Arraigados a la tierra y a los derechos

Anticipan la reglamentación de la Ley de Agricultura familiar

martes, 13 de abril de 2021 · 12:02

   Miguel Ángel Gómez, Secretario de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, expresó días atrás en una entrevista para Radio Nacional, el trabajo que viene desarrollando desde hace un año el organismo que dirige, para cumplir con el compromiso que el Estado tiene con el sector de la agricultura familiar, campesina, indígena y de la pesca artesanal de todo el territorio nacional.

Íntegros e integrales

La ley 27118 Régimen de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar formulada junto a las organizaciones del sector, comprende la integralidad en el abordaje de las políticas públicas con la finalidad prioritaria de incrementar la productividad, seguridad y soberanía alimentaria y de valorizar y proteger al sujeto esencial de un sistema productivo ligado a la radicación de la familia en el ámbito rural, sobre la base de la sostenibilidad medioambiental, social y económica. En base a esta ley, la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena (SAFCI), dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, se ha propuesto un Plan Estratégico con miras al 2024 que comprende cuatro ejes que nuclean las políticas públicas destinadas al sector. Estas son: Promover la inclusión y formalización del sector; fortalecer el desarrollo productivo; fortalecer el acceso a la tierra y el arraigo rural; y promover la formación, la innovación y tecnificación productiva. Durante el micro radial que el organismo nacional tiene Gómez explicó que “recibimos una Secretaría compleja, desmantelada, con un importante número de trabajadoras y trabajadores despedidos, como consecuencia de que la anterior gestión no tenía una mirada positiva sobre la agricultura familiar. Por tanto, una de las primeras medidas fue la de volver a tener presencia en el territorio, avanzando en el proceso de reincorporación de los técnicos y técnicas despedidos, para poder fortalecer la producción de la agricultura familiar, campesina e indígena (AFCI), su comercialización y el abastecimiento local”. Estos ejes se han traducido en diferentes líneas de financiamiento que abordan distintas demandas del sector.

 Tierra y Arraigo

El acceso y la titularidad de la tierra para la producción y arraigo de los AFCI es uno de los grandes problemas y condicionantes del sector. En este sentido Gómez aclaró que “esta ley plantea la creación de un banco de tierra, para lo cual estamos trabajando junto con el organismo que administra la tierra del estado nacional para que cuando salga dicha reglamentación se ponga en funcionamiento este banco y se facilite el acceso a la tierra para todos los productores y productoras que quieran producir y que hoy no lo pueden hacer”.

Producción Agroecológica y Abastecimiento Local

Asimismo, en relación al objetivo de fomentar el arraigo con una propuesta de viabilidad y sostenibilidad, que genere un abastecimiento local de productos agroecológicos, se está ejecutando el Programa PROTAAL (Programa de Trabajo, Arraigo y Abastecimiento Local) que tiene como objeto promover la creación de unidades asociativas de producción de la agricultura familiar. “La idea es que participen los y las productoras que tengan la experiencia, y aquellos que deseen iniciarse en el proceso productivo” explicó el secretario.

Programa de Asistencia Crítica

Por su parte, el PACyD  (Programa de Asistencia Crítica y Directa), tiene por objeto asistir a productores y productoras de manera individual y colectiva ante circunstancias de emergencia que afecten su actividad y que no se encuentren comprendidas en las atendidas por las declaraciones de emergencia agropecuaria municipales o provinciales.

Créditos para la AFCI

La formalización del sector es otra de las líneas que se suman a las estrategias para potenciar la producción y comercialización, y para lo cual se firmó recientemente un convenio con el Banco de la Nación Argentina. “Esta línea de crédito de $100.000 a 36 meses, cuenta con un fondo de garantía para abaratar la tasa de interés, siendo del 19% para las mujeres y del 21% para los hombres. Esta tasa es diferenciada porque tenemos que trabajar fuertemente en disminuir la brecha de género que existe en la ruralidad a través de todas las políticas que se desarrollan”.

Capitalización de las mujeres campesinas e indígenas

Desde esta perspectiva de género que reconoce la importancia del rol de la mujer en los procesos de producción y en los de reproducción del grupo familiar, éste Plan permite que sean las mujeres las destinatarias y poseedoras de las herramientas, insumos y maquinaria para la producción, habiendo presentado Catamarca 14 proyectos que tienen como protagonistas a 188 mujeres. “Esto deja expuesta la necesidad de capitalización de las mujeres” enfatizó el Secretario, y finalizó diciendo “Necesitamos tener presencia en el territorio, necesitamos de los equipos técnicos para que acompañen todo el proceso productivo, para que la agricultura familiar campesina, indígena y de la pesca artesanal pueda abastecer a nuestro pueblo de alimentos, vivir con dignidad en igualdad de oportunidades”.

Otras Noticias