sábado 22 de junio de 2024
Durante septiembre

Provincias del norte recibieron $109.228 millones por transferencias automáticas

Por Redacción El Ancasti

Durante el mes de septiembre 2021, las transferencias automáticas de recursos de origen nacional (coparticipación, leyes especiales y compensación del Consenso Fiscal) a las provincias y CABA volvieron a mostrar resultados positivos, y registraron así su décimo cuarto crecimiento real consecutivo.

En total, se distribuyeron a las 24 jurisdicciones del país un total de $318.670,1 millones, registrando una suba medida a pesos corrientes del 62,1% contra igual mes del año anterior; a su vez, medido en moneda constante, el alza fue del 7,2%.

La industria pyme está 7% por encima de los niveles de 2019
  • El poder del Norte Grande
  • Un dato relevante al respecto es que septiembre cortó con tres meses de desaceleración de crecimiento real de los recursos, y volvió a superar los siete puntos, algo que no se veía desde mayo.

    Desagregando las transferencias por componentes, los envíos por coparticipación federal de impuestos alcanzaron los $284.116,5 millones (89,2% del total de las transferencias) distribuidos a las jurisdicciones, mostrando una expansión en términos reales de 11,9%: una suba de importante magnitud, más aun considerando como venía desacelerando los meses previos.

    En este escenario, el IVA volvió a empujar los envíos de coparticipación, registrando un incremento real interanual del 17,5% (+$112.546,3 millones a/a), al tiempo que el impuesto a las Ganancias también se movió en terreno positivo, mostrando una expansión real del 12,5% (+$83.168,7 millones a/a).

    Por su parte, el concepto correspondiente a “otros tributos coparticipados” tuvo un incremento real del 27,7% (+741,5 millones), al tiempo que lo relativo a “Impuestos Internos” tuvo una merma en moneda constante del 10%, pero aportó más de 22 mil millones a la distribución.

    Entre los drivers que componen las leyes y regímenes especiales, el Impuesto a los Bienes Personales volvió a tener caídas por tercer mes consecutivo. Por este tributo, se distribuyeron $10.953,3 millones y el descenso en moneda constante fue del 47% interanual; a su vez, el impuesto a los Combustibles Líquidos volvió a tener un buen desempeño, expandiéndose en moneda constante un 12,3%; y el IVA de Seguridad Social, de menor volumen absoluto, también creció un 17,5% real.

    Por su parte, el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes volvió a tener caídas: -3,5% real interanual.

    Por último, los recursos por Régimen de Energía Eléctrica crecieron 15,5% real; y los del Impuesto sobre Activos para Fondo Educativo muestra una caída del 16,4% real, pero son en ambos casos valores sumamente marginales.

    Evolución de las transferencias automáticas

    Durante los años 2018 y 2019, las transferencias a las provincias y CABA sufrieron, en mayor medida, caídas reales a partir de la baja de la recaudación y el alza inflacionaria, que golpeó durante la mayor cantidad de meses de ese período a las cajas provinciales.

    En ese marco, noviembre de 2019 fue el último mes donde se había observado cierta recuperación de los envíos; que fue algo aislada debido a que venía con caídas en ocho de los diez meses previos. A partir de ese momento, el último mes de 2019 y el inicio del 2020, con pandemia de por medio, las transferencias se movieron en terreno negativo.

    Enero de 2020 marcó una caída real del 9,3%; en febrero de ese año fue algo más liviana (-4,1%), pero la irrupción de la crisis del COVID19 tiraron los envíos hacia abajo en los meses siguientes: marzo -11,4%, abril -17,9% y en mayo se tocó un piso, con una merma del 25,6%, todos en términos reales.

    En junio de ese año se recortó la baja (-11,6%), y volvió a acelerarse en julio (-13,7%). Pero ese fue el fin de la caída. Agosto 2020, con una suba del 2,2% real, dio inicio a un período de subas reales que ya lleva catorce meses, cuyo pico fue en abril de este año (+37,7% - influenciado por la baja base comparativa).

    A partir de mayo, las subas reales de las transferencias fueron desacelerándose, llegando a un piso del 4,6% en agosto 2021, en un proceso donde hubo dos factores que influenciaron en estos resultado: por un lado, la base comparativa disparó los crecimientos en el bimestre marzo-abril; pero por el otro lado, hay cuestiones de naturaleza impositiva que alteraron la recaudación, como ser la postergación y prórroga de los vencimientos del Impuesto a la Ganancia y de Bienes Personales, y la situación del Monotributo.

    Sin embargo, septiembre rompió esta tendencia y volvió a acelerarse el nivel de crecimiento de los envíos a las jurisdicciones subnacionales.

    No debe dejar de mencionarse el impacto del cambio de esquema de reparto para la CABA, que influye negativamente en el consolidado de las transferencias: incluyendo a ese distrito en el consolidado nacional, las variaciones reales son menores por la caída de la CABA; pero crecen al excluirla. Igualmente, esto no altera el proceso mencionado previamente.

    En esa misma línea, tomando los datos de septiembre, el consolidado de las 24 jurisdicciones, como se dijo, mostró un alza del 7,2% real interanual; pero, si se excluye a la CABA, el incremento real del reparto a las provincias crece al 8,7%. Idéntica situaciones se observan en los meses previos.

    Comportamiento de los envíos por jurisdicciones

    En septiembre, nuevamente, todas las provincias mostraron incrementos reales. Tal y como afirmamos en cada informe de este tema, las variaciones reales son calculadas en función de los IPC regionales (correspondientes a la ubicación geográfica de cada provincia) y, por ende, las diferentes magnitudes del alza de precios por región generan que los impactos de las subas de las transferencias no sean heterogéneos en todo el país.

    En ese marco, en septiembre nuevamente las provincias de la Patagonia muestran mayores alzas reales por menor impacto de la suba del IPC: en una punta del ranking, Tierra del Fuego y Río Negro encabezan la suba (+9,1% y +9,0% real), seguida de Neuquén y Santa Cruz, al tiempo que La Rioja se posicionó quinta.

    En el otro extremo, Chaco, Corrientes y Misiones son las únicas que quedaron por debajo del 8%.

    Por su parte, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires registró nuevamente caídas reales a partir de la modificación del esquema de reparto, producido a finales del 2020. De esa forma, la caída real de septiembre de la CABA fue del 34,1% interanual.

    Participación de las jurisdicciones en el total distribuido

    En línea con lo anteriormente detallado, por los cambios producidos en el esquema de reparto de la CABA, como también por el cumplimiento de fallos judiciales a las provincias de Córdoba y Santa Fe, hubo ciertas modificaciones en la participación porcentual de cada jurisdicción sobre el total distribuido. En el caso del distrito porteño, pasó de participar del 3,5 % del total distribuido en septiembre 2020, al 2,1% en mismo mes de 2021.

    Por el contrario, la provincia de Buenos Aires incrementó levemente su participación en el total (del 22,6% al 22,7%). También incrementaron su participación Córdoba (del 8,2% al 8,4%) y Santa Fe (8,5% al 8,6%), entre otras.

    Acumulado enero - septiembre 2021

    Finalmente, el acumulado del período enero a septiembre de 2021 muestra que las transferencias automáticas alcanzan los $2.504.704,7 millones, creciendo en términos nominales un 62,0%, y un 10,1% a nivel real. Si se excluye a la CABA, la expansión real crece al 13,3% para el conjunto de las provincias.

    Los primeros puestos de mayor suba real nuevamente corresponden a las provincias patagónicas, crecieron por encima del 15% real; mientras que en el fondo de la tabla se ubican las provincias de Cuyo y NEA, que crecen por debajo del 12% real.

    Fuente: regionnortegrande.com.ar

    Seguí leyendo

    Te Puede Interesar