martes 17 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Pidió asilo en México

Castillo está en una cárcel especial de la policía en Perú

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El expresidente peruano Pedro Castillo, destituido por el Congreso tras intentar disolverlo, contactó el miércoles con la oficina de la Presidencia de México para avisar que se dirigía a la embajada de ese país en Lima a pedir asilo, informó el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Pero el expresidente peruano Pedro Castillo estaba recluido ayer en una cárcel especial de una sede policial de Lima, donde permanece preso el exmandatario Alberto Fujimori. Las autoridades decidieron trasladar a Castillo por temas de seguridad a la sede de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes), donde en un ambiente acondicionado Fujimori cumple una condena de 25 años por abusos a los derechos humanos y corrupción.

Imágenes de televisión mostraron cuando Castillo, de 53 años, llegaba la noche del miércoles en un helicóptero con sus dos manos juntas bajo un manto oscuro -aparentemente con esposas- a la base policial, ubicada en el distrito de Ate en el este de Lima, en medio de extremas medidas de seguridad.

Castillo fue destituido tras un juicio político en el Congreso, después de anunciar la disolución del Parlamento, una decisión que provocó la renuncia de ministros clave y denuncias de un "golpe de Estado" por parte del Poder Legislativo.

Su exvicepresidenta Dina Boluarte prestó juramento como la nueva presidenta, convirtiéndola en la primera mujer en ocupar el cargo en el país sudamericano.

Tras la destitución de Castillo, la fiscalía peruana informó que se detuvo al exmandatario izquierdista para iniciar las diligencias preliminares por el presunto "delito de rebelión", al quebrantar el orden constitucional del país, además por el presunto delito de "conspiración" contra el Estado.

Castillo había asumido el poder en julio del año pasado luego de ganar unas apretadas elecciones frente a la hija mayor del exmandatario Fujimori, Keiko Fujimori, una política conservadora que se había resistido por semanas a la derrota.

Protesta

Un grupo de manifestantes que protestaban frente al Congreso, en Lima, fueron reprimidos ayer con gases lacrimógenos por la Policía Nacional de Perú, en medio de la crisis desatada.

Un pequeño grupo, de unas 200 personas, se había autoconvocado para pedir el cierre del Parlamento y también por la liberación de Castillo.

Sin embargo, la policía intervino cuando los manifestantes quisieron acercarse al Palacio Legislativo y comenzaron a arrojar gases hacia el grupo, que rápidamente se alejó del lugar.

Este incidente se suma al que se había registrado el miércoles, cuando se enfrentaron simpatizantes y oponentes de Castillo en las calles céntricas de la capital peruana, tras haberse aprobado su destitución.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Escuela nº161 Islas Malvinas

Te Puede Interesar