murió a los 64 por una complicación producto del covid-19

Unánimes muestras de dolor y respeto por el fallecimiento de Marita Colombo

La diputada provincial y presidenta de la UCR local fue despedida con afecto por toda la dirigencia política provincial. Estaba internada en el Hospital "Carlos Malbrán".
martes, 4 de mayo de 2021 · 01:08

Ayer falleció la diputada provincial y presidenta de la UCR catamarqueña Marita Colombo, luego de que su estado de salud se complicara producto del COVID-19.

Colombo, de 64 años, estaba internada en el hospital "Carlos Malbrán" y según se informó, murió producto de una trombosis derivada del coronavirus que padecía hace más de dos semanas. La legisladora no había llegado a vacunarse contra el virus.
La noticia de su fallecimiento fue un golpe duro para toda la dirigencia provincial, teniendo en cuenta que el sábado había mostrado una mejora en su estado de salud. De hecho, luego de la Asamblea Legislativa del 1 de Mayo, se conoció un audio de Whatsapp de la diputada que daba cuenta de su evolución favorable luego de pasar varios días en terapia intensiva.

Durante la jornada, dirigentes de todos los sectores políticos de la provincia y del país expresaron su dolor por su partida y recordaron a la dirigente por su amplia trayectoria política, destacando como una de sus cualidades su vocación constante de dialogo. Desde el gobernador Raúl Jalil, hasta la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, tuvieron palabras para Colombo. “Este viejo adversario despide a un amigo”, inició su homenaje el Gobernador en sus redes sociales, para luego agregar: "En este duro momento, tomo las palabras de Ricardo Balbín para decir adiós a la querida Marita Colombo. Nos conocimos de jóvenes y, aunque militamos en partidos distintos, siempre pudimos dialogar y encontrar puntos en común". 

"Fue una dirigente honesta y valiente, modelo para las siguientes generaciones. Estoy convencido de que su partida le quita mucho a la política local. Pero sé que Catamarca puede darse por satisfecha por haber contado con una de las mejores representantes de los últimos 40 años de historia política", añadió. 

Los restos de la diputada fueron sepultados en el cementerio parque Nuestra Señora Virgen del Valle, ubicado sobre en la ruta provincial n°1, en Fray Mamerto Esquiú, el departamento de donde era oriunda.
Teniendo en cuenta la situación sanitaria y los motivos de su fallecimiento, no fue posible realizar una ceremonia funeraria tradicional. Ante esta situación, la dirigencia radical consiguió la autorización del Ministerio de Salud para realizar una caravana para despedir los restos de la dirigente. 

Bajo estrictos protocolos, el cortejo fúnebre partió desde el Malbrán, pasó por frente de la Legislatura para luego dirigirse al Comité Provincia y al Comité Capital de la UCR. Posteriormente, se trasladó a Fray Mamerto Esquiú donde visitó la sede del Comité departamental para concluir su recorrido en el cementerio, donde los restos de la dirigente fueron depositados. 
Al lugar, se acercaron las principales autoridades provinciales encabezadas por el gobernador Raúl Jalil. Además de la ceremonia religiosa se realizó un breve acto como despedida a la diputada que se caracterizó por la emoción y congoja de los presentes. 

“Despedir a mi amiga”
En el último adiós, uno de los que tomó la palabra fue el senador nacional Oscar Castillo, quien además de destacar la trayectoria política de Colombo, también resaltó su rol de madre y de profesional de la Salud. "Jamás imaginé estar parado aquí, teniendo que despedir a mi amiga, mi correligionaria del alma, mi compañía en mil debates y batallas políticas. Y sin embargo entiendo que debo dar testimonio de lo que Marita ha sido".  "Nada destelló más en Marita como sus valores, porque vivió para construirlos y se desvivió por honrarlos”, añadió. 

Más adelante, destacó la “extensa lista de responsabilidades personales y políticas que asumió, muchas veces más allá de donde le alcanzaban las fuerzas” y agregó que "los cargos no hacen a los valores. Son los valores los que iluminan un cargo y Marita eligió un camino para poner en práctica esos valores”. 

"Radical hasta la muerte, desde aquellos días en que recitó el preámbulo en las calles de la república y que son las palabras que tal vez hubiese preferido para que las pronunciemos con orgullo en su despedida porque esas fueron sus banderas”, dijo para finalizar relatando el preámbulo de la Constitución nacional. 

Emotiva caravana de despedida

En cada punto por donde pasó la caravana que trasladaba sus restos, una gran cantidad de personas se acercó para darle el último adiós a la dirigente.
En la Legislatura, la despidieron legisladores provinciales y nacionales, como así también empleados de las Cámaras. En los comités, la dirigencia la recibió con carteles y le arrojaron flores al vehículo que la transportaba.
En Fray Mamerto Esquiú, vecinos y conocidos la esperaron para recordarla como una de sus principales representantes. 

Otras Noticias