martes 17 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Habían pactado pagos en cuotas hasta febrero, pero ya hubo incumplimientos

Empresario apuntó contra Adhemar Bacchiani por las deudas en venta de inmueble

Se trata de Cristian Guillou, propietario de Wika Club, que ayer se instaló en el lugar para reclamar sus pagos. El titular de la financiera, Edgar Adhemar Bacchiani, minimizó la denuncia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
24 de enero de 2022 - 01:15

El empresario local Cristian Guillou apuntó contra el titular de la financiera Adhemar Capital, Edgar Adhemar Bacchiani, por incumplimientos en el acuerdo de la compra-venta del boliche bailable "Wika Club", y ayer tomó posesión del local hasta tanto el financista cumpla con los pagos adeudados. "Al principio no había problemas, pero en noviembre comenzamos con inconvenientes y ahora nos proponen un plan de pago sujeto a que él en algún momento venda sus criptomonedas a un valor que considere conveniente", relató Guillou a El Ancasti. Bacchiani denunció que le quieren "expropiar" los inmuebles y aseguró que "los pagos están completos".

"Con gran amargura tengo que contar que esta historia comenzó hace un año. Hicimos un plan de pago en cuotas, que en un momento fue adecuado el precio del bitcoin, pero después se cambió al dólar. Ellos pagan los intereses y después el pago final, al final del contrato, que en el caso nuestro sería el día 25 de febrero", explicó el empresario. En ese sentido, comentó que "en los primeros meses no hubo problemas", pero que los inconvenientes comenzaron en noviembre. "Tuvimos todo tipo de dificultades, y ahora en enero ya no nos atiende nadie, nos están hablando de una reestructuración de los porcentajes", relató.

"Ésta es una propiedad que tenía el precio fijado desde el primer día y nos están planteando bajar el pago más importante a la mitad, y que va a ser abonado el día que él pueda vender los bitcoins a un precio conveniente para él, o sea que tampoco tenemos una fecha cierta de cobro", graficó Guillou sobre la última respuesta que tuvo del "trader".

"Lo nuestro es una operación inmobiliaria que nosotros consideramos que no tendría que estar sujeta a una inversión del tipo especulativo como hacen ellos. Nos proponen que todos los documentos (NdR: los pagarés) que tenemos, los vencidos y los por vencer, sean cambiados por porcentajes que ellos consideran que corresponderían, lo que es una cifra muy inferior a la pactada originalmente", reclamó.

El empresario, que ayer se instaló en Wika Club con una custodia policial, remarcó que lo hizo "con mucha amargura", pero "defendiendo una inversión de familia, que lleva más de 20 años y que en mi caso es toda una vida y tiene que ver con la actividad que ejercí siempre". "En resguardo de eso y habilitado por uno de los puntos del contrato, que decía que en caso de falta de pago podemos rescindir la compraventa, me presenté y tomé la posesión", indicó.

En ese sentido, aclaró que el local sigue a nombre suyo. "El local está a nombre mío, la luz está a nombre mío y los serenos son empleados míos. Como esta operación se hizo sujeta a cuestiones que no son las habituales y que yo no manejo ni mi socio tampoco, tomamos el recaudo de realmente hacer la entrega de la escritura y de todas las cuestiones de impuestos una vez que el pago fuera saldado. Lamentablemente creíamos que eso iba a suceder el mes que viene, pero tenemos estos problemas", detalló.

Para Guillou, "la solución es muy simple". "Si él abona lo pactado o inclusive si nos hace una propuesta seria, nosotros vamos a cesar con todo y esto será una anécdota. Acá está jugando con lo único que tenemos, con muchos años de sueños y de esfuerzo, y estaría bueno que se digne a decirnos si nos va a pagar. Si abona lo pactado, incluso hasta le pediría disculpas", dijo. "Para nosotros y para mucha gente que está en una situación parecida es necesario que haya algún tipo de precisión a esta altura. Es tremendamente preocupante: está nuestra vida acá. Aparte, porque tenemos el dato de que mucha gente la está pasando igual o peor y no me gustaría ser una víctima de algo que puede afectar a muchos catamarqueños", expresó.

Por su parte, el trader Adhemar Bacchiani aseguró que "mediante usurpación quieren expropiarme Wika y El Jumeal", y que "los pagos están completos y son 100% míos". Esto fue desmentido por Guillou, quien aseguró tener en su poder "más de 20 pagarés, la mayoría vencidos". "Si hace falta discutir en la Justicia, nosotros empezamos haciendo los pasos legales. Vamos a hacer todo lo que esté dentro del marco de la ley", remarcó.

El empresario comentó que la propuesta de la compra de Wika Club "nació de él (por Adhemar)" y que todo se resolvió en dos reuniones: "No tuvimos mucho contacto con él, fue todo muy rápido y te diría muy simple, pero después comenzó nuestro padecimiento y comenzamos a notar cambios en el manejo de los pagos", dijo.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
la uta convoco a un paro de 72 horas a partir de hoy

Te Puede Interesar