ES EL JEFE COMUNAL DE SANTA ROSA

Una joven denunció al intendente Elpidio Guaraz por “abuso sexual”

Se presentó el miércoles por la tarde en una sede judicial. Guaraz, por el momento, no fue imputado.
viernes, 4 de junio de 2021 · 01:07

El miércoles, una joven se presentó en una sede judicial. Había viajado varios kilómetros desde el departamento Santa Rosa para poder realizar una denuncia. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, la joven denunció al intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaraz, por haber hecho mella a su integridad sexual. 

Ante el presunto abuso tomó intervención la Fiscalía de Instrucción de turno. Por el momento, el jefe comunal no fue imputado y se ordenaron las medidas de rigor, tales como protocolos y pericias, a efectos de tener los primeros elementos para poder encuadrar el presunto delito. 

Por su parte, Yanina Mohaded, abogada que asiste a la denunciante, comentó que en las próximas horas se constituiría como querellante. Entre otras medidas, se solicitaría una restricción. 

La denunciante ahora se encuentra contenida y asistida. Su abogada, quien integra la Comisión de Género del Colegio de Abogados, pidió participación a la Red de Autocuidado Feminista de Catamarca, que agrupa a todas las redes para que pueda tener contención emocional.

Dada la índole del delito denunciado, la causa se maneja con la reserva de rigor. No obstante, de acuerdo con información a la que pudo acceder este diario, la denunciante es una joven mayor de edad. Había tenido una beca municipal y luego pasó a contrato de servicio. El abuso se habría prolongado durante cuatro años, aproximadamente, desde que ella era adolescente. Cansada del hostigamiento y de esta situación, la joven decidió realizar una denuncia penal. Sin embargo, optó por asentarla en la Capital y no en la Comisaría de Santa Rosa, en la jurisdicción de Guaraz.

Registro

Elpidio Guaraz es el jefe comunal de Santa Rosa desde hace varios mandatos y ésta no es la primera denuncia que registra en su contra. En diciembre último, un jefe de la Policía lo acusó de amenazarlo por no dejar pasar a apostadores de otras provincias. Tenían la idea de participar de una carrera cuadrera en Bañado de Ovanta. El policía denunciante comentó que recibió un llamado de Elpidio Guaraz diciéndole: “Cajetudo, dejalos pasar; no les pidás nada, ya vas a ver quién soy yo; yo soy el jefe del COE y dueño del pueblo, ya voy a ir por el puesto”.

Meses antes, en abril de 2020, había sumado otra denuncia más. La Fiscalía de Estado de la Provincia lo había denunciado penalmente por “intimidación pública”, a través de las redes sociales, durante la etapa más estricta de confinamiento por la pandemia de COVID-19.

En agosto de 2014, el concejal Orlando Páez (FV) lo había denunciado penalmente por la supuesta malversación de fondos y fraude contra el Estado, entre otras irregularidades, que está originada en un informe elevado por el Tribunal de Cuentas (TC) de la provincia a Fiscalía de Estado.

En octubre de 2013, una mujer de Bañado de Ovanta había denunciado a Guaraz por supuesta falsificación de firmas. Al año siguiente, realizó una ampliación de la denuncia, acusando al jefe comunal de perseguir a su familia y atemorizarla. La denuncia original daba cuenta de que por un decreto municipal, en donde supuestamente se decía que ella prestaba servicios en el hospital de la localidad, ella dejó de percibir la Asignación Universal por Hijo. La investigación previa determinó que la firma de ese documento habría sido falsificada y hasta el momento no se sabe si alguien cobró ese sueldo.

En septiembre de 2012, Guaraz había realizado cortes sobre la Ruta Nacional Nº 64. En el lugar instaló una carpa de grandes dimensiones en el marco de la Fiesta del Estudiante y Día de la Primavera. La denuncia penal se radicó en la Fiscalía Federal de Catamarca en los términos del artículo 194° del Código Penal, que prevé penas de entre tres meses y dos años a toda persona que entorpeciere el normal funcionamiento de los transportes.

El antecedente de la condena de Enrique Aybar

En agosto del año pasado, la Cámara Penal de Tercera Nominación halló culpable a Enrique Aybar, por entonces intendente de Puerta de Corral Quemado, Belén, por el delito de “abuso sexual simple agravado por ser responsable de la guarda”. Como consecuencia fue condenado a la pena de seis años de prisión. Mantuvo la libertad hasta diciembre, cuando la Corte de Justicia ordenó la inmediata detención. 

La denuncia se asentó en abril de 2013. Aybar había viajado hasta la Capital con una adolescente de 15 años y con su madre, supuestamente para gestionar una beca estudiantil. La chica no conocía la ciudad y mediante engaños la llevó a un motel. Ella sabía que nada bueno podía suceder e intentó resistirse pero él usó la violencia. También la amenazó para obligarla a callar pero ella se lo contó a su mamá y realizaron la denuncia.

Conocida esta denuncia de 2013, dos adolescentes denunciaron haber sido abusadas por Aybar cuando él ejercía su cargo como director de la escuela de la localidad de El Durazno. Pese a las denuncias en su contra, Aybar fue reelecto en dos oportunidades.

Otras Noticias