería aumentar la calidad del debate democrático y de la toma decisiones.


-¿Qué recomendaría a un Gobierno que quiere iniciar la apertura de datos? ¿Por dónde comenzar? 


-En primer lugar hay que poner un portal, y hay varias opciones tecnológicas para eso. Argentina ha adoptado un software abierto y lo ha adaptado muy bien. Para arrancar hay que elegir los datos que son de mayor relevancia para la ciudadanía. Ese es un trabajo que requiere de la consulta con los ciudadanos: qué les interesa saber, o cuáles son las cuestiones que más consultan los ciudadanos a sus administraciones.


Otro camino es pensar qué prioridades marcó la administración de gobierno. Si dijo que iba a invertir en obra pública, sería bueno abrir datos que den cuenta de las obras en marcha, su estado de ejecución, las inversiones que demandaron, las contrataciones realizadas. Si la prioridad era la inclusión social, abrir datos para mostrar cuánto y en qué invertimos en materia de inclusión.



Taller 
Los días 17 y 18 de diciembre tuvo lugar en el Instituto Provincial de la Administración Pública (IPAP) un Taller de Co-Creación de Datos Abiertos organizado por la Secretaría General de la Gobernación, a través de la Subsecretaría de Tecnologías de la Información. Durante dos jornadas, funcionarios y técnicos de distintos organismos del Estado Provincial fueron identificando -guiados por los referentes de la Iniciativa Latinoamericana por los Datos Abiertos, Fabrizio Scrollini y Silvana Fumega- la información de sus áreas que podrían “liberar” como datos abiertos. Fue un primer paso para comenzar a delinear un Plan Provincial de Apertura de Datos para Catamarca.


 

Otras Noticias