miércoles 12 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
INICIARON EL 21 DE OCTUBRE Y HABRÁ UNA AUDIENCIA EL PRÓXIMO 19

Se reactiva la controversia minera en Antofagasta

La Comunidad originaria Atacameños del Altiplano pide que se suspenda el proceso de consultas públicas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
1 de noviembre de 2021 - 01:03 Por Redacción El Ancasti

Tras el inicio de las consultas públicas en torno al proyecto "Sal de Vida", que opera la australiana Galaxy, se reactivó la controversia en torno a la explotación litífera en Antofagasta de la Sierra. La Comunidad Atacameños del Altiplano asegura que son desconocidos por las autoridades y que el proceso es irregular, por lo que solicitaron que las consultas y la audiencia pública prevista para el próximo 19 de noviembre sean suspendidas. Por otra parte, la comunidad originaria había denunciado la muerte de truchas en el río Aguas Calientes y eso fue desmentido por una comitiva de distintas áreas del Gobierno.

La comunidad emitió un comunicado tras la consulta realizada el viernes pasado. "Luego de más de dos horas de exposición y una hora más de conversación que mantuvimos con la ministra de Minería, Fernanda Ávila, queremos expresar nuestra preocupación por la manera en que el Ministerio de Minería y la empresa Galaxy desconocen y ningunean a nuestra Comunidad Indígena", señalaron.

Según indicaron, el proyecto incluye cuatro mapas en los que "se desconoce y se niega nuestra presencia en el territorio". "No se han considerado nuestros puestos, nuestras haciendas ni lugares de pastoreos. No respetan el censo de nuestra Comunidad Indígena y deciden arbitrariamente qué zonas serán afectadas", reclamaron.

Por otra parte, señalaron que la empresa "confunde a la gente" respecto del uso del agua. "Primero afirmaron que solo tomarían agua subterránea y que eso no afectaría el agua superficial del río. Sin embargo, cuando les dijimos que, al componer toda una sola cuenca no se puede sacar agua subterránea sin afectar a todo el conjunto del río, ellos afirmaron que sacan a una distancia de 200 metros. Sabemos con certeza que eso es mentira y que sacan agua a 70 metros", reclamaron e insistieron en que "toda la exposición sobre el uso del agua fue confusa".

Por último, reclamaron que los vecinos de Antofagasta no pudieron contar con toda la información de manera transparente, clara y anticipada. "Las autoridades presentes reconocieron públicamente que recién el día 21 de octubre habían puesto a disposición en la Villa, un bibliorato de más de 9.000 folios. Es vergonzoso y una falta de respeto. Es imposible para cualquier vecino poder entender algo de toda esa información, y las mismas integrantes del Ministerio afirmaron no poder comprender todo ese expediente", reprocharon. 

Sobre la muerte de truchas

Una comitiva oficial integrada por representantes de la Dirección provincial de Biodiversidad y Áreas Naturales Protegidas del Ministerio de Agua, Energía y Medio Ambiente; personal técnico del Ministerio de Minería y representantes de la empresa minera Galaxy Lithium se constituyeron en el alcantarillado del río Aguas Calientes, en el Salar del Hombre Muerto, Antofagasta de la Sierra, para verificar lo denunciado por el cacique de la Comunidad Atacameños del Altiplano, Román Guitián, quien reclamó por la muerte de truchas en el río. En tal sentido, negaron la denuncia y consideraron que es una especie “invasora”, por lo que no recomiendan su resiembra.

Según indicaron en un acta que se firmó el 28 de octubre, la comunidad denunciante fue invitada a participar de la constatación, pero “ningún integrante de la misma se hizo presente”. La comunidad Atacameños del Altiplano había hecho reclamos por nota en el Ministerio de Minería y el de Agua, Energía y Medio Ambiente con fechas del 25 y 26 de octubre.

La comitiva recorrió el lugar en busca de ejemplares de trucha arcoíris afectados. Según el acta, no encontraron ningún individuo en malas condiciones “ni se constató a simple vista daño alguno”. “Por el contrario, se avistó aguas abajo del alcantarillado, en el margen izquierdo del cuerpo de agua, un cardumen constituido por un gran número de truchas (aproximadamente 50 individuos) que se visualizaban activas, aprovechando las horas de sol para alimentarse, como es habitual en esta especie exótica introducida y potencialmente invasora de nuestros ríos y arroyos”.

Para los profesionales, esta especie, que según comentó Guitían fue sembrada por la comunidad hace 100 años, “causa perjuicios a las especies ictícolas nativas, así como también a la fauna macrobentónica de la cual se alimenta, llegando a provocar extinciones locales de especies endémicas, desplazándolas de su hábitat”. “Su resiembra no es recomendable”, expresaron.n

Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar