domingo 14 de abril de 2024
Entre 2020 Y 2023 según un informe de Hacienda

Empresas públicas no financieras suman déficit de U$S 18.000 millones

La que más acumuló fue ENARSA, por los subsidios a la energía. Esto implica un punto del PBI, según el informe.

Durante el gobierno anterior, las empresas públicas dejaron un rojo de más de US$ 18 mil millones. Es el déficit operativo acumulado entre 2020 y 2023 que, aseguran, se explica por la política de subsidios a la energía y el transporte ferroviario. El dato señala que la que más perdió fue Enarsa, por los subsidios a la energía. Los datos son los correspondientes al cuarto trimestre de 2023, publicados por la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Economía, se pueden tener los principales indicadores económicos y financieros.

Según este relevamiento, sólo en 2023, el déficit operativo de las 33 empresas públicas no financieras arrojó un saldo negativo de 1,6 billones de pesos, que al tipo de cambio oficial promedio de 2023 ($ 295,21) equivale a US$ 5.440 millones de dólares. La película 2020-2023 dice que el rojo operativo de las empresas públicas fue de US$ 18.035 millones de dólares, siempre calculando el déficit operativo acumulado cada año (en pesos) y convertido a dólares usando el tipo de cambio promedio de cada año.

El déficit operativo global (la diferencia que cada una de las empresas registra entre los ingresos que genera y los gastos en que incurre exclusivamente por su actividad) se explica mayormente por la deliberada política de subsidios a las tarifas de los servicios públicos. Por eso a la cabeza de los mayores déficits operativos aparecen siempre Enarsa (la empresa que importa energía a precio de mercado y lo entrega al mercado local a precio subsidiado), los trenes y el agua corriente.

A ese trío se suma Aerolíneas Argentinas, que para mantenerse activa utilizó cuantiosos fondos públicos, pese a que ofrece por sus vuelos tarifas similares a los de la competencia privada. Un dato significativo es que a pesar de las permanentes pérdidas que se vienen acumulando desde hace varios años, las empresas han mantenido más o menos estable su planta de personal.

El rojo operativo de las empresas públicas equivale, cada año, a casi un punto del PBI y su reducción dependerá del avance en la quita de subsidios que está aplicando el actual Gobierno. Las transferencias del Tesoro a las empresas fue de $ 40.893 millones en enero de este año y de $ 259.741 millones en febrero. Esto significa que en el primer bimestre del año se observa una caída real de las transferencias (descontada la inflación) del 53% respecto de igual bimestre de 2023.

De modo que los fuertes aumentos que se están aplicando y se van a aplicar a las tarifas de gas natural y energía eléctrica deberían traducirse en una caída del déficit operativo de Enarsa, que en 2023 explicó el 40% del déficit operativo total, con un rojo de $ 713.000 millones (US$ 2.416 millones). Otra parte importante del déficit operativo lo explican los trenes. En 2023 el Estado les giró $ 335.000 millones US$ 1.135 millones, a razón de US$ 3,1 millones por día. Facturaron por la venta de pasajes $ 344.000 millones. Tuvieron un déficit operativo de $ 362.000 millones, el 22% del total de las empresas públicas. El sistema ferroviario argentino es el principal empleador del país, con una planta de casi 32.000 personas.n

"Los impuestos pueden bajar antes"

El ministro de Economía, Luis Caputo dijo que la Argentina podría llegar a estar en condiciones para bajar los impuestos "antes de lo esperado". En las redes, dijo que los impuestos irán bajando "cuando tengamos superávit fiscal". El intercambio se dio como respuesta a un posteo del titular de la cartera económica en X (antes Twitter), donde celebró la decisión de una empresa argentina por reducir sus precios un 10%. "Si combinamos la ortodoxia macroeconómica con actitudes empresarias como esta, vamos a salir de este lío antes de lo esperado por nadie", aplaudió Caputo. En la publicación, adjuntó la foto de la notificación redactada por la marca en la que expresaba que "motivados por la firme convicción de colaborar con la desaceleración de la inflación reinante", decidieron rebajar todos los productos de la lista. "Sabemos que el desafío es grande, hay demasiados obstáculos impositivos que entorpecen el buen accionar de las empresas", consideraron.

La corporación forma parte de uno de los empresariados textiles, industria que perdió alrededor de 100.000 puestos de trabajo en enero como consecuencia del cierre de unas 100 empresas.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
jalil visito un emprendimiento vitivinicola

Te Puede Interesar